El Archivo de Navarra Recibe Parte del Fondo Fotográfico de los Marqueses de da Real Defensa

Trainera en San Sebastián

El Archivo Real y General de Navarra ha recibido en depósito una parte del archivo fotográfico de los marqueses de la Real Defensa, formado por 2.114 placas de vidrio, entre las que destacan fotografías de Gipuzkoa o instantáneas de viajes al extranjero.

El archivo ha sido depositado por su propietario Joaquín Ignacio Mencos Doussinague, marqués de la Real Defensa y presidente de la Fundación Mencos, bajo la fórmula de cesión en depósito, gracias a un convenio suscrito con la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana para favorecer su difusión y conocimiento.

La documentación ha pasado a constituir un nuevo fondo documental dentro del programa Fototeca de Navarra, que ya cuenta con 19 fondos de fotógrafos y con otros 19 fondos familiares que contienen fotografías.

Procedencia de las fotografías

El archivo fotográfico donado es el resultado de la unión de varios fondos procedentes de distintos miembros de la familia Mencos que confluyen en el actual titular, Joaquín Ignacio Mencos.

Del mismo destaca, en primer lugar, el conjunto más antiguo de todos ellos, del fotógrafo aficionado José Brunet y Bermingham (San Sebastián, 1836-1891), que contiene numerosas fotografías de Guipúzcoa y de la ciudad de San Sebastián en el momento de esplendor de la Belle Epoque. El fondo se incorporó al archivo familiar por donación de Jaime Brunet.

En segundo lugar destaca la colección realizada por Tiburcio Mencos y Bernaldo de Quirós (Pamplona, 1891-1969), marqués de la Real Defensa, casado con Isabel Doussinague y Brunet (Tolosa, 1907 – Pamplona, 1974), nieta por parte materna del mencionado fotógrafo José Brunet. Tiburcio Mencos fue el promotor de la colección familiar gracias a la recopilación de distintos artefactos fotográficos realizada a lo largo de su vida.

En tercer lugar destaca el conjunto procedente del matrimonio Elio Elío y Magallón y Martina Doussinague Casares, marqueses de Vesolla, que fueron padrinos de Isabel Doussinague y Brunet. En este último caso el marqués de Vesolla, gran viajero, adquirió numerosas instantáneas de aquellos lugares que visitaba, como Egipto, Túnez, la ciudad de Jerusalén o distintos países europeos.

El archivo fotográfico de los Marqueses de la Real Defensa está compuesto por aproximadamente 15.000 ejemplares, siendo la mayoría de los mismos positivos en papel. Las fotografías en papel han sido objeto de estudio, digitalización y catalogación y han dado lugar a distintas publicaciones. Sin embargo, la fotografía en placa de vidrio no había podido catalogarse ni acondicionarse debidamente a causa de la problemática derivada de su propia morfología y fragilidad.

Tratamiento archivístico

Las fotografías que han sido objeto de depósito constituyen un conjunto paradigmático tanto por sus dimensiones como por su relevancia en el contexto de las familias nobiliarias de Navarra, teniendo en cuenta que el de la familia Mencos es considerado uno de los archivos fotográficos más importantes en su género. Los 2.114 ejemplares, en su mayor parte placas de vidrio, negativas y positivas, tienen distintas dimensiones y procedimientos que van desde el colodión húmedo hasta el gelatinobromuro. Las fotografías se conservaban en sus cajas originales y la parte más antigua, constituida por fotografías al colodión húmedo, se guardaba en un estuche de madera negra que protegía el contenido, junto a otros ejemplares que estaban instalados en archivadores metálicos.

En estos momentos, personal técnico del Archivo Real y General de Navarra se encuentra trabajando en el tratamiento archivístico de las imágenes. En primer lugar se está procediendo a la limpieza y restauración de cada uno de los ejemplares para su inmediata instalación en fundas de papel de conservación y en nuevas cajas de protección, paso necesario para garantizar su correcta preservación.

Posteriormente las fotografías se digitalizarán a alta resolución con objeto de incorporar las imágenes resultantes a la aplicación de gestión de fondos fotográficos del Archivo Real y General de Navarra. A través de dicho sistema podrán catalogarse, de manera que tanto las imágenes digitalizadas como las descripciones informáticas puedan ser objeto de consulta en un futuro por parte de todas las personas interesadas.

(Noticia de actualidad de Cultura Navarra)

Convenio de Colaboración entre el Archivo de la Administración y el IES Valle del Ebro (Tudela)

Acto de la firma

El Bachillerato I+ del IES Valle del Ebro es un programa educativo que abarca cualquiera de las modalidades de Bachillerato existentes en dicho centro añadiendo a cada una de ellas un nuevo ámbito de conocimientos con un enfoque teórico y práctico. Esta iniciativa va dirigida al alumnado que tiene interés en profundizar en los diferentes métodos de investigación y en el análisis de los problemas propios de cualquier investigación.

El objeto de este convenio es el de propiciar la cooperación y la colaboración entre las instituciones firmantes, así como el de promover el desarrollo de proyectos de investigación y facilitar la difusión de los resultados de los  mismos.

Con este fin ambas instituciones acuerdan facilitar las labores de investigación del alumnado matriculado en el Bachillerato I+ del IES Valle del Ebro, impulsar proyectos conjuntos de investigación e innovación educativa o promover la difusión y el conocimiento públicos de las actividades conjuntas que se desarrollen entre ambas entidades

Este convenio surge a partir del proyecto del Archivo de la Administración que lleva por título De mujeres y documentos. Paisajes en femenino, iniciado el pasado mes de marzo y que tiene por objeto la difusión de la documentación conservada en el Archivo como fuente de conocimiento del mundo femenino. Dicho proyecto coincide en parte con alguna de las propuestas de tema de investigación para los alumnos del Bachillerato I+ del IES Valle del Ebro. Estos temas que corresponden a distintas áreas de conocimiento, Humanidades, Ciencias de la Tierra y la Vida, Tecnologías e Ingenierías, Química o Ciencias Sociales y Jurídicas, pretenden formar al alumnado en técnicas de investigación, razonamiento y procesamiento de la información, que resulten de su interés y utilidad para la realización de estudios posteriores.

(Noticia del Portal web de Cultura Navarra)

Convenio de Colaboración con el Nuevo Casino Principal de Pamplona

Fotografía de Julio Altadill datada hacia 1891, procedente del Fondo de la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Navarra, conservado en el AGN-NEAN.

El Archivo Real y General de Navarra impulsará la difusión del patrimonio documental y bibliográfico del Nuevo Casino Principal de Pamplona, de acuerdo con un convenio de colaboración firmado entre la Dirección General de Cultura y la presidencia de la entidad. El Archivo de Navarra recibe de este modo un nuevo respaldo a su liderazgo como institución de referencia para la conservación, difusión y puesta en valor del patrimonio documental de Navarra.

El Nuevo Casino ha querido completar el acuerdo mediante la entrega al Archivo de Navarra de un ejemplar facsímil del Libro del Pianista, como ejemplo de la riqueza patrimonial que atesora su biblioteca histórica.

Contenido del convenio

El convenio contempla el acceso telemático al catálogo de la biblioteca histórica del Nuevo Casino por parte de las personas usuarias del Archivo de Navarra, así como la entrega de un ejemplar de cada publicación que realice sobre sus fondos documentales y bibliográficos, para su integración en la biblioteca especializada del Archivo. Además, en la medida que el estado de organización y descripción archivística de los fondos documentales conservados en el archivo histórico del Nuevo Casino lo permita, esta institución facilitará al Archivo de Navarra un inventario de los documentos que lo integran, cuya información se incluirá en el Censo de Archivos de Navarra.

El convenio abre además la colaboración a otras iniciativas de difusión del patrimonio documental, en especial conferencias, interpretaciones musicales y publicaciones.

Importancia de la biblioteca histórica

El Nuevo Casino abrió sus puertas en 1856 en la misma Plaza del Castillo, junto al Teatro Principal y el Palacio de Diputación, hasta pasar en 1887 a su sede actual. En él se cultivaron actividades con una firme impronta cultural, que fue referente en la Pamplona de la época para expresiones de pintura, música y literatura.

El interés de los socios por conocer los principales sucesos de la época explica que desde un inicio el Nuevo Casino se dotara de una importante colección de periódicos nacionales y extranjeros, de los que afluían veinte títulos diarios. Más tarde llegarían las revistas y coleccionables, seguidos de enciclopedias y diccionarios, todo ello de gran valor para la investigación sobre la época, además de joyas de la literatura española y universal, entre las que destaca una primera edición tipográfica de El Quijote. Los títulos de las revistas incluyen La Ilustración Española y Americana, La Ilustración Nacional, Gaceta Ilustrada, La España Moderna, Revue Des Deux Mondes, Mercure de France, Paris Match, Figaro Illustré, L’Illustration, Journal Universel, Le Genie Civil, La Esfera, The Studio, The Illustrated London News o L’Illustrazione Italiana.

La colección de la biblioteca está formada por aproximadamente cuatro mil ejemplares.

El Libro del Pianista

Desde la fundación del Casino la música sonaba a diario en el Salón de la Música con un protagonista: el piano.

El primer piano fue adquirido en Inglaterra por catorce mil reales de vellón a los siete años de la fundación. Se nombra entonces como primer pianista a Lucio García. A los dos años se convoca una oposición con una asignación económica de cinco mil reales al año y una renta de cuatro reales de vellón diarios a partir de su jubilación. Resultó nombrado Carmelo Calvo, quien se mantuvo en activo hasta 1882. El responsable del cuidado del piano era Joaquín Maya.

En 1906 se adquiere un nuevo piano en París, por consejo de Emilio Arrieta, por un importe de 5.500 pesetas: un Gran Erard, de gran cola con materiales nobles, caoba y palo santo, aún hoy en activo. Una nueva oposición otorga el puesto a Santos Laspiur, alumno de Gorriti, gran pianista y musicólogo, quien es asimismo uno de los protagonistas del Libro del Pianista.

El libro, pieza magnífica, cuyo facsímil ha sido donado al Archivo de Navarra, contiene el Reglamento del pianista, las actas de sesiones de la Junta Directiva, una sucesión de inventarios de las óperas y piezas de música recibidas por el pianista como responsable de su custodia en el archivo, bien para piano solo, armonio solo o piano y armonio y sus correspondientes recibos firmados por los diferentes pianistas. Un documento exento cierra el volumen: el anuncio de la vacante y el programa de ejercicios de fecha 15 de abril de 1890.

(Noticia de Actualidad del Portal Web del Gobierno de Navarra)

Convenio de Colaboración con el Orfeón Pamplonés

La Consejera de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera, y el Presidente del Orfeón Pamplonés, Daniel Sánchez, presentaron ayer, martes, 27 de noviembre, en dependencias del Archivo Real y General de Navarra, el convenio de colaboración suscrito por ambas instituciones para la conservación e integración del patrimonio documental del Orfeón, en régimen de depósito, en el Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra.

En el acto de presentación han participado también el director del Servicio de Archivos y Patrimonio documental, Joaquim Llansó, y el gerente del Orfeón, José Andrés Palacios.

La documentación que recibe en depósito el Archivo Real y General de Navarra consiste en documentos como la colección de partituras manuscritas e impresas constitutivas de su archivo musical, el archivo de prensa, compuesto por recortes de prensa, revistas especializadas, dossieres de prensa y la colección de la revista “La Voz”, publicada por el Orfeón y, además, el fondo documental histórico, que incluye los libros de actas de la Junta directiva y de las juntas generales comprendidas entre 1865 y 1999, los reglamentos (iniciados en 1893), las memorias artísticas (desde 1892) y la correspondencia (del intervalo comprendido entre 1891 y 1990), así como la documentación relativa a socios, viajes, contabilidad, premios musicales y libros de honor.

Asimismo, está integrada por los programas, que se inician en 1892, los carteles, desde 1893, una colección de fotografía con imágenes desde 1894, el fondo sonoro, el fondo audiovisual, las colecciones de libretos de ópera, videoteca, discoteca y biblioteca, y diferentes fondos privados que conserva el Orfeón (el fondo Fermín Urtasun, el fondo Ochoa de Olza y el fondo “Aranzadi”).

Contenido del convenio

La fórmula del depósito se ha alcanzado de mutuo acuerdo con la Junta directiva del Orfeón, por un plazo de 10 años, por tratarse de una institución dinámica, viva y con proyección de futuro, y por deseo expreso de los y las orfeonistas por que dicho patrimonio sea conocido y reconocido con carácter universal. Es, precisamente, en esta dimensión en la que la alianza con el Archivo Real y General de Navarra adquiere especial relevancia, al ser este centro la institución de referencia para la conservación, el tratamiento, la difusión y la puesta en valor del patrimonio documental de Navarra y, en especial, el de la música, desde la creación en junio de 2017 del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra.

El acceso a la documentación oficial del Orfeón (libros de actas y documentación contable), cuando contenga datos personales que puedan afectar a la seguridad de las personas, a su honor, a la intimidad de su vida privada y familiar y a su propia imagen, no podrá ser públicamente consultada sin que medie consentimiento expreso de los afectados o hasta que haya transcurrido un plazo de veinticinco años desde su muerte, si su fecha es conocida o, en otro caso, de cincuenta años, a partir de la fecha de los documentos.

El acuerdo contempla que el Orfeón se ocupe, mediante la asignación de una persona experta, de la tarea de descripción archivística básica para aquella documentación que tiene todavía pendiente de organización. Dicha tarea se llevará a cabo en las dependencias del Archivo Real y General de Navarra.

Historia del Orfeón Pamplonés

El Archivo del Orfeón supone el conjunto de evidencias, y con ellas la historia y la memoria, de la trayectoria y vicisitudes por las que ha transitado esta institución desde que en 1865 once “socios suscriptores”, como recoge la primera anotación de su libro de actas, bajo la presidencia de Conrado García, constituyeran la Sociedad Coral Orfeón Pamplonés con la finalidad “de enseñar música gratuitamente a los artesanos que así lo solicitaran”, al compás de la corriente europea imperante en la época preocupada por la evolución social y el progreso de las personas menos favorecidas a través de la música.

Su primer director sería Joaquín Maya y formaron parte de sus juntas directivas las personalidades más eminentes de la época, accediendo a la condición de Socios Honorarios personalidades como Joaquín Gaztambide, Emilio Arrieta, Hilarión Eslava, Juan Guelbelzu o Dámaso Zabalza, y años más tarde, Pablo Sarasate a la Presidencia de Honor.

La historia del Orfeón contemplada a través de sus actas presenta unos inicios un tanto convulsos, con diferentes reorganizaciones, hasta que en 1892, bajo la batuta de don Remigio Múgica, toma el impulso definitivo con una actividad ininterrumpida. Ello es en parte consecuencia de la introducción del repertorio sinfónico-coral, que se verá potenciado a comienzos del siglo XX con la incorporación de voces femeninas, con lo que obtiene grandes reconocimientos y premios en los conciertos en los que participa, especialmente desde los años 20.

(Noticia del apartado de Actualidad del Portal Web del Gobierno de Navarra)

Convenio con la Federación de Coros de Navarra / Nafarroako Abesbatzen Elkartea

El próximo viernes, 21 de septiembre, a las 11:30 h. tendrá lugar en el Archivo Real y General de Navarra, el acto de presentación del convenio suscrito entre el Departamento de Cultura, Deporte y Juventud y la Federación de Coros de Navarra/Nafarroako Abesbatzen Elkartea (FCNAE) para la conservación del patrimonio documental generado por los coros de Navarra en el Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra.

El Archivo de la Música y de las Artes Escénicas aglutina el conjunto de fondos documentales conservados en el Archivo Real y General de Navarra  originados por personalidades e instituciones relevantes vinculados a Navarra de los ámbitos de la música, la danza y el teatro. Esta iniciativa, lanzada por el Departamento de Cultura, Deporte y Juventud en junio de 2017, responde a la necesidad de que este patrimonio documental navarro, en situación de riesgo por sus singulares características, disponga de garantías para su adecuada preservación, organización, difusión y puesta en valor.

La Federación de Coros de Navarra, institución que aglutina a unas 5.000 personas pertenecientes a 68 coros de adultos y 7 coros de niñas y niños, ha querido sumarse a esta iniciativa. A lo largo de sus 30 años de su existencia, la Federación se ha esforzado en forjar una identidad como colectivo con una orientación clara hacia la excelencia.

Mediante la firma del convenio, el Gobierno y la Federación hacen explícito su mutuo interés por conservar, difundir y acercar a la ciudadanía los testimonios documentales que ponen de manifiesto el amor al canto y la música a través de la composición y la interpretación coral. Será objeto del interés del convenio el patrimonio documental generado por los coros en sus múltiples facetas: partituras de autores navarros –especialmente estrenos-, carteles, programas de mano, memorias de actividad de los coros, discografía, fotografías, jornadas o encuentros que hayan tenido lugar. Estos documentos se conservarán en el Archivo Real y General de Navarra para transmitirlos como legado para generaciones futuras.

El convenio tiene previsto desarrollar una serie de acciones en dos fases. En la primera, las formaciones corales informarán a la Federación de los documentos y registros relativos a su actividad que conservan en sus archivos; sobre esta información, representantes de la Federación y del Archivo Real y General de Navarra validarán los documentos y registros susceptibles de ser entregados. En la segunda fase, las formaciones corales remitirán a la Federación la documentación y los registros válidos, bien originales, bien digitalizados; con la indicación de su procedencia, los documentos se remitirán de forma coordinada al Archivo de Navarra.

El mismo día de la presentación del convenio, a las 19:00 h., a iniciativa de la Federación de Coros, tendrá lugar en el Salón de Actos del Archivo Real y General de Navarra una actuación de la Coral Nora de Sangüesa bajo la dirección de Bruno Jiménez.

El programa es una muestra de los músicos sangüesinos, de cuna o adopción, en el marco de cuatro siglos. La audición comenzará con Juan Francés de Iribarren y Buenaventura Íñiguez, que desarrollaron su carrera musical en el ámbito catedralicio fuera de Navarra y han aportado algunas de las más interesante páginas de música sacra de los siglos XVIII y XIX, respectivamente. El folklore vasco-navarro tiene su espacio con autores como Genaro Vallejos, gran pianista formado en París, y Luis Elizalde, misionero claretiano. Herria eta hizkuntza, de Fermín Iriarte, director-fundador de la Coral Nora, cierra el programa. La actividad contará con la interpretación como solistas de Inés Hualde, Elena Oyaga, Álvaro Blasco, Fernando Otano y Alberto Jiménez, con el acompañamiento al piano de Nuria Abadía.

El programa propuesto busca ser un reflejo de los objetivos con los que se fundó la Coral Nora hace 50 años: conocer la música coral de todas las épocas y estilos e investigar y difundir a los compositores navarros, especialmente a los sangüesinos.

La actuación está dirigida al público en general, con acceso libre y gratuito hasta completar el aforo del Salón de Actos.

Adjuntamos el detalle del programa:

Programa Coral Nora-Firna Convenio FCNAE

Visita de Nuestros Colegas de Eresbil

El director de la Fundación Eresbil – Archivo Vasco de la Música, Jon Bagüés, y Peio Leiñena y Jaione Landaberea, técnicos de la misma, nos visitaron el pasaso lunes, 25 de septiembre, tras el convenio suscrito con el Archivo Real y General de Navarra, en materia de colaboración, para el desarrollo del proyecto de Archivo de la Música y Artes Escénicas de Navarra. El nuevo marco de trabajo permitirá difundir composiciones y creaciones de los dos territorios, así como llevar a cabo iniciativas conjuntas para la conservación, tratamiento técnico, difusión y puesta en valor del patrimonio musical de los dos territorios.

Asimismo, tanto la Fundación Eresbil como el Archivo de Navarra compartirán la información relativa a sus fondos documentales, y que puedan ser de interés para ambas partes. Se pretende además alimentar el mapa de fondos y colecciones de música, que es un objetivo prioritario del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra, puesto en marcha en junio de este año 2017.

Ambas instituciones, han puesto en valor objetivos comunes en su actividad en torno a la preservación, tratamiento y difusión del patrimonio documental musical, orientándola al servicio público de la investigación y la cultura.

¡Gracias, compañeros, por tan grata y fructífera visita y hasta pronto!

(Más información en el Portal web del Gobierno de Navarra)

Convenio con la Escuela Navarra de Teatro / Nafarroako Antzerki Eskola

El Departamento de Cultura, Deporte y Juventud ha firmado un convenio con la Escuela Navarra de Teatro / Nafarroako Antzerki Eskola para la conservación, difusión y acceso de la ciudadanía al patrimonio documental generado por esta entidad, de tal forma que se favorezca su investigación y puesta en valor.

El convenio prioriza la conservación de la actividad desarrollada en la escuela por el Centro de Documentación e Investigación de Artes Escénicas en el periodo 1987 y 2011. La puesta en marcha del centro supuso una iniciativa pionera en el Estado, que produjo y almacenó una importante colección de carteles y otros materiales impresos, registros audiovisuales, bases de datos y documentación relacionada con diferentes proyectos de investigación teatral impulsados por la escuela, junto con su participación en el Aula de Teatro de la Universidad Pública de Navarra.

Del mismo modo, el convenio establece el paso regular al Archivo de los documentos relacionados con la actividad creativa y de difusión propias de la Escuela, de manera que quede asegurada su conservación, disponibilidad y comunicación.

Finalmente, ambas instituciones se comprometen a colaborar en iniciativas conjuntas para la difusión del patrimonio documental generado en el ámbito del teatro.

La documentación recabada se integrará en el Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra, que cuenta este año con un presupuesto de 50.000 euros, y que tiene como objetivo la conservación, tratamiento, difusión y puesta en valor del patrimonio documental navarro generado en los ámbitos de la música, la danza y el teatro.

El Archivo de la Música y las Artes Escénicas cuenta ya con los fondos musicales de Jesús García Leoz, Emilio Arrieta y Manuel Turrillas Ezcurra, a los que acompañan partituras de Mariano García Zalba, Felipe Gorriti, Joaquín Maya y Pablo Sarasate, así como un centenar de hojas manuscritas y códices, y documentación de los Festivales de Navarra, a los que recientemente se han sumado los fondos de Fernando Remacha y Tomás Asiáin procedentes de la Biblioteca de Navarra.

Este Archivo se nutre de aportaciones de fondos tanto personales como institucionales, con el objetivo de situar al Archivo Real y General de Navarra como centro de referencia para la preservación y difusión adecuada de estos fondos, de manera que sean accesibles a toda la ciudadanía.

(Noticia publicada en el Portal Web del Gobierno de Navarra)