Archivo

Archive for the ‘Archivo de la Música y las Artes Escénicas de Navarra’ Category

DONACIÓN DEL FONDO MANUEL TURRILLAS

La consejera Ana Herrera, con José Luis Turrilas (dcha). Les acompaña el director del Servicio de Archivos y Patrimonio Documental, Joaquim Llansó. En primer plano, parte del Fondo del Maestro Turrillas.

Hoy lunes, día 3 de julio de 2017, la consejera de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera, presenta la donación del fondo musical de “Manuel Turrillas” al Archivo de Navarra. El acto tendrá lugar a las 11:00 h. en la tercera planta del Archivo Real y General de Navarra. Intervendrán, además de la consejera, Joaquim Llansó, director del Servicio de Archivos y Patrimonio Documental,  y José Luis Turrillas, hijo de Manuel Turrillas. El fondo musical del maestro Turrillas contiene la mayor parte de su obra musical compuesta a lo largo de su vida. El material ha sido entregado por sus hijos Mª Dolores, José Luis, Mª Ángeles, Juana Mª, Mª Luisa y Mª Concepción Turrillas Roldán.

El maestro Turrillas

Manuel Turrillas Ezcurra (Barásoain, 1-1-1905 – Pamplona, 20-10-1997), el “maestro Turrillas”, fue uno de los compositores más conocidos de música popular y música para banda del siglo XX en Navarra. Nacido en la localidad de Barasoain, en 1927 se trasladó junto con su familia a vivir a Pamplona. Allí desarrolló distintos trabajos, principalmente con la Sociedad de Labradores –posterior Cooperativa San Isidro– primero temporalmente, desde 1938 como empleado fijo y finalmente como secretario hasta 1964, año en el que cerró dicha cooperativa y comenzó a trabajar para Casa Teré hasta su jubilación en 1975.

En el ámbito de la música, Manuel Turrillas realizó sus primeros arreglos con 11 años y sus primeras composiciones con 14 años, aunque no se han conservado. En 1928 ingresó como educando en la banda de música La Pamplonesa, tras lo cual estudió armonía y composición en la Escuela Municipal de Música de Pamplona con los profesores Eleuterio y José María Munárriz. En 1943 obtuvo la plaza de clarinetista 1.º en La Pamplonesa, banda a la que continuó vinculado hasta su jubilación de la misma en 1978. Sus composiciones de pasacalles para peñas y de himnos para asociaciones y melodías de corte regional comenzaron en 1932 y se intensificaron a partir de la década de 1950. Desde 1940 y durante varias décadas, además, actuó como acordeonista, saxofonista e incluso violinista en salas de fiesta y pueblos.

La dedicación de Manuel Turrillas a la composición de este tipo de música le procuró un éxito notable entre la población navarra, que derivó en los numerosos homenajes y reconocimientos recibidos en los últimos años de su vida. Barasoain, su localidad natal, le nombró Hijo Predilecto en 1983 y en 1998 erigió un monumento en su memoria en la plaza que lleva su nombre. La banda de música La Pamplonesa le nombró Socio de Honor en 1994. En 1992 recibió el “Gallico de Oro” de la Sociedad Napardi y en 1997 el Ayuntamiento de Pamplona le concedió la Medalla de Oro de la ciudad, poco antes de su fallecimiento, y con posterioridad le dedicó una plaza en el barrio de Azpilagaña.

Su obra musical

El material entregado en donación, fruto de la actividad de Manuel Turrillas durante toda una vida, abarca más de sesenta años de producción musical y está formado por 294 canciones y 385 jotas, además de 657 trabajos de muy diverso tipo. También se incluyen en la donación 39 discos de vinilo de 45 rpm, 60 discos de vinilo de 33 rpm, 43 discos CD y 123 cintas de casete.

Gracias a las investigaciones realizadas por su hijo José Luis Turrillas, se sabe que Manuel Turrillas realizó sus primeras composiciones musicales a edad temprana y que desde muy joven creó obras para diversas asociaciones. Así, en 1932 compuso el primer pasacalles para la peña La Veleta “Aquí … La Veleta”, en el que fusionó los ritmos de la biribilketa de la Montaña y de la jota de la Ribera. En la década de 1940 compuso los himnos de numerosas peñas, grupos deportivos y sociedades que fueron surgiendo en Pamplona por aquellos años. En 1943, tras aprobar la oposición de clarinetista 1.º en La Pamplonesa, comenzó a componer melodías para banda con el fin de dotar a dicha formación de un repertorio específico para las fiestas de San Fermín. Una de sus primeras piezas para banda, “¡Ése es Marín!” data de 1946, un pasodoble dedicado a los toreros navarros Isidro y Julián Marín.

El éxito de sus composiciones en el ámbito de la música de corte regional y festiva llegó en los años 1950, con títulos como “Hidalguía y nobleza”, “Copla navarra”, “Aires navarros”, “Muthiko Alaiak/Navarrerías”, “Joshe Miguel”, “Oberena”, “Irrintzi de Iruña”, “Navarra canta”, “Pamplona, perla del Norte”, “Pamplonica valiente/La Jarana”, “Aquí… Radio Falces”, “Soy riberana”, “Ya vienen Los Revoltosos”, “Anaitasuna”, “Alegres pamplonicas”, “Armonía Chantreana”, “Bullicio Pamplonés”, “¡Aúpa Osasuna”, “Graciosa y morena”, “¡Qué bien bailas!”, “Bardenera”, “Aldapa”, “Arga y Aragón”, “Muthiko Txikiak”…

Durante esos años también trabajó la música ligera de la época como el mambo, fox, bolero, pasodoble, cha-cha-chá, tango, vals, cumbia, con títulos como “Ilusiones”, “Luseros”, “Yo soñé”, “Cuando el amor”, “Brasil, te quiero”, “Era un valiente”, “Perdón, madre mía”, “Amores de marinero”, “Soy un caminante”. En la última etapa de su vida, tras su jubilación, realizó numerosos trabajos de instrumentación y arreglos para bandas de música, grupos folclóricos, orquestinas, solistas músicos y vocales.

Las grabaciones de sus composiciones comenzaron a prodigarse en los años 1950. De esos primeros registros es destacable el disco editado en 1957 por Columbia que incluyó sus pasacalles “Oberena” y “Navarrerías (Muthiko Alaiak), entre otras canciones, interpretadas por la primera formación del grupo pamplonés “Los Iruña’ko”.

El archivo musical de Manuel Turrillas Ezcurra, “el maestro Turrillas”, ha pasado a constituir un nuevo fondo documental en el Archivo Real y General de Navarra, institución que lo custodiará de ahora en adelante, en el ámbito del proyecto Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra. La donación tiene como fin contribuir a la conservación del Patrimonio Documental de Navarra, promover su difusión e incentivar la investigación, de manera que se procederá al tratamiento archivístico del fondo para ponerlo a disposición de todos los ciudadanos. En la actualidad, personal técnico del Archivo Real y General de Navarra está trabajando en esta misma línea con otros fondos ya custodiados de compositores navarros como Jesús García Leoz o Emilio Arrieta.

MONOGRÁFICO SOBRE LOS ARCHIVOS DE NAVARRA EN LA REVISTA PRÍNCIPE DE VIANA

22 junio 2017 1 comentario

La Dirección General de Cultura ha presentado esta mañana el último ejemplar de la revista Príncipe de Viana, publicación destinada a difundir los estudios históricos y culturales sobre Navarra y su patrimonio, que presenta en esta ocasión un número monográfico dedicado al tema “Archivos de Navarra: actualidad y retos de futuro”. Se trata de una aportación imprescindible para conocer la situación actual de los archivos navarros y una reflexión colectiva elaborada por los máximos especialistas en la materia sobre hacia dónde tienen que encaminarse los esfuerzos y los retos a los que se enfrentan.

Los Archivos se encuentran inmersos en momentos de cambio. De la mano de las tecnologías de la comunicación se abren nuevos procesos de conocimiento capaces de generar nuevas relaciones con los usuarios. Y de su vieja vocación como espacios que conservan los documentos ordenados y clasificados, se encuentran ahora con nuevas demandas y posibilidades que les instan a poner además ese patrimonio documental a disposición de toda la sociedad.

En efecto, los archivos deben ser hoy, sobre todo, facilitadores de toda esa información. Junto a la organización y conservación de los materiales, las tareas de difusión y visibilidad son cada vez más acuciantes, una función que están logrando, a diferentes velocidades, con la puesta online de las colecciones. De ahí que los archivos estén obligados a entenderse estrechamente con la tecnología. Una unión que suma esfuerzos y refuerza la sociedad de la información y del conocimiento.

Pero estas instituciones tienen, además, otro objetivo esencial: la cuestión de la preservación digital de documentos, un aspecto que ha modificado también los modos de conservación.

Finalmente, un tercer reto no menos fundamental es el de hacer de estos centros un lugar para todos los públicos y no sólo para investigadores .

Estos y otros aspectos jalonan este volumen, al que se añaden también la descripción de las trayectorias, de sus fondos y colecciones, la exposición de su organización, procedimientos de trabajo, herramientas, recursos y servicios. Sin duda, un ejemplar esencial para quien quiera conocer a fondo qué son, cómo se trabaja y que retos tienen ante sí los archivos de Navarra.

Contenido

El volumen se inicia con un artículo de Joaquim Llansó, director del Servicio de Archivos y Patrimonio Documental y coordinador de este volumen, titulado “Actuaciones en archivos y patrimonio documental en el Gobierno de Navarra. Perspectivas de futuro”. Llansó se centra en él en la descripción de los planes y acciones estratégicas que ha trazado el Servicio de Archivos y Patrimonio Documental del Gobierno de Navarra para el intervalo 2016-2019.

Se publica, asimismo, un artículo de Juan José Martinena Ruiz, titulado “Apuntes para una historia de los archivos en Navarra”, que recorre esa precisa historia, desde aquellos que crearon sus antiguos reyes, pasando por los que se habilitaron en los monasterios medievales, el de la catedral de Pamplona, los archivos parroquiales y municipales, los de Comptos y los Tribunales, etc.

Posteriormente Felix Segura, jefe de Sección del Archivo de Navarra, analiza en “Archivo Real y General de Navarra”, la profunda remodelación que esta institución ha protagonizado en los últimos años: nueva sede, informatización de los instrumentos de descripción, ingreso de nuevos fondos, tratamiento técnico cualificado, actividades de difusión, nuevos servicios prestados y nuevos retos ante las posibilidades que ofrece Internet para la difusión de los fondos documentales.

Susana Herreros, jefa de Sección de Gestión del Patrimonio Documental, firma el artículo “ La Sección de Gestión del Patrimonio Documental y su sede, el Archivo de la Administración de la Comunidad foral”, en el que describe el marco del funcionamiento del Sistema Archivístico de la Administración y la Comisión de Evaluación Documental, detallando los principios metodológicos, las técnicas, instrumentos y herramientas necesarias para la gestión de los documentos a lo largo de todo su ciclo de vida, así como los retos del Archivo Digital único y el principio de la interoperabilidad en la administración electrónica.

“Los archivos judiciales en Navarra: balance de diecisiete años de gestión” es el título del análisis de Teresa Eslava y Beatriz Marcotegui. La Dirección General de Justicia del Gobierno de Navarra asumió la gestión de los fondos producidos por la Administración de Justicia en octubre de 1999, tras el traspaso de las competencias. El trabajo analiza su situación actual, describiendo el estado de sus fondos, el funcionamiento del sistema, la presencia de las nuevas tecnologías, las condiciones de acceso, etc.

Continúan los artículos “Archivo Municipal de Pamplona” de Ana María Hueso; “El Archivo Municipal de Tudela al desnudo” de Beatriz Pérez; “El Archivo General de la Universidad Pública de Navarra: experiencia y mejora continua para afrontar nuevos retos” de Iñaki Montoya; “El Archivo General de la Universidad de Navarra” de Yolanda Cagigas, Esther Eslava, Inés Irurita, José M.ª Morell y Marian Zabala; “El Archivo Diocesano de Pamplona” firmado por Teresa Alzugaray; “Archivo de la Catedral de Pamplona” de Alfredo López Vallejos; “Los archivos parroquiales en el Archivo Diocesano de Pamplona: la Sección de Microfilme del Archivo Diocesano de Pamplona” de M.ª del Juncal Campo, y “Los Archivos Eclesiásticos de Tudela: presente y nuevos reto” de Mercedes Terrén Miramón.

Algunos de ellos abordan recorridos por la historia de su formación y describen sus fondos y colecciones más emblemáticas. Pero todos ellos exponen sus sistemas de organización y funcionamiento, los procesos y procedimientos de trabajo, las herramientas con las que se llevan a cabo, los servicios que ofrecen, sus luces y sombras, sus objetivos de mejora y sus retos a medio y largo plazo.

Nuevos archivos y externalización de algunas tareas archivísticas

El artículo “La idea de un archivo musical de Navarra como génesis de experiencias compartidas con nuestro patrimonio musical”, de Marcos Andrés, titular del Área de Música de la Universidad Pública de Navarra, se sale de la tónica general al describir por qué es importante la creación de un archivo musical de Navarra, la necesidad de conservación y divulgación del patrimonio musical para el conocimiento de la música, el estado de este patrimonio en Navarra y todo cuanto queda por hacer en materia de documentación musical.

También es destacable, por novedoso, el artículo de Berta Bermúdez “Performing Archives: New ideas on dance documentation and the archive” (Archivos performativos: nuevas ideas sobre documentación de danza y archivo), que propone una perspectiva histórica de los archivos de danza, al tiempo que destaca los últimos avances en la digitalización de esta disciplina y en su archivo digital, ofreciendo sugerencias para la futura creación de un archivo de las Artes escénicas en Navarra.

El monográfico se cierra con tres artículos destinados a la externalización o encargo de tareas archivísticas a empresas privadas: “Tres décadas de Scriptum S. L. en los archivos de Navarra (1986-2016), de Mercedes Chocarro; “La externalización de los archivos municipales: de la producción a la difusión” de Virginia García Miguel, y “Los archivos municipales en Navarra. La influencia de los condicionamientos en la creación de un espacio desarticulado” de Carlos Maiza.

La revista contiene 576 páginas, se ha lanzado una tirada de 400 ejemplares y se vende al precio de 8,40 €.

(Noticia del Portal web del Gobierno de Navarra)

ARCHIVO DE LA MÚSICA Y LAS ARTES ESCÉNICAS DE NAVARRA

La consejera de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera, ha presentado esta mañana las líneas de actuación del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra. El archivo nace con el objetivo de albergar fondos de personalidades e instituciones de la Comunidad Foral de los ámbitos de la música, la danza y el teatro, con el fin de asegurar su conservación, difundirlos adecuadamente y aumentar su valor como patrimonio documental de toda la ciudadanía. Estos fondos serán reunidos en el Archivo Real y General de Navarra, dada su singular responsabilidad en la conservación, tratamiento técnico y difusión de los fondos que integran el patrimonio documental de la Comunidad.

Con la puesta en marcha del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra se pretende dar impulso a este acervo cuya conservación se halla, en algunos casos, en situación de urgencia. Igualmente, se proponen iniciativas para el desarrollo de actividades de difusión y puesta en valor de este singular legado documental.

Para su diseño y definición, la Dirección General de Cultura ha contrastado la experiencia de una docena de instituciones líderes en conservación, tratamiento, difusión y puesta en valor de ese patrimonio, tanto estatales como internacionales. En esta línea, se han mantenido también reuniones de trabajo con una treintena de instituciones y personalidades navarras representativas de los ámbitos de la música, la danza y el teatro. Asimismo, se ha trabajado intensamente con ERESBIL – Archivo Vasco de la Música y con la Biblioteca Nacional de España la singular metodología que requiere el tratamiento técnico y difusión de estos fondos.

Un proyecto integrador

El Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra habrá de nutrirse de aportaciones de fondos tanto personales como institucionales que conviertan el Archivo Real y General de Navarra en centro de referencia para la preservación y difusión adecuada de estos fondos, que se harán accesibles a toda la ciudadanía. El éxito de este archivo requiere de la participación ciudadana y, en mayor medida, de la de personalidades de la música, la danza y el teatro, y de sus descendientes y herederos.

Un patrimonio documental singular

La riqueza de características presentes en las diferentes manifestaciones artísticas en los ámbitos de la música, la danza y el teatro explica que el Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra tenga una formulación extensa. En consecuencia, el objetivo para 2017 se centra en sentar las bases para su proyección a medio y largo plazo, para lo cual se atenderá al establecimiento de sinergias con instituciones líderes, a la comunicación con personalidades e instituciones, a la identificación de fondos de interés para Navarra, a la creación de un inventario de recursos orientado a obtener datos para la investigación, a recibir fondos  e iniciar los trabajos de organización y valorización de los fondos documentales.

Igualmente es necesaria la adopción de una metodología técnica adecuada a estos fondos de naturaleza musical, de la danza y del teatro, cuyo uso pueda extenderse entre las entidades navarras que conserven a su vez fondos de ese carácter. Para ello se cuenta con la colaboración de ERESBIL–Archivo Vasco de la Música, centro de prestigio internacional dedicado a la difusión de la música vasca, y de la Biblioteca Nacional de España, primera institución del Estado en cuanto a la conservación, el tratamiento y la difusión de fondos de personalidades en los ámbitos de la música, la danza y el teatro.

Fondos iniciales

El Archivo de la Música y de las Artes Escénicas arranca con los fondos musicales de Jesús García Leoz, Emilio Arrieta y Manuel Turrillas Ezcurra, a los que acompañan partituras de Mariano García Zalba, Felipe Gorriti, Joaquín Maya y Pablo Sarasate, así como un centenar de hojas manuscritas y códices, todos ellos conservados en el Archivo Real y General de Navarra.

A estos fondos se añade la documentación de los Festivales de Navarra y, en fecha próxima, los fondos correspondientes a José Laínez y Concha Martínez, Jesús Zamarbide, Escuela de Danza de Navarra, Escuela Navarra de Teatro y Centro de Documentación e Investigación de las Artes Escénicas de la Escuela Navarra de Teatro.

Otros fondos patrimoniales del Gobierno de Navarra se encuentran actualmente en la Biblioteca de Navarra, junto a documentación ligada al depósito legal: los fondos musicales de Fernando Remacha y Tomás Asiáin y el fondo del teatro de Patxi Larráinzar.

El Departamento de Cultura, Deporte y Juventud destina en 2017 la cantidad de 50.000 euros para la puesta en marcha de este proyecto.

El papel del Archivo de Navarra

El Archivo Real y General de Navarra se constituye en el centro donde se reunirán los fondos documentales que pasen a integrar el Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra. La decisión de encomendar este proyecto al Archivo de Navarra tiene en cuenta su singular responsabilidad en cuanto a conservar, tratar técnicamente y difundir fondos integrantes del patrimonio documental de Navarra. Este equipamiento cultural de novecientos años de historia fue acondicionado para su uso como archivo en 2004 por el arquitecto navarro Rafael Moneo y dotado de las más modernas instalaciones para su uso como infraestructura de Archivo.

(Noticia del portal web del Gobierno de Navarra)

TALLER DE “ÁRBOLES” EN EL ARCHIVO DE NAVARRA

El Festival de Danza Contemporánea de Navarra-DNA, impulsado por el Gobierno de Navarra, ha organizado un taller gratuito de preparación para las “interferencias urbanas” (plantaciones de árboles-cuerpo en diferentes espacios de Pamplona y Villava) que dirigirá la coreógrafa brasileña Clarice Lima. Está destinado a practicantes de yoga, hip-hop, capoeira, teatro o circo que sepan hacer la postura de parada de cabeza/parada de tres apoyos de yoga (con cabeza y antebrazos) o de capoeira (con la cabeza y las manos). Los participantes protagonizarán las “plantaciones” el día 25 de mayo, jueves, en la avenida Carlos III y el 26 de mayo, viernes, en la plaza de San José, ambas en Pamplona y el 27 de mayo, sábado, en el Molino de San Andrés de Villava.

El taller tendrá lugar en las instalaciones del Archivo Real y General de Navarra, los días martes 23 y miércoles 24 de mayo, de 18:00 a 21:00 horas.

Para participar hay que enviar los datos personales a la siguiente dirección de correo electrónico: arboles-DNA@gmail.com

Fecha límite para inscribirse: 20 de mayo.

Adjuntamos el programa completo del Festival, para quien esté interesado en acudir o participar en cualquiera de sus actividades:

Festival de Danza Contemporánea de Navarra-DNA 2017

CONFERENCIA DE MARÍA GEMBERO-USTÁRROZ

Mañana miércoles, día 17 de mayo, a las 19:00 h., tendrá lugar en el Salón de Actos del Archivo Real y General de Navarra una conferencia que lleva por título “Música en Navarra: un recorrido a través de la Historia”. Será impartida por María Gembero-Ustárroz, autora de la obra titulada Navarra. Música, primera historia general de la música en Navarra, editada recientemente por la Dirección General de Cultura, que aborda el repertorio culto de tradición escrita, la música tradicional transmitida oralmente y las músicas populares urbanas, ofreciendo una visión panorámica de los diversos repertorios que han configurado el paisaje sonoro de Navarra en cada momento histórico.

Musicóloga y natural de Pamplona, María Gembero-Ustárroz es desde 2007 Científica Titular en Musicología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Institución Milá y Fontanals de Barcelona. Su investigación se centra en la música española (siglos XVI-XIX), las relaciones musicales entre España e Hispanoamérica durante la época virreinal, el patrimonio musical español y la historia musical de Navarra.

La conferencia incluye, además, audiciones comentadas de la obra del compositor tudelano José Castel (1737-1807), titulada “Trío nº1, Sib mayor, para dos violines y violonchelo”.

Para más información, adjuntamos el folleto informativo:

Conferencia María Gembero: Música en Navarra