Donación del Archivo Musical de “Los Amigos del Arte”

El Archivo Real y General de Navarra ha recibido en donación el fondo musical “Los Amigos del Arte-Artearen Adiskideak”, que reúne gran parte de los documentos que testimonian la actividad de esta asociación desde su creación en 1918. El fondo está formado por 38 cajas de archivo que contienen partituras musicales, muchas de ellas originales, 35 fotografías positivas de gran formato, 7 láminas, 3 diplomas y un programa que se encontraban enmarcados en la sede, además de varios carteles. El fondo se incorporará a otros fondos de contenido similar que forman parte del programa Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra, y está siendo objeto de tratamiento técnico para ponerlo a disposición de los investigadores.

Los Amigos del Arte

La asociación musical “Los Amigos del Arte” se fundó en Pamplona el 1 de junio de 1918 por un grupo de músicos, entre los que se encontraban los hermanos Paulino y Santiago Otamendi, con la finalidad de promocionar la música. Realizaban conciertos de música clásica en distintos espacios, como el Teatro Gayarre o el Teatro Olimpia, y atendían igualmente otros aspectos como la celebración de bailes y de festivales de música popular. Desde entonces, la asociación ha estado presente en los principales acontecimientos de la vida popular y cultural de Pamplona a través de rondallas y pasacalles, en festivales y en actos culturales como los Sanfermines o la Sampedrada. En sus años de mayor esplendor llegó a contar con 80 músicos. Realizaban concursos de jotas, canción vasca y canción moderna.

En 1983 Koldo Pastor creó y dirigió la Orquesta de Cámara Paulino Otamendi, lo que supuso la transformación de la rondalla en orquesta de cámara, dedicada a la promoción y divulgación de la música de plectro. La orquesta de la asociación ha tenido como directores a Paulino Otamendi, Alfredo Lumbreras o Saturnino Sorbet, entre otros. Desde 1998 organiza en Pamplona el “Festival de Música de Plectro” un acto ya consolidado en la ciudad y con participación de grupos a nivel nacional. En la actualidad, la Orquesta de Cámara Paulino Otamendi está compuesta por veinte instrumentistas: cuerda pulsada, viento madera, teclado y percusión, y ofrece un programa con amplio repertorio desde el Renacimiento a la actualidad.

El fondo documental está siendo objeto de organización por parte del equipo técnico con objeto de facilitar su consulta en las mismas condiciones que reciben el resto de documentos custodiados en el Archivo Real y General de Navarra.

FOT_AMIGOS_ARTE_04

 

Donación del Fondo de la Compositora Teresa Catalán

El Archivo Real y General de Navarra ha recibido en donación, para su integración en el Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra, el legado personal de Teresa Catalán Sánchez, una de las principales compositoras españolas que tiene en su haber, entre otros reconocimientos, la Encomienda de la Orden del Mérito Civil, concedida por el Ministerio de Asuntos Exteriores en 2011, y el Premio Nacional de la Música, otorgado en 2017 por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

En el acto de presentación, que tuvo lugar el pasado viernes, 4 de enero, en las dependencias del archivo, la consejera de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera estuvo acompañada por la propia Teresa Catalán y el director del Servicio de Archivos y Patrimonio Documental, Joaquim Llansó. Ana Herrera destacó el papel de Teresa Catalán, miembro del Consejo Navarro de Cultura, en la creación del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra, quien ha participado de forma activa en su difusión y posterior captación de donaciones de otros profesionales de la música y del teatro.

Acto de la firma del convenio

Posteriormente, tuvo lugar la firma del acuerdo, que contempla la cesión por parte de la donante, con carácter no exclusivo, de los derechos de reproducción y de comunicación pública para que se puedan poner a disposición del público a través de actividades de mediación cultural (exposiciones) y pedagógicas, limitándose en el resto de situaciones a los solos fines de estudio, investigación o docencia. Para cualquier otro tipo de comunicación pública, exhibición, reproducción o cesión de la obra, o su utilización en cualquier otra forma, el Archivo deberá recabar la autorización expresa y por escrito de la donante o sus representantes o herederos.

Por su parte, el Archivo de Navarra se compromete a garantizar la consulta y reproducción de los documentos donados conforme a los términos que establece la Ley de Propiedad Intelectual; respetar los derechos morales del autor, de manera que en todos los usos públicos de los bienes donados, éstos figuren como pertenecientes al “Fondo Teresa Catalán” y se haga constar la autoría correspondiente; proceder al tratamiento archivístico del fondo documental y ponerlo a disposición de la ciudadanía; y a digitalizar la documentación con objeto de generar copias de alta calidad.

El Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra está formado por la suma de fondos documentales de los ámbitos de la música, de la danza y del teatro conservados en el Archivo Real y General de Navarra, donde son objeto de tratamiento archivístico para su posterior difusión y puesta en valor. Se nutre fundamentalmente de donaciones hechas por personalidades destacadas en cada uno de dichos ámbitos, al objeto de contribuir mediante la suma de todas esas contribuciones, al conocimiento a largo plazo de la historia de la música y de las artes escénicas de Navarra, y su reconocimiento por parte de quienes se acerquen al Archivo para su estudio y posterior difusión científica.

Contenido de la donación

La donación de Teresa Catalán se realiza en dos fases: una primera, realizada con motivo de la apertura del fondo documental en el Archivo de Navarra, ha consistido en una muestra significativa de la documentación producida por la donante; y una segunda fase que se completará cuando cese la actividad creadora de la compositora, pudiéndose incluir donaciones intermedias.

La documentación entregada ahora por Teresa Catalán incluye piezas documentales, tales como: correspondencia profesional hasta 1994; notas de prensa desde 1981; una memoria de oposiciones a Profesor Especial (Cátedra) en la especialidad de Composición; un documento original de la lección que impartió D. Alberto Bolet (director de orquesta violinista cubano-estadounidense) en los festivales de Navarra, 1983; partituras varias, una para orquesta correspondiente al Poema Sinfónico “Amaya” de Juan Berruezo de Mateo, músico militar y director de La Pamplonesa hacia 1920, otra antigua que contiene sonatinas manuscritas y una última de la primera voz de la Misa de García; documentación (en papel) sobre los cursos y festivales de Veruela dirigidos por la donante, con información complementaria en soporte informático; y un libro escrito a máquina, con fecha 15 de marzo de 1938, titulado “Melodía, frase y formas musicales”, en cuya portada figuran unas siglas que corresponden al músico Hilarión Martín-Caro Bautista.

Asimismo, contiene: un paquete de papel antiguo en el que figura escrito: “Tonterías que dije en el Ateneo Navarro”. En el interior, un programa de la Festividad de Santa Cecilia, de un concierto celebrado por la Banda de Música de Pamplona, con la cooperación del Orfeón Pamplonés y la Orquesta de Cámara, que se celebró en el Teatro Gayarre el 24 de noviembre de 1945. En este concierto, aparece programado el poema sinfónico Amaya, de Juan Berruezo de Mateo, antiguo pariente de Teresa Catalán, uno de los primeros directores de “La Pamplonesa” en los años 1920 y muy reconocido como músico, pero interpretado por la Banda de Música de Pamplona.

En el legado de Teresa Catalán, se incluye la partitura para orquesta sinfónica de ese poema sinfónico que firma el mismo autor. La orquesta la dirige Luis Morondo, y el Orfeón Remigio Múgica.

La donación se completa con documentación original oficial del permiso que solicita Juan Berruezo para impartir una conferencia en el Ateneo Navarro, con fecha 18 de marzo de 1935, y la respuesta oficial en la que se concede ese permiso; recortes de prensa en los que se anuncia y critica dicha conferencia; y el texto completo de la conferencia que dictó Juan Berruezo.

Biografía de la donante

Teresa Catalán Sánchez realizó estudios musicales en el Conservatorio “Pablo Sarasate” de Pamplona, donde se formó con maestros como Fernando Remacha, Luis Morondo, Juan Eraso, Luis Taberna y Pilar Bayona, y se tituló en Piano y Composición. Fue alumna en los cursos estables de Sociología y Estética impartidos por Ramón Barce y en los de Técnicas de Composición Contemporánea de Agustín González Acilu entre 1983 y 1986. En su etapa de formación asistió además a cursos de perfeccionamiento en la Accademia Musicale Chigiana de Siena (Italia) con el compositor Franco Donatoni y ha recibido lecciones magistrales de Luigi Nono, Samuel Adler, Yihzak Sadai, George Benjamin, Luca Lombardi, Leo Brower y Guy Reibel entre otros.

Cabe destacar que en el mismo período fue cofundadora, en 1985, del Grupo de Compositores de Pamplona-Iruñeako Taldea Musikagileak.

En 1990, obtuvo por oposición la cátedra de Composición, Instrumentación y Formas Musicales, cargo que ha venido ejerciendo hasta su reciente jubilación en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Tanto en su época como docente como en el momento actual, dirige trabajos doctorales en colaboración con distintas universidades, e imparte con regularidad cursos y conferencias en diferentes instituciones y entidades. También colabora habitualmente como jurado en premios y concursos nacionales e internacionales de composición e interpretación.

Catalán realizó un Máster en Estética y Creación musical en 2000 y es doctora en Filosofía del Arte por la Universidad de Valencia desde 2005. Es autora de varios libros, artículos y ponencias.

Ha publicado algunas de sus composiciones en España y Alemania, que forman parte del programa de estudios en diferentes conservatorios. Ha sido miembro del Consejo Estatal de las Artes Escénicas y de la Música, y del Consejo Artístico de la Música. También ha formado parte del Consejo Navarro de Cultura en dos legislaturas y es miembro electo de número de Jakiunde, la Academia de las Ciencias, las Artes y las Letras del País Vasco, Navarra y Aquitania.

Como compositora, su obra se enmarca dentro de la música post-tonal, y la mayor parte de sus composiciones son instrumentales, tanto obras para piano como obras de cámara, teniendo también obras orquestales y corales. Ha recibido encargos de numerosos intérpretes y distintas instituciones nacionales e internacionales, entre otros: Radio Magyar de Budapest, Foro Europeo de la Música de Frankfurt, Fundación Don Juan de Borbón de Segovia, Festival Internacional de Santander, Festival de Música Española en Cádiz, Festival Chopin de Valldemossa y Orquesta Sinfónica de Euskadi.

Su obra ha sido programada en Festivales de distintos países en Europa y América; entre ellos, Italia, Alemania, Francia, Rusia, Estados Unidos, Rumanía, Argentina, Hungría y Cuba.

(Noticia del apartado de actualidad del portal web del Gobierno de Navarra)

Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra (AMAEN)

La consejera de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera, ha presentado esta mañana las líneas de actuación del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra. El archivo nace con el objetivo de albergar fondos de personalidades e instituciones de la Comunidad Foral de los ámbitos de la música, la danza y el teatro, con el fin de asegurar su conservación, difundirlos adecuadamente y aumentar su valor como patrimonio documental de toda la ciudadanía. Estos fondos serán reunidos en el Archivo Real y General de Navarra, dada su singular responsabilidad en la conservación, tratamiento técnico y difusión de los fondos que integran el patrimonio documental de la Comunidad.

Con la puesta en marcha del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra se pretende dar impulso a este acervo cuya conservación se halla, en algunos casos, en situación de urgencia. Igualmente, se proponen iniciativas para el desarrollo de actividades de difusión y puesta en valor de este singular legado documental.

Para su diseño y definición, la Dirección General de Cultura ha contrastado la experiencia de una docena de instituciones líderes en conservación, tratamiento, difusión y puesta en valor de ese patrimonio, tanto estatales como internacionales. En esta línea, se han mantenido también reuniones de trabajo con una treintena de instituciones y personalidades navarras representativas de los ámbitos de la música, la danza y el teatro. Asimismo, se ha trabajado intensamente con ERESBIL – Archivo Vasco de la Música y con la Biblioteca Nacional de España la singular metodología que requiere el tratamiento técnico y difusión de estos fondos.

Un proyecto integrador

El Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra habrá de nutrirse de aportaciones de fondos tanto personales como institucionales que conviertan el Archivo Real y General de Navarra en centro de referencia para la preservación y difusión adecuada de estos fondos, que se harán accesibles a toda la ciudadanía. El éxito de este archivo requiere de la participación ciudadana y, en mayor medida, de la de personalidades de la música, la danza y el teatro, y de sus descendientes y herederos.

Un patrimonio documental singular

La riqueza de características presentes en las diferentes manifestaciones artísticas en los ámbitos de la música, la danza y el teatro explica que el Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra tenga una formulación extensa. En consecuencia, el objetivo para 2017 se centra en sentar las bases para su proyección a medio y largo plazo, para lo cual se atenderá al establecimiento de sinergias con instituciones líderes, a la comunicación con personalidades e instituciones, a la identificación de fondos de interés para Navarra, a la creación de un inventario de recursos orientado a obtener datos para la investigación, a recibir fondos  e iniciar los trabajos de organización y valorización de los fondos documentales.

Igualmente es necesaria la adopción de una metodología técnica adecuada a estos fondos de naturaleza musical, de la danza y del teatro, cuyo uso pueda extenderse entre las entidades navarras que conserven a su vez fondos de ese carácter. Para ello se cuenta con la colaboración de ERESBIL–Archivo Vasco de la Música, centro de prestigio internacional dedicado a la difusión de la música vasca, y de la Biblioteca Nacional de España, primera institución del Estado en cuanto a la conservación, el tratamiento y la difusión de fondos de personalidades en los ámbitos de la música, la danza y el teatro.

Fondos iniciales

El Archivo de la Música y de las Artes Escénicas arranca con los fondos musicales de Jesús García Leoz, Emilio Arrieta y Manuel Turrillas Ezcurra, a los que acompañan partituras de Mariano García Zalba, Felipe Gorriti, Joaquín Maya y Pablo Sarasate, así como un centenar de hojas manuscritas y códices, todos ellos conservados en el Archivo Real y General de Navarra.

A estos fondos se añade la documentación de los Festivales de Navarra y, en fecha próxima, los fondos correspondientes a José Laínez y Concha Martínez, Jesús Zamarbide, Escuela de Danza de Navarra, Escuela Navarra de Teatro y Centro de Documentación e Investigación de las Artes Escénicas de la Escuela Navarra de Teatro.

Otros fondos patrimoniales del Gobierno de Navarra se encuentran actualmente en la Biblioteca de Navarra, junto a documentación ligada al depósito legal: los fondos musicales de Fernando Remacha y Tomás Asiáin y el fondo del teatro de Patxi Larráinzar.

El Departamento de Cultura, Deporte y Juventud destina en 2017 la cantidad de 50.000 euros para la puesta en marcha de este proyecto.

El papel del Archivo de Navarra

El Archivo Real y General de Navarra se constituye en el centro donde se reunirán los fondos documentales que pasen a integrar el Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra. La decisión de encomendar este proyecto al Archivo de Navarra tiene en cuenta su singular responsabilidad en cuanto a conservar, tratar técnicamente y difundir fondos integrantes del patrimonio documental de Navarra. Este equipamiento cultural de novecientos años de historia fue acondicionado para su uso como archivo en 2004 por el arquitecto navarro Rafael Moneo y dotado de las más modernas instalaciones para su uso como infraestructura de Archivo.

(Noticia del portal web del Gobierno de Navarra)

Conferencia de María Gembero-Ustárroz

Mañana miércoles, día 17 de mayo, a las 19:00 h., tendrá lugar en el Salón de Actos del Archivo Real y General de Navarra una conferencia que lleva por título “Música en Navarra: un recorrido a través de la Historia”. Será impartida por María Gembero-Ustárroz, autora de la obra titulada Navarra. Música, primera historia general de la música en Navarra, editada recientemente por la Dirección General de Cultura, que aborda el repertorio culto de tradición escrita, la música tradicional transmitida oralmente y las músicas populares urbanas, ofreciendo una visión panorámica de los diversos repertorios que han configurado el paisaje sonoro de Navarra en cada momento histórico.

Musicóloga y natural de Pamplona, María Gembero-Ustárroz es desde 2007 Científica Titular en Musicología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Institución Milá y Fontanals de Barcelona. Su investigación se centra en la música española (siglos XVI-XIX), las relaciones musicales entre España e Hispanoamérica durante la época virreinal, el patrimonio musical español y la historia musical de Navarra.

La conferencia incluye, además, audiciones comentadas de la obra del compositor tudelano José Castel (1737-1807), titulada “Trío nº1, Sib mayor, para dos violines y violonchelo”.

Para más información, adjuntamos el folleto informativo:

Conferencia María Gembero: Música en Navarra

Primera Historia General de la Música en Navarra

Ayer martes, día 6 de marzo, en el salón de actos del Archivo Real y General de Navarra, tuvo lugar la presentación de la obra, titulada Navarra. Música, de María Gembero-Ustárroz. Editada por la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana, se trata de la primera historia general de la música en Navarra, que aborda el repertorio culto de tradición escrita, la música tradicional transmitida oralmente y las músicas populares urbanas, ofreciendo una visión panorámica de los diversos repertorios que han configurado el paisaje sonoro de Navarra en cada momento histórico. La obra ha sido impresa en cartoné, con papel de calidad y fotografías a color.

Planteado desde la musicología histórica y la historia cultural, este trabajo presta especial atención a las prácticas musicales predominantes en cada periodo, a los principales músicos que las protagonizan y a los géneros, estilos y composiciones más destacadas. El libro muestra los fructíferos intercambios musicales entre Navarra y otros ámbitos geográfico-culturales y el considerable número de músicos y músicas navarras de todas las épocas con proyección nacional e internacional.

Este libro llena un vacío notable. Según explica la autora, en contraste con la sólida tradición historiográfica que existe en otros campos, no había todavía ninguna historia general de la música en Navarra; tampoco estudios musicales generales por periodos históricos, a excepción de la Historia de la música medieval en Navarra de Higinio Anglés, publicada en 1970; las investigaciones rigurosas sobre música y músicos navarros son todavía escasas y los inventarios y catálogos de fuentes musicales conservadas son excepcionales. Navarra tampoco cuenta con monografías que aborden su música tradicional en conjunto ni las actuales músicas populares urbanas, sus principales géneros y los músicos que las protagonizan.

Estructura de la obra

María Gembero–Ustarroz realiza en su introducción una primera aproximación al conjunto de la actividad musical en territorio navarro y a los principales movimientos de músicos desde Navarra hacia el exterior y viceversa. El estudio se distribuye en seis capítulos y un epílogo. Los cinco primeros capítulos presentan una visión de la música culta de tradición escrita. El primero, tras una breve alusión a la Prehistoria y la Antigüedad, se centra en la época medieval a la que pertenecen las primeras fuentes musicales conocidas. En el segundo capítulo se abordan los siglos XVI y XVII, en los que se organizaron y consolidaron las capillas de música de varias iglesias navarras y las importantes redes de organistas y organeros de la región que tuvieron continuidad posteriormente. A la música de los siglos XVIII y XIX se dedican los capítulos tercero y cuarto respectivamente. El quinto analiza la actividad musical relacionada con Navarra desde 1900 hasta nuestros días. Y el sexto y último capítulo se centra en la música tradicional y folclórica y presenta un breve apunte sobre algunas músicas populares urbanas a partir del siglo XX. Por último, y tras el epílogo, una selección de ediciones musicales de compositores navarros o relacionados con Navarra, bibliografía e índices onomástico y toponímico.

Los que ya hemos tenido el placer de consultar este libro, no podemos por menos que dar nuestra más sincera enhorabuena a la autora por su excelente trabajo y profesionalidad. ¡Gracias, María!

La obra va dirigida a un público amplio y no exclusivamente especializado en música, está editada en formato de 31 x 24 cm y consta de 366 páginas. Su precio son 24 € y se puede adquirir en el Fondo de Publicaciones del Gobierno de Navarra.

(Noticia del Portal web del Gobierno de Navarra)