Archivo

Posts Tagged ‘Archivos’

MONOGRÁFICO SOBRE LOS ARCHIVOS DE NAVARRA EN LA REVISTA PRÍNCIPE DE VIANA

22 junio 2017 1 comentario

La Dirección General de Cultura ha presentado esta mañana el último ejemplar de la revista Príncipe de Viana, publicación destinada a difundir los estudios históricos y culturales sobre Navarra y su patrimonio, que presenta en esta ocasión un número monográfico dedicado al tema “Archivos de Navarra: actualidad y retos de futuro”. Se trata de una aportación imprescindible para conocer la situación actual de los archivos navarros y una reflexión colectiva elaborada por los máximos especialistas en la materia sobre hacia dónde tienen que encaminarse los esfuerzos y los retos a los que se enfrentan.

Los Archivos se encuentran inmersos en momentos de cambio. De la mano de las tecnologías de la comunicación se abren nuevos procesos de conocimiento capaces de generar nuevas relaciones con los usuarios. Y de su vieja vocación como espacios que conservan los documentos ordenados y clasificados, se encuentran ahora con nuevas demandas y posibilidades que les instan a poner además ese patrimonio documental a disposición de toda la sociedad.

En efecto, los archivos deben ser hoy, sobre todo, facilitadores de toda esa información. Junto a la organización y conservación de los materiales, las tareas de difusión y visibilidad son cada vez más acuciantes, una función que están logrando, a diferentes velocidades, con la puesta online de las colecciones. De ahí que los archivos estén obligados a entenderse estrechamente con la tecnología. Una unión que suma esfuerzos y refuerza la sociedad de la información y del conocimiento.

Pero estas instituciones tienen, además, otro objetivo esencial: la cuestión de la preservación digital de documentos, un aspecto que ha modificado también los modos de conservación.

Finalmente, un tercer reto no menos fundamental es el de hacer de estos centros un lugar para todos los públicos y no sólo para investigadores .

Estos y otros aspectos jalonan este volumen, al que se añaden también la descripción de las trayectorias, de sus fondos y colecciones, la exposición de su organización, procedimientos de trabajo, herramientas, recursos y servicios. Sin duda, un ejemplar esencial para quien quiera conocer a fondo qué son, cómo se trabaja y que retos tienen ante sí los archivos de Navarra.

Contenido

El volumen se inicia con un artículo de Joaquim Llansó, director del Servicio de Archivos y Patrimonio Documental y coordinador de este volumen, titulado “Actuaciones en archivos y patrimonio documental en el Gobierno de Navarra. Perspectivas de futuro”. Llansó se centra en él en la descripción de los planes y acciones estratégicas que ha trazado el Servicio de Archivos y Patrimonio Documental del Gobierno de Navarra para el intervalo 2016-2019.

Se publica, asimismo, un artículo de Juan José Martinena Ruiz, titulado “Apuntes para una historia de los archivos en Navarra”, que recorre esa precisa historia, desde aquellos que crearon sus antiguos reyes, pasando por los que se habilitaron en los monasterios medievales, el de la catedral de Pamplona, los archivos parroquiales y municipales, los de Comptos y los Tribunales, etc.

Posteriormente Felix Segura, jefe de Sección del Archivo de Navarra, analiza en “Archivo Real y General de Navarra”, la profunda remodelación que esta institución ha protagonizado en los últimos años: nueva sede, informatización de los instrumentos de descripción, ingreso de nuevos fondos, tratamiento técnico cualificado, actividades de difusión, nuevos servicios prestados y nuevos retos ante las posibilidades que ofrece Internet para la difusión de los fondos documentales.

Susana Herreros, jefa de Sección de Gestión del Patrimonio Documental, firma el artículo “ La Sección de Gestión del Patrimonio Documental y su sede, el Archivo de la Administración de la Comunidad foral”, en el que describe el marco del funcionamiento del Sistema Archivístico de la Administración y la Comisión de Evaluación Documental, detallando los principios metodológicos, las técnicas, instrumentos y herramientas necesarias para la gestión de los documentos a lo largo de todo su ciclo de vida, así como los retos del Archivo Digital único y el principio de la interoperabilidad en la administración electrónica.

“Los archivos judiciales en Navarra: balance de diecisiete años de gestión” es el título del análisis de Teresa Eslava y Beatriz Marcotegui. La Dirección General de Justicia del Gobierno de Navarra asumió la gestión de los fondos producidos por la Administración de Justicia en octubre de 1999, tras el traspaso de las competencias. El trabajo analiza su situación actual, describiendo el estado de sus fondos, el funcionamiento del sistema, la presencia de las nuevas tecnologías, las condiciones de acceso, etc.

Continúan los artículos “Archivo Municipal de Pamplona” de Ana María Hueso; “El Archivo Municipal de Tudela al desnudo” de Beatriz Pérez; “El Archivo General de la Universidad Pública de Navarra: experiencia y mejora continua para afrontar nuevos retos” de Iñaki Montoya; “El Archivo General de la Universidad de Navarra” de Yolanda Cagigas, Esther Eslava, Inés Irurita, José M.ª Morell y Marian Zabala; “El Archivo Diocesano de Pamplona” firmado por Teresa Alzugaray; “Archivo de la Catedral de Pamplona” de Alfredo López Vallejos; “Los archivos parroquiales en el Archivo Diocesano de Pamplona: la Sección de Microfilme del Archivo Diocesano de Pamplona” de M.ª del Juncal Campo, y “Los Archivos Eclesiásticos de Tudela: presente y nuevos reto” de Mercedes Terrén Miramón.

Algunos de ellos abordan recorridos por la historia de su formación y describen sus fondos y colecciones más emblemáticas. Pero todos ellos exponen sus sistemas de organización y funcionamiento, los procesos y procedimientos de trabajo, las herramientas con las que se llevan a cabo, los servicios que ofrecen, sus luces y sombras, sus objetivos de mejora y sus retos a medio y largo plazo.

Nuevos archivos y externalización de algunas tareas archivísticas

El artículo “La idea de un archivo musical de Navarra como génesis de experiencias compartidas con nuestro patrimonio musical”, de Marcos Andrés, titular del Área de Música de la Universidad Pública de Navarra, se sale de la tónica general al describir por qué es importante la creación de un archivo musical de Navarra, la necesidad de conservación y divulgación del patrimonio musical para el conocimiento de la música, el estado de este patrimonio en Navarra y todo cuanto queda por hacer en materia de documentación musical.

También es destacable, por novedoso, el artículo de Berta Bermúdez “Performing Archives: New ideas on dance documentation and the archive” (Archivos performativos: nuevas ideas sobre documentación de danza y archivo), que propone una perspectiva histórica de los archivos de danza, al tiempo que destaca los últimos avances en la digitalización de esta disciplina y en su archivo digital, ofreciendo sugerencias para la futura creación de un archivo de las Artes escénicas en Navarra.

El monográfico se cierra con tres artículos destinados a la externalización o encargo de tareas archivísticas a empresas privadas: “Tres décadas de Scriptum S. L. en los archivos de Navarra (1986-2016), de Mercedes Chocarro; “La externalización de los archivos municipales: de la producción a la difusión” de Virginia García Miguel, y “Los archivos municipales en Navarra. La influencia de los condicionamientos en la creación de un espacio desarticulado” de Carlos Maiza.

La revista contiene 576 páginas, se ha lanzado una tirada de 400 ejemplares y se vende al precio de 8,40 €.

(Noticia del Portal web del Gobierno de Navarra)

Los archivos de Navarra ya tienen su propio portal en internet

Palacio Real

Sede del Archivo Real y General de Navarra

Se llama Navarra Archivos y proporciona información relacionada con todos los archivos de la Comunidad Foral, el Sistema Archivístico de Navarra, los archivos, su historia, fondos y servicios, la normativa sobre gestión documental y las novedades. Incorpora, además, el acceso directo a ‘Archivo Abierto’, herramienta creada por la Direccion General de Cultura que permite seleccionar, consultar y, en su caso, obtener copia de los documentos de acceso libre incorporados. Su principal objetivo es acercar y difundir el patrimonio documental de la Comunidad foral para su uso como fuente de información al servicio del conocimiento histórico y de la cultura.

Esta solución de software libre permite el acceso por el Opendata del Gobierno de Navarra y la imagen de los documentos se ofrece sin marca de agua digital y con licencia Creative Commons (permite usarla y compartirla, pero no hacer uso comercial ni generar obras derivadas). La búsqueda –sencilla y avanzada- introduce filtros por distintos elementos, tales como ámbito, lugar y fechas, a fin de depurar la lista de resultados. Una novedad importante es que esta lista de resultados se puede exportar al formato csv para trabajar con los datos. Además la exportación incluye el enlace a cada documento para poder acceder a él directamente.

En este momento se han incorporado 6.000 documentos relacionados con la explotación de la minería en Navarra (1840-1944), custodiados en el Archivo de la Administración de la Comunidad Foral. Esta documentación aporta datos muy valiosos en el estudio de la toponimia, de la organización del espacio, de la industria, e incluso de biografías como la de Serafín Baroja, padre de Pío Baroja, que ejerció su profesión de ingeniero de minas en Navarra. Su puesta en marcha ha supuesto un reto importante para el Servicio de Archivos y Patrimonio Documental y también un esfuerzo económico y humano, tanto en el diseño de la aplicación –que ha corrido a cargo de la empresa Biko2-, como en la preparación de la documentación, restauración, digitalización y descripción, para lo que se ha contado con el apoyo del Servicio de Energía, Minas y Seguridad Industrial.

Esta muestra constituye el primer paso de un proyecto mucho más ambicioso destinado a poner a disposición de los ciudadanos toda aquella documentación que sea de acceso público. Próximamente se irán incorporando documentos del Archivo Real y General de Navarra y de todos aquellos archivos que deseen difundir su patrimonio documental a través de esta aplicación.

Cabe destacar la presentación, asimismo, del calendario de acceso y conservación de los documentos producidos por la Administración de la Comunidad Foral. En él se recogen los acuerdos, emitidos por la Comisión de Evaluación Documental y publicados en el Boletín Oficial de Navarra, relativos a la condición de acceso libre o restringido de los documentos y los plazos de conservación.

Más información en el apartado de Noticias del portal del Gobierno de Navarra.

El Archivo General de Navarra custodiará parte del archivo familiar del militar Espoz y Mina

11 noviembre 2011 Deja un comentario

El Gobierno de Navarra ha recibido hoy la donación de parte del archivo de la familia Espoz y Mina, integrado por documentación de Francisco Espoz y Mina (Idocin, 1781- Barcelona, 1836), uno de los militares más relevantes durante la Guerra de la Independencia y el desarrollo del liberalismo español, que llegó a ser virrey y capitán general del Reino de Navarra.

El archivo ha sido donado por el actual conde de Espoz y Mina, Juan Pablo Moso Pérez-Salazar, y por su hermano Francisco Javier Moso Pérez-Salazar, en un acto presidido por el consejero de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales, Juan Luis Sánchez de Muniáin, quien ha destacado “la generosidad de la familia por poner a disposición de todos los navarros este importante legado histórico, que enriquece todavía más el Archivo General de Navarra”.

En el acto han participado, además, el director del Servicio de Archivos, Carlos Idoate, el jefe de Sección de Archivo Real y General, Félix Segura y la técnica responsable de la catalogación, Maika Munárriz.

Entre los documentos donados destacan las cuentas de la División de Navarra, milicia que Francisco Espoz y Mina dirigió durante la Guerra de la Independencia, la correspondencia de su exilio en Inglaterra y Francia, la publicación del Breve extracto de la vida del General Mina, que realizó el propio militar en 1825 en Londres y documentos utilizados por su viuda Juana de Vega para la publicación, en 1851, de las Memorias del general don Francisco Espoz y Mina.

Además de estos documentos pertenecientes al militar, el archivo también integra documentación de la familia Moso. Hay que resaltar que en sucesivos momentos el archivo familiar fue dividido en varias partes, por lo que la documentación donada es una pequeña parte del mismo.

No es la primera vez que la familia Espoz y Mina realiza una donación desinteresada a las instituciones forales. En 1872, por legado testamentario de Juana de Vega, la Diputación Foral de Navarra recibió varios objetos pertenecientes al militar, como el retrato firmado por Vallespín, sus sables y otros efectos personales. En esta ocasión, entre los documentos más significativos ahora recibidos destaca correspondencia mantenida con distinguidos liberales del momento.

El archivo de Espoz y Mina ha pasado a constituir un nuevo fondo documental en el Archivo General de Navarra, institución en la que se custodiará de ahora en adelante. En estos momentos, el equipo técnico de archiveros está iniciando las labores de organización y clasificación del fondo con la intención de ponerlo a disposición de los investigadores en un espacio breve de tiempo.

Material cedido

El fondo abarca 23 cajas. La parte más relevante es la documentación relativa a la División de Navarra, que aporta datos más precisos sobre su organización interna, las decisiones adoptadas o su contabilidad. Precisamente, se han cumplido 200 años desde que Espoz y Mina bautizase al Corso Terrestre como División de Navarra (1810).

También se incluyen los ejemplares de periódicos londinenses que se publicaron en 1825 para reseñar la publicación de las memorias de Espoz y Mina, escritas por él mismo.

(Noticia tomada del Portal institucional del Gobierno de Navarra)

Entregados diversos pergaminos y planos tras ser restaurados en el Archivo Real y General de Navarra

30 diciembre 2009 Deja un comentario

El consejero de Cultura, Juan Ramón Corpas Mauleón, ha hecho entrega de diversos documentos históricos que han sido restaurados en el Archivo Real y General de Navarra a sus propietarios: los ayuntamientos de Estella, Artajona, Villava y Leitza, la Catedral de Pamplona y la Colegiata de Roncesvalles.

Los documentos –pergaminos y planos-, tras ser sometidos a un proceso de recuperación que garantiza su conservación, han sido recogidos por la directora del Museo Gustavo de Maeztu de Estella, Camino Paredes; el alcalde de Artajona, Pedro Ejea; el alcalde de Villava, Peio Gurbindo; el alcalde de Leitza, Javier Zabalo; el archivero bibliotecario de la Catedral, Julio Gorricho, y el subprior de la Colegiata, Javier Navarro.

El coste de los procesos de restauración y conservación de los documentos acogidos a esta campaña, financiada por el Gobierno de Navarra, ha sido de 37.000 euros. Además de la restauración en sí, que ha detallado Raquel Pérez, de la empresa Barbachano y Beny, responsable del Taller de Restauración del Archivo Real y General de Navarra, se ha realizado un trabajo más extenso que incluye la catalogación de las piezas, siguiendo las normas internacionales de descripción, y la digitalización de todos los documentos a cargo de IECISA (Informática de El Corte Inglés) que, de esta forma, quedan incorporados a los fondos virtuales del Archivo Real y General de Navarra.
 
Entre los documentos restaurados de la Catedral de Pamplona –diez de su extensa colección de 2.000 pergaminos- destacan una carta partida de fuero y concordia entre Teobaldo I y los infanzones de Navarra, del año 1237, sobre la forma de probar la hidalguía, que lleva pendientes 6 sellos céreos; un convenio de 1281 entre el rey Felipe III de Francia y la iglesia de Pamplona sobre la jurisdicción temporal de la ciudad; el acuerdo de las cortes de Olite de 1329 acerca de la sucesión al trono de Navarra, que en uno de los documentos lleva 77 sellos pendientes y en el otro 82, y diplomas que atañen más directamente a la iglesia, como un privilegio de 1270 por el que Alfonso X de Castilla toma bajo su protección al cabildo catedralicio y todos los bienes que tenía en Guipúzcoa, la cesión del patronato de varias iglesias al rey en 1331, o la exención de derechos del sello concedida por Carlos II en 1384 y la de alojamientos por Carlos III en 1388.
 
La Real Colegiata de Roncesvalles presentó para su restauración 23 planos, entre los que cabe destacar uno fechado en 1817 del batán de Villava que ha servido para la reciente rehabilitación del edificio, del que también hay otro de 1790 que incluye la maquinaria de un molino nuevo para moler palo de regaliz. Asimismo, han sido restaurados otros planos de hacia 1600 con los montes y límites de la zona fronteriza con Francia; de la presa y salto de almadías de Artajo (de 1790); de las anteparas de la ferrería de Articutza (1791); de una venta en término de Gorosgaray (1791); y de las bodegas, lagar y graneros para almacenar los diezmos que la colegiata percibía en Artajona (hacia 1800).

Junto a éstos, abundan los planos referentes a la iglesia y colegiata: distintos altares y retablos, dos diseños de órganos neoclásicos de 1801, el encajonado para la sacristía capitular de 1802 y planos y trazas de otras iglesias que dependían de Roncesvalles, como la de Valcarlos y la de la encomienda de El Villar.

Del Ayuntamiento de Artajona se han restaurado 4 pergaminos, 4 planos y 4 documentos en papel, entre los que cabe destacar por curioso, un documento de mediados del siglo XIX que representa la maquinaria del reloj de la torre con su esfera y el reloj de sol y las condiciones para su instalación.

El Ayuntamiento de Estella presentó a la convocatoria un solo documento en pergamino, de gran interés histórico e institucional, además de espectacular, ya que se trata de un rollo de 4 metros que contiene el único ejemplar conocido de un proyecto de modificación del Fuero de Estella, de la época del rey Teobaldo I (1234-1253). Está formado por 13 piezas de pergamino, cosidas una con otra para formar una sola unidad documental.

El Ayuntamiento de Leitza presentó 3 documentos, entre los que cabría destacar el cuaderno en pergamino titulado ‘Libro de Armas de la Villa y Casa de Leiza’, suscrito por el rey de armas de la Villa y Corte de Madrid en 1722, que incluye el dibujo del escudo de la localidad iluminado con sus colores heráldicos.

Por último, el Ayuntamiento de Villava aportó 2 pergaminos: el original del Fuero otorgado a la villa por Sancho el Sabio en 1184, y la confirmación del mismo fuero por Teobaldo I en 1253, en un vídimus de 1323. También presentó un plano de 1799 que representa la villa y sus alrededores.

(Publicado en el apartado de Actualidad del portal del Gobierno de Navarra el 29 de diciembre de 2009: http://www.navarra.es/home_es/Actualidad/Sala+de+prensa/Noticias/2009/12/29/Entrega+documentos+restaurados.htm)

Las colecciones de hidalguías y pleitos de la Real Chancillería de Granada, accesibles a través de la red

22 diciembre 2009 Deja un comentario

El Archivo de la Real Chancillería de Granada pone a disposición de sus usuarios la adaptación de los catálogos de las colecciones de hidalguías y de pleitos editados en soporte electrónico, para la consulta en la Red a través del Portal de Archivos de Andalucía: www.juntadeandalucia.es/cultura/archivos
Los instrumentos de descripción editados en formato electrónico en sendos discos compactos y publicados por la Consejería de Cultura en su colección Archivos con los números 13 y 20, son desde ahora accesibles para la consulta en el sitio del Archivo de la Real Chancillería de Granada en el Portal de Archivos de Andalucía.
Las descripciones han sido revisadas y completadas con las realizadas hasta principios de 2009; y los instrumentos cuentan con una introducción sobre la Institución archivística bajo la norma ISDIAH, y sobre las colecciones bajo la norma ISAD (G).
La Colección de pleitos, recoge los expedientes judiciales tramitados por las escribanías de cámara de la Real Audiencia y Chancillería de Granada, desde 1494 a 1834, correspondientes a su jurisdicción territorial que comprendía las tierras de la Corona castellana situadas al sur del río Tajo. La estructura de los registros, en su mayor parte de la jurisdicción civil, permite hacer búsquedas en texto libre y también a partir de índices toponímicos y de materias.
La Colección de hidalguías, reúne los procesos de los hidalgos en litigio por la pretensión del reconocimiento de su estado privilegiado, con un arco temporal similar al de la colección de pleitos. La estructura de sus registros, respeta la elaborada en 1984 en el Inventario de la Sección de hidalguía de Pilar Núñez Alonso, y permite la búsqueda por los campos litigante, concejo, naturaleza, vecindad, oriundo, disputado con el concejo de, hacendado y tipología documental.
Ambos instrumentos se irán actualizando y completando conforme se avance en la descripción de las series que contienen.