Archivo

Posts Tagged ‘Planos’

EL ARCHIVO DE NAVARRA COMPLETA SU CARTOGRAFÍA HISTÓRICA ON LINE

Cartografía AGN Salón del Trono del Palacio de Navarra2

Salón del Trono del Palacio de Navarra. Lado norte, techo y entarimando.

El Archivo Real y General de Navarra ha publicado en el buscador web “Archivo Abierto” del portal institucional del Gobierno de Navarra (www.archivoabierto.navarra.es) nuevos ejemplares de su colección de cartografía histórica de Navarra. En concreto, a lo largo de este último año se han incorporado 30 nuevos ejemplares, de manera que la colección pasa a estar integrada por un total de 740 documentos figurativos.

La colección de cartografía histórica del Archivo de Navarra es una de las más importantes en su género y está formada por documentos manuscritos e impresos datados entre los siglos XVI y XX. En concreto, los ejemplares ahora incorporados proceden de antiguos expedientes y escrituras entre cuyas hojas se escondían ocultos y en cuya identificación ha sido imprescindible la colaboración de los investigadores del Archivo. Estos documentos, gracias a su originalidad y carácter único, constituyen un testimonio excepcional para el estudio de múltiples aspectos de la historia de Navarra y en particular de la historia local, dado que permiten conocer con sumo detalle la plasmación gráfica de inmuebles, fincas o caminos en muchos casos hoy desaparecidos.

Artillería, transporte y obras

Del conjunto ahora incorporado destacan varios diseños procedentes del fondo Regimiento de Artillería de Pamplona, datados en los siglos XVIII y XIX, durante el último período de actividad de la Real Fábrica de Municiones de Orbaizeta: se trata de dibujos y grabados de artillería, cañones y cureñas, así como planos de la propias instalaciones de la Fábrica de Armas.

Otra parte importante de los nuevos ejemplares procede del fondo Diputación Foral y Provincial de Navarra, donde estaban asociados generalmente a expedientes de obras. Uno de estos casos es el proyecto de tranvía para el servicio de estaciones y mercados de la ciudad de Pamplona, datado en 1884, del que se han conservado los planos del trazado de la vía, los perfiles del recorrido y detalles de la vía y vagones. Se trataba de un tranvía de tracción animal, aunque el proyecto luego fue modificado para incorporar primero el vapor y luego la electricidad, aunque finalmente no se llevó a cabo.

Otros documentos procedentes del mismo fondo son los diseños del Salón del Trono del Palacio de Navarra, realizados en 1861 por los hermanos Aniceto y Casildo Lagarde, bajo diseño del arquitecto Maximiano Hijón, y que reflejan con absoluta minuciosidad los detalles de las paredes, techo y entarimado del salón de actos públicos del edificio más emblemático de Navarra.

Colección abierta y accesible

Todos los ejemplares que integran la colección de documentos figurativos del Archivo Real y General de Navarra han sido descritos, restaurados y digitalizados para ponerlos a disposición de todos los interesados. Su publicación en el buscador web Archivo Abierto www.archivoabierto.navarra.es permite la consulta directa de las descripciones así como la visualización de todas las imágenes, con el objetivo de acercar los fondos documentales del Archivo a los ciudadanos.

Anuncios

PUBLICADA EN INTERNET LA CARTOGRAFÍA HISTÓRICA DE NAVARRA

Plano de Urzainqui, 1779

Plano de Urzainqui, 1779

El Archivo Real y General de Navarra ha publicado en el buscador web “Archivo Abierto” del portal institucional del Gobierno de Navarra, su valiosa colección de Cartografía e Iconografía, formada por más de 700 documentos de carácter figurativo.

Se trata de una colección única en Navarra, formada en el Archivo Real y General de Navarra a lo largo de los últimos cincuenta años, que atesora ejemplares centenarios de carácter cartográfico e iconográfico. Uno de los grandes valores de esta colección reside en que la mayor parte de los documentos son piezas únicas manuscritas, procedentes de antiguos expedientes y escrituras de los fondos documentales custodiados en el Archivo. Su cronología abarca cuatro siglos, desde el siglo XVI hasta el siglo XX. Se da la circunstancia de que los ejemplares más antiguos proceden del Fondo Juan Rena, como ocurre con un excepcional plano de la ciudad de Túnez trazado en 1535 y que se utilizó durante la planificación del asedio de la armada imperial de Carlos V contra el turco Barbarroja durante la Jornada de Túnez.

Una ventana a la historia local

La mayor parte de los ejemplares son planos que representan montes, bosques, fincas, términos o caminos, palacios y casas, todos ellos relativos a diversas localidades de Navarra. Estos planos los levantaron peritos nombrados por los Tribunales Reales para incorporarlos a causas civiles por cuestiones de propiedad, aprovechamientos, disfrutes y derechos, y que gracias a eso se han conservado unidos al correspondiente proceso judicial. Los planos poseen distinto grado de detalle y calidad, desde los croquis más sencillos realizados a una tinta hasta los dibujos coloreados con la mayor precisión. También existen abundantes trazas de iglesias y de retablos, e incluso diseños de importantes obras públicas como puentes, molinos, obras hidráulicas, fábricas, que se han conservado formando parte de escrituras notariales. Estas piezas aportan una información de gran valor para la historia de numerosas localidades de Navarra, dado que permiten conocer con sumo detalle la plasmación gráfica de inmuebles, fincas o caminos en muchos casos hoy desaparecidos.

Cartografía histórica

La colección también contiene numerosos grabados y litografías de carácter cartográfico que representan de manera general el reino de Navarra en toda su extensión, con sus fronteras durante los siglos XVII, XVIII, XIX y XX. Son ejemplares adquiridos por el Archivo y que en su momento formaron parte de los grandes atlas realizados en Europa durante los siglos modernos, como los confeccionados por Hondius, d’Abbeville, Janssonius, Blaeu, Witt o Cantelli, y que permiten reconocer el notable avance de la ciencia cartográfica en esos siglos. Existen mapas de Navarra con una cronología más moderna que reflejan el desarrollo de la cartografía española, desde los trabajos de Horta o López a los de los cartógrafos Coello o Chías.

Vistas y retratos

Dentro de la colección del Archivo de Navarra también destacan algunas vistas históricas realizadas por prestigiosos pintores como Villa-Amil, Locker, Bacler d’Albe, Le Jeune, de gran valor artístico y documental, que permiten conocer, por ejemplo, el estado de las fortificaciones de Pamplona o del palacio de Olite en un momento determinado de su historia. En este sentido resulta muy abundante la información gráfica que aporta el siglo XIX en cuanto a los monumentos de Navarra y determinados hechos históricos como el Carlismo. De las guerras carlistas existen numerosos testimonios, como un dibujo que reproduce un panorama de la Tercera Guerra Carlista, vistas de Pamplona o de Estella y un elevado número de retratos de generales y personalidades carlistas y liberales procedentes de la “Galería Militar Contemporánea” publicada en 1846. Sobre el Carlismo resultan de gran interés las hojas cartográficas que recogen con sumo detalle diversas acciones y operaciones militares del frente del Norte durante la Tercera Guerra Carlista, que forman parte del Atlas topográfico de la narración militar de la Guerra Carlista de 1869 a 1876 publicado por el Depósito de la Guerra.

Colección abierta y accesible

Todos estos documentos que ahora ven la luz han sido debidamente descritos, restaurados y digitalizados para ponerlos a disposición de todos los interesados. Al tratarse de una colección abierta a la incorporación de nuevos materiales, está previsto actualizar el contenido de la web con una periodicidad anual, conforme se identifiquen nuevos documentos de esas características. Su publicación en la web Archivo Abierto permite la consulta directa de todas las imágenes, lo que supone dar un paso más en el objetivo que se ha marcado el Archivo Real y General de Navarra de acercar sus fondos documentales a los ciudadanos.

Entregados diversos pergaminos y planos tras ser restaurados en el Archivo Real y General de Navarra

30 diciembre 2009 Deja un comentario

El consejero de Cultura, Juan Ramón Corpas Mauleón, ha hecho entrega de diversos documentos históricos que han sido restaurados en el Archivo Real y General de Navarra a sus propietarios: los ayuntamientos de Estella, Artajona, Villava y Leitza, la Catedral de Pamplona y la Colegiata de Roncesvalles.

Los documentos –pergaminos y planos-, tras ser sometidos a un proceso de recuperación que garantiza su conservación, han sido recogidos por la directora del Museo Gustavo de Maeztu de Estella, Camino Paredes; el alcalde de Artajona, Pedro Ejea; el alcalde de Villava, Peio Gurbindo; el alcalde de Leitza, Javier Zabalo; el archivero bibliotecario de la Catedral, Julio Gorricho, y el subprior de la Colegiata, Javier Navarro.

El coste de los procesos de restauración y conservación de los documentos acogidos a esta campaña, financiada por el Gobierno de Navarra, ha sido de 37.000 euros. Además de la restauración en sí, que ha detallado Raquel Pérez, de la empresa Barbachano y Beny, responsable del Taller de Restauración del Archivo Real y General de Navarra, se ha realizado un trabajo más extenso que incluye la catalogación de las piezas, siguiendo las normas internacionales de descripción, y la digitalización de todos los documentos a cargo de IECISA (Informática de El Corte Inglés) que, de esta forma, quedan incorporados a los fondos virtuales del Archivo Real y General de Navarra.
 
Entre los documentos restaurados de la Catedral de Pamplona –diez de su extensa colección de 2.000 pergaminos- destacan una carta partida de fuero y concordia entre Teobaldo I y los infanzones de Navarra, del año 1237, sobre la forma de probar la hidalguía, que lleva pendientes 6 sellos céreos; un convenio de 1281 entre el rey Felipe III de Francia y la iglesia de Pamplona sobre la jurisdicción temporal de la ciudad; el acuerdo de las cortes de Olite de 1329 acerca de la sucesión al trono de Navarra, que en uno de los documentos lleva 77 sellos pendientes y en el otro 82, y diplomas que atañen más directamente a la iglesia, como un privilegio de 1270 por el que Alfonso X de Castilla toma bajo su protección al cabildo catedralicio y todos los bienes que tenía en Guipúzcoa, la cesión del patronato de varias iglesias al rey en 1331, o la exención de derechos del sello concedida por Carlos II en 1384 y la de alojamientos por Carlos III en 1388.
 
La Real Colegiata de Roncesvalles presentó para su restauración 23 planos, entre los que cabe destacar uno fechado en 1817 del batán de Villava que ha servido para la reciente rehabilitación del edificio, del que también hay otro de 1790 que incluye la maquinaria de un molino nuevo para moler palo de regaliz. Asimismo, han sido restaurados otros planos de hacia 1600 con los montes y límites de la zona fronteriza con Francia; de la presa y salto de almadías de Artajo (de 1790); de las anteparas de la ferrería de Articutza (1791); de una venta en término de Gorosgaray (1791); y de las bodegas, lagar y graneros para almacenar los diezmos que la colegiata percibía en Artajona (hacia 1800).

Junto a éstos, abundan los planos referentes a la iglesia y colegiata: distintos altares y retablos, dos diseños de órganos neoclásicos de 1801, el encajonado para la sacristía capitular de 1802 y planos y trazas de otras iglesias que dependían de Roncesvalles, como la de Valcarlos y la de la encomienda de El Villar.

Del Ayuntamiento de Artajona se han restaurado 4 pergaminos, 4 planos y 4 documentos en papel, entre los que cabe destacar por curioso, un documento de mediados del siglo XIX que representa la maquinaria del reloj de la torre con su esfera y el reloj de sol y las condiciones para su instalación.

El Ayuntamiento de Estella presentó a la convocatoria un solo documento en pergamino, de gran interés histórico e institucional, además de espectacular, ya que se trata de un rollo de 4 metros que contiene el único ejemplar conocido de un proyecto de modificación del Fuero de Estella, de la época del rey Teobaldo I (1234-1253). Está formado por 13 piezas de pergamino, cosidas una con otra para formar una sola unidad documental.

El Ayuntamiento de Leitza presentó 3 documentos, entre los que cabría destacar el cuaderno en pergamino titulado ‘Libro de Armas de la Villa y Casa de Leiza’, suscrito por el rey de armas de la Villa y Corte de Madrid en 1722, que incluye el dibujo del escudo de la localidad iluminado con sus colores heráldicos.

Por último, el Ayuntamiento de Villava aportó 2 pergaminos: el original del Fuero otorgado a la villa por Sancho el Sabio en 1184, y la confirmación del mismo fuero por Teobaldo I en 1253, en un vídimus de 1323. También presentó un plano de 1799 que representa la villa y sus alrededores.

(Publicado en el apartado de Actualidad del portal del Gobierno de Navarra el 29 de diciembre de 2009: http://www.navarra.es/home_es/Actualidad/Sala+de+prensa/Noticias/2009/12/29/Entrega+documentos+restaurados.htm)