Archivo

Archive for the ‘Actividades de difusión’ Category

EL FOTÓGRAFO JOSÉ VELASCO HERNÁNDEZ (1897-1974)

Banda de Música de Garralda

El Archivo Real y General de Navarra inaugura la microexposición que lleva por título Fotografías de José Velasco Hernández (1897-1974)”, formada por una selección de fotografías inéditas de la primera mitad del siglo XX, de este fotógrafo aficionado y maestro de Garralda. De esta forma, se quiere recordar su particular mirada fotográfica, al cumplirse cinco años de la donación de este fondo al archivo.

La mayor parte de las imágenes son retratos de temática familiar y costumbrista reflejando actividades como la banda de música local, que él mismo fundó, distintas promociones de escolares, familias de la localidad y personajes ilustres como el pintor Jesús Basiano, con los que aparece retratado en una de las imágenes que acompañan la exposición. La microexposición, que se podrá visitar durante julio y agosto en la galería baja del archivo, está compuesta por una selección de 17 fotografías singulares reproducidas a gran tamaño.

La muestra está abierta al público todos los días de la semana, en horario de 10:00 h. a 14:00 h. y de 17:00 h. a 20:00 h., y el acceso es gratuito.

El Fondo Fotográfico

En 2013, Jesús María Velasco Iriarte, junto con su hijo Koldo Velasco, entregó en donación al Archivo Real y General de Navarra el singular conjunto fotográfico de José Velasco, su padre, para garantizar su adecuada conservación y difusión. La mayor parte de las fotografías conservadas son placas de vidrio en negativo, en su mayoría de formato 10×15 y algunas de 6×9 o 9×12, y emulsión de gelatinobromuro. En concreto, del total de artefactos, 89 son placas de vidrio y 15 negativos en soporte plástico.

La de José Velasco fue una de las primeras donaciones de fotografía en el arranque del proyecto Fototeca de Navarra, actualmente consolidado, destinado a la recuperación y difusión del patrimonio fotográfico navarro. Las imágenes captadas por José Velasco entre los años 1921 a 1940, aproximadamente, reflejan su mundo más cercano, el de su pueblo de acogida, Garralda, y el de sus seres queridos, familiares y amigos. Fotógrafo aficionado completamente desconocido hasta el momento de la donación de sus fotografías, José Velasco acompañó el transcurrir de su nueva vida en Garralda con la documentación gráfica de sus vivencias como maestro, vecino, esposo y padre.Maestro de escuela y fotógrafo aficionado

José Velasco Hernández fue un maestro nacido en Lerín en 1897 y falleció en Pamplona en 1974. Cultivó diversas aficiones como la fotografía, la música -era organista- la relojería e, incluso, ejerció de practicante.

Como aficionado a la fotografía captó numerosas imágenes de las cuáles se han conservado un total de 104 fotografías en el Archivo Real y General de Navarra, donde conforman un fondo fotográfico. El contacto de José Velasco con la fotografía refleja el momento de transición desde el momento de mayor éxito de las placas secas de gelationobromuro a la irrupción de los nuevos soportes plásticos vinculados a la definitiva generalización del uso de la fotografía.

(Noticia del Portal Web del Gobierno de Navarra)

Anuncios

BOLETÍN INFORMATIVO AGN

El Archivo Real y General de Navarra, en su esfuerzo constante por conseguir una mayor difusión de sus fondos y de su actividad diaria, ha publicado el sexto número de su boletín, con toda la información relativa a las tareas organizativas y las novedades acontecidas en el Archivo a lo largo del año 2017.

Adjuntamos el enlace de acceso a su versión electrónica, en la plataforma gratuita de publicación de documentos Calameo, para darle la mayor difusión posible.

Boletín informativo n. 6 (2017)

Además, la versión impresa está ya disponible para su distribución entre todas aquellas personas que se acerquen a visitarnos.

I CERTAMEN FOTOGRÁFICO DEDICADO AL PAISAJE INDUSTRIAL

Bajo el título Paisajes con memoria, la Dirección General de Cultura, a través del Archivo de la Administración de la Comunidad Foral, ha convocado un certamen fotográfico cuya primera edición está dedicada al paisaje industrial y tiene como objetivo sensibilizar a la ciudadanía sobre el valor patrimonial de las instalaciones industriales, algunas de ellas en riesgo de desaparición.

El plazo de inscripción se abre hoy, viernes 29 de junio, y concluye el próximo 28 de septiembre, a las 14:30 horas. Las fotografías se presentarán sobre papel fotográfico, en blanco y negro o en color, con unas dimensiones máximas de 30 x 40 cm, sin enmarcar. Las fotografías presentadas deberán ser originales e inéditas y estar relacionadas con fábricas o instalaciones industriales que contribuyen o han contribuido a la modificación y cambio paisajístico de Navarra desde finales del siglo XIX. Las bases del I Certamen fotográfico Paisajes con memoria se encuentran disponibles en el siguiente enlace.

El jurado estará compuesto por dos profesionales de la fotografía y dos miembros del Servicio de Archivos y Patrimonio Documental del Gobierno de Navarra. Se establecerán premios de 900 euros para el trabajo ganador, 400 euros para el segundo y 200 para el tercero. Asimismo, las fotografías premiadas, al igual que una selección de las presentadas al certamen, serán objeto de una exposición. El fallo del jurado se hará público en el portal de Cultura del Gobierno de Navarra  el 19 de octubre de 2018.

Importancia del paisaje transformado

El certamen fotográfico Paisajes con memoria entronca con la nueva línea de acción del Archivo de la Administración presentada el pasado 25 de junio que pretende completar su fondo de documentación institucional con las aportaciones ciudadanas que reflejen la realidad de la sociedad navarra contemporánea.

La industria posee una enorme capacidad transformadora del paisaje. A partir de la Revolución Industrial, esta transformación es imparable y vertiginosa, afecta a todas las actividades, y es difícil encontrar lugares que hayan permanecido al margen de los procesos de industrialización del siglo XX.

Con frecuencia se ha visto en la fábrica o en la industria un factor negativo, distorsionante del entorno, manteniéndose una actitud de olvido y menosprecio, o han sido objeto de agresivas especulaciones del terreno. De esta forma, se han perdido para siempre importantes instalaciones fabriles, su documentación y, en consecuencia, su legado cultural.

Actualmente se pretende contemplar estas instalaciones con otra mirada, destacando su papel en la definición del imaginario colectivo de un territorio: oficios tradicionales, fiestas, configuración social, lenguaje, vegetación y paisaje, además, por supuesto, de los edificios, instalaciones o maquinarias que soportaron esa actividad.

Aunque es interesante contemplar las edificaciones fabriles desde un punto de vista arquitectónico -algunas tienen un claro valor patrimonial-, mediante este certamen se pretende dar una vuelta de tuerca más y abrir la perspectiva de la fábrica como la memoria de un territorio construida a través de luchas, ilusiones, sacrificio, penalidades y vivencias que han modelado la fisonomía de ese paisaje. Es en definitiva, el paisaje cultural del trabajo.

(Noticia del apartado de actualidad del Portal Web del Gobierno de Navarra)

CULTURA NAVARRA THINK TANK. TERCER ENCUENTRO

El Departamento de Cultura, Deporte y Juventud organiza el tercer laboratorio de ideas Think Tank, que lleva por título “La (des)igualdad en la cultura”. El Archivo Real y General de Navarra acogerá esta sesión, que tendra lugar mañana jueves, 28 de junio, en horario de 9:00 a 13:00 horas, bajo la dirección de la escritora Laura Freixas.

Desde sus inicios a finales del siglo XVIII, el feminismo se fijó tres objetivos, que a su entender serían condiciones necesarias y suficientes para la emancipación femenina: igualdad educativa, igualdad política, igualdad de derechos civiles. Los tres se han ido consiguiendo, y sin embargo estamos aún lejos de la igualdad real. ¿Qué ha fallado? ¿Qué falta? La respuesta, sin duda, está en la cultura (y su corolario, la educación). La cultura preponderante sigue transmitiendo principios, valores, relatos… que refuerzan, legitiman y perpetúan el orden patriarcal. En la primera parte de este taller, Laura Freixas mostrará, con ejemplos extraídos de distintos ámbitos (literatura, publicidad, cine…), en qué consiste y cómo se transmite la ideología patriarcal. En la segunda, se leerán y comentarán entre los y las participantes algunos textos, de ficción y no ficción, que nos permitirán profundizar en una visión de la cultura desde una perspectiva de género.

Cualquier persona interesada puede inscribirse a través del correo plancultura@navarra.es o en el teléfono 848 427184. El aforo está limitado a 30 personas.

Think Tank surge vinculado al Observatorio Navarro de la Cultura, puesto en marcha este año como uno de los ejes principales del Plan Estratégico de Cultura de Navarra 2017-2023, para reflexionar sobre aspectos de actualidad, como la mediación cultural, la creación en euskera, la internacionalización de la cultura o la igualdad. Cultura celebrará un laboratorio al mes (salvo julio y agosto) hasta finales de año. El primer laboratorio abordó en abril la comunicación de la cultura desde lo práctico y el segundo, en mayo, se centró en el análisis y necesidad de adaptación de los equipamientos culturales a la nueva realidad social y cultural del S.XXI.

EXPOSICIÓN “PABLO SARASATE Y ALBERTO HUARTE: TESTIMONIOS DE UNA AMISTAD”

Pablo Sarasate

El Archivo Real y General de Navarra inauguró ayer, lunes 18 de junio, una exposición dedicada a Pablo Sarasate y Alberto Huarte, integrada por la documentación musical donada por la familia Huarte-Solchaga, custodiada durante generaciones en su casa de la calle Mayor de Pamplona, sede del antiguo Colegio Huarte. La muestra, que fue presentada por la directora general de Cultura-Institución Príncipe de Viana, Dori López Jurío, permanecerá abierta durante todo el verano bajo el título “Pablo Sarasate-Alberto Huarte: testimonios de una amistad”.

La exposición permite constatar cómo, a pesar de que Pablo Sarasate abandonó Pamplona con su familia cuando sólo tenía dos años y medio, mantuvo durante toda su vida lazos familiares y afectivos con su ciudad natal. Pablo Sarasate (1844-1908) tocó en Pamplona por primera vez en un concierto público en julio de 1872, a la vuelta de su primer viaje a América. Pero su vinculación con Pamplona se hizo más estrecha a partir de 1879, año de la creación de la Asociación Musical de Socorros Mutuos Santa Cecilia, con la que estaría siempre estrechamente vinculado. En ese año comenzaron las series de Grandes Conciertos Matinales durante las fiestas de San Fermín, que se convertirían, junto con los toros, en uno de los atractivos de estas fiestas.

En la exposición ahora inaugurada se ha prestado especial atención a los últimos seis años de vida de Pablo Sarasate, entre 1902 y 1908, período durante el cual Alberto Huarte, presidente de la Orquesta Santa Cecilia, actuó como vínculo imprescindible entre Sarasate y la Orquesta. Esta relación profesional dio lugar a una amistad que alcanzó también a su secretario y pianista acompañante Otto Goldschmidt, a la esposa de este, la pianista Berthe Marx, y a la hija de ambos, Bertilia. Como muestra de esa relación, se recogen en esta exposición algunas de las cartas, tarjetas postales y fotografías que tanto Sarasate como Goldschmidt enviaron a Alberto Huarte desde muchas de las ciudades de Europa en las que tocaban, así como las que este escribió a Goldschmidt.

En concreto, las vitrinas se distribuyen temáticamente y están dedicadas a Alberto Huarte, a Pablo Sarasate, a la Orquesta Santa Cecilia, a la vinculación entre la ciudad de Pamplona y Sarasate, a sus conciertos de San Fermín, a “Villa Navarra” morada de Sarasate en Biarritz, a su relación con los Goldschmidt o a los recitales de Pablo Sarasate y Berthe Marx en ciudades europeas como Viena, Stuttgart, Bremen, Génova, Praga o París. Entre las piezas más destacadas, además de los retratos, fotografías y cartas autógrafas de Pablo Sarasate, se expone un cuadernillo con caricaturas de Pablo Sarasate realizado por su amigo, el pintor Salustiano Asenjo.

La exposición “Pablo Sarasate-Alberto Huarte: testimonios de una amistad” permanecerá abierta en la sala de exposiciones del Archivo Real y General de Navarra entre el 18 de junio y el 14 de septiembre, en horario de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas, todos los días de la semana incluidos fines de semana y festivos.

Fondo documental

El Archivo Real y General de Navarra ya custodiaba desde 1996 una parte importante de ese mismo fondo familiar, compuesto por documentación generada por los Huarte y por otras ramas familiares como los Machín o los Jáuregui, relativa a sus casas en Irañeta y Pamplona, al Colegio Huarte de Pamplona, así como a las asociaciones y entidades culturales de las que algunos de sus miembros formaron parte.

En esta ocasión, el fondo ha aumentado considerablemente con la donación realizada por Charo Solchaga Maestroarena, viuda de Alberto Huarte Myers. La donación, que en estos momentos se encuentra en proceso de tramitación, está formada principalmente por documentación de Alberto Huarte Machín (1859-1938), derivada de sus relaciones de amistad con Pablo Sarasate, además de documentación de otros miembros de la familia como su hijo José Antonio Huarte y Jáuregui (1892-1968), relacionada con la Sociedad de Conciertos Santa Cecilia, o el hermano de este último, José María Huarte y Jáuregui (1898-1969), que fue director del Archivo de Navarra.

De todo el conjunto, que está datado entre 1809 y 1969, destaca la documentación derivada de la amistad entre Alberto Huarte Machín y Pablo Sarasate. Se trata de correspondencia, postales, notas manuscritas, partituras, ejemplares de prensa, fotografías, programas de conciertos y numerosos testimonios cruzados entre Alberto Huarte, Pablo Sarasate, su secretario y pianista acompañante Otto Goldschmidt y la esposa de este la pianista Berthe Marx. Además, también se ha entregado en donación una completa colección de programas de las sociedades musicales pamplonesas conservados tanto por Alberto Huarte Machín como por su hijo José Antonio Huarte y Jáuregui, una voluminosa colección formada por 676 rollos de pianola, preferentemente de música clásica, 255 unidades de documentación musical impresa y un conjunto de correspondencia de María Isabel González de Olañeta e Ibarreta, marquesa de Valdeterrazo y duquesa viuda de Montpensier, que se casó en segundas nupcias con José María Huarte y Jáuregui.

Pamplona y la Familia Huarte

Alberto Huarte

El 1845 Francisco Huarte Callis (1820-1905), junto con su hermano José María, fundaron en la Bajada de Javier de Pamplona un colegio privado, el Colegio Huarte. Poco después se trasladaron a la calle Mayor en dos sedes sucesivas, desde las que el Colegio Huarte se convirtió en una institución de gran importancia docente, tanto que en 1896 fue reconocida por la Junta Provincial de Instrucción Pública con la medalla de oro. José María Huarte fue además concejal y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Pamplona. En 1867 su hermana Mercedes Huarte abrió un colegio para señoritas en la calle Nueva de Pamplona, que se completó en 1921 con una escuela para niñas. Durante la siguiente generación, continuó su estela al frente del colegio Alberto Huarte Machín, hijo de Francisco.

Alberto Huarte Machín (1859-1938), fue bachiller en Artes, profesor de la Escuela Normal y de sordomudos y ciegos, además de director del Colegio Huarte de Pamplona. Presidió el Orfeón Pamplonés y la Sociedad de Conciertos Santa Cecilia en los últimos años de vida de Pablo Sarasate, entre 1902 y 1908, y posteriormente.

Estuvo casado con Manuela Jáuregui Burdaspal (Huelva, 1862), matrimonio del cual nacieron cuatro hijos: José Antonio (1892-1968), José María (1898-1969), Carmen (1901-1937) y Ángel (1903-1990).

De todos ellos, José Antonio de Huarte y Jáuregui (1892-1968), violinista, profesor y crítico musical, se casó con Adelaida Myers Burck (Pittsburgh, Pensilvania, EEUU) con quien tuvo tres hijos: Manuela, Juan Bautista y Alberto, este último miembro de Los Iruña’ko fallecido en 2011. Precisamente ha sido su esposa Charo Solchaga Maestroarena, junto con sus hijos, los responsables de la donación realizada al Archivo Real y General de Navarra.

(Noticia del Portal web del Gobierno de Navarra)

DÍA INTERNACIONAL DE LOS ARCHIVOS

Con motivo de la celebración del Día Internacional de los Archivos, el próximo viernes, 8 de junio, el Archivo Real y General de Navarra ha programado una jornada de puertas abiertas con visitas guiadas.

Las visitas están abiertas a todo el público y se realizarán en castellano y en euskera a las 12:00 h y a las 17:00 h, de la mano de los técnicos de la entidad. Quienes deseen tomar parte de las mismas deberán personarse en la entrada del archivo (c/ Dos de Mayo, s/n, Pamplona) cinco minutos antes de la hora señalada para su inicio. Para la visita de las 17:00 h. será necesario inscribirse en el teléfono 848 42 46 67, en horario de 9:00 h. a 14:00 h.

A lo largo del recorrido, los participantes podrán conocer el edificio diseñado por Rafael Moneo, su origen como palacio de los reyes de Navarra, sus funciones actuales, así como las tareas archivísticas y de restauración de la documentación que se realizan a diario.

El Día Internacional de los Archivos se celebra con motivo de la creación, en 1948, del Consejo Internacional de Archivos bajo los auspicios de la UNESCO, y su objetivo es promover el valor de estas instituciones al servicio de la investigación, la cultura, la memoria y la transparencia.

(Noticia del Portal Web del Gobierno de Navarra)

EXPOSICIÓN “EL FÚTBOL EN NAVARRA”

El Archivo Real y General de Navarra dedica este mes de junio una microexposición a la historia del fútbol navarro, coincidiendo con el 90 aniversario de la creación de la Federación de Fútbol de Navarra y la celebración de la Copa Mundial de Fútbol de 2018. En la misma pueden verse los reglamentos de varios clubes y fotografías de partidos y actos celebrados por algunos de los principales equipos navarros.

Las primeras noticias sobre la práctica del fútbol en Navarra se remontan a principios del siglo XX, momento en el que empezaron a constituirse formalmente clubes deportivos dedicados de forma exclusiva o principal a la disciplina futbolística. Se trataba en esos primeros años de clubes de recursos muy modestos constituidos a veces simplemente por un grupo de amigos que se reunían para jugar al football, tal y como se escribía en esos años. Precisamente por esas características, un buen número de estas entidades tuvo una existencia muy efímera. La muestra organizada por el Archivo de Navarra se abre precisamente con los reglamentos de tres clubes hoy desaparecidos, como son el Aragón Club Balompié, de Tudela; el Club Deportivo Eslava, de Burlada y el Deportivo Ribereño de Carcastillo.

Un hito en la historia del fútbol navarro se produjo cuando el 30 de mayo de 1928 los representantes de varios clubes encabezados por el Club Atlético Osasuna constituyeron un comité destinado a preparar a su vez la conformación de una federación de fútbol propia para Navarra, que actuase como rama regional de la Real Federación Española de Fútbol. Tal hecho muestra el importante grado de extensión que la práctica y la afición por el fútbol habían alcanzado en Navarra. Hasta entonces, y ante la inexistencia de organización federativa propia, habían sido varios los clubes navarros que, como otros tantos riojanos, habían tenido que afiliarse a la Federación Guipuzcoana de Fútbol. Los trabajos de organización y la tramitación administrativa de la inscripción de la nueva Federación Navarra de Fútbol se prolongaron durante mes y medio y finalmente la federación fue constituida el 15 de julio del mencionado año 1928, tal y como acredita el acta que, junto al ejemplar de los estatutos y reglamento de la asociación, se exponen al público en la muestra.

Tras el paréntesis que supuso la Guerra Civil, el fútbol se convirtió paulatinamente en un espectáculo de masas. Los modestos primeros campos de deportes dieron paso a estadios de mayor aforo, al mismo tiempo que las competiciones oficiales se normalizaron y ganaron eco social y los clubes se consolidaron como entidades de relevancia. De esta popularización dan cuenta las numerosas fotografías que integran el fondo fotográfico de José Galle y que retratan múltiples partidos y actos celebrados por algunos de los principales equipos navarros de fútbol como el Club Deportivo Atlético Osasuna, el Club Deportivo Tudelano, la Peña Sport Fútbol Club o el Club Deportivo Izarra. Una selección de las cuales puede ser contemplada también en la micromuestra.

Esta exposición, de acceso libre y gratuito, permanecerá abierta durante este mes en la galería baja del Archivo Real y General de Navarra, en horario de 10:00 h. a 14:00 h. y de 17:00 h. a 20:00 h. todos los días de la semana, incluidos fines de semana y festivos.

(Noticia del Portal Web del Gobierno de Navarra)