Depósito del Archivo de la Sociedad de Conciertos Santa Cecilia de Pamplona

El Archivo Real y General de Navarra acoge el fondo documental de la Sociedad de Conciertos Santa Cecilia de Pamplona / Iruña, la orquesta en activo más antigua de España, de 140 años de antigüedad. En cuanto concluya su tratamiento, se integrará en el patrimonio documental de música del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra y se pondrá a disposición de amantes de la música y de todas aquellas personas interesadas en su estudio.

El director del Servicio de Archivos y Patrimonio Documental, Joaquim Llansó Sanjuan, y la presidenta de la sociedad, Mª Jesús Artaiz Zabalza, presentaron ayer oficialmente el contenido del convenio.

El fondo de la Sociedad de Conciertos Santa Cecilia se ha conservado, por diferentes razones, repartido en tres archivos distintos: por un lado, una parte ha llegado al Archivo de Navarra incluido en la donación de la familia Huarte Solchaga, concretamente la documentación de Alberto Huarte -figura esencial en la orquesta-, de la década de 1910. Este legado está actualmente en fase de identificación y organización en el archivo.

Por otro, una parte sustancial del fondo originario, el archivo de partituras, pasó en 2016 a formar parte de la Orquesta Sinfónica de Navarra. En la actualidad el Archivo de Navarra trabaja con la orquesta en un proyecto para llevar a cabo el inventario de la colección de partituras históricas, con el objetivo de integrarlo en el programa del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra.

Finalmente, el depósito de sociedad permite la visión de conjunto que hace posible el conocimiento y el estudio del pulso orquestal de Pamplona. Concretamente, son objeto de depósito las actas, libros de cuentas, proyectos, expedientes y documentación contable, así como el registro de socios activos (músicos y músicas) y socios protectores (donantes), estatutos y reglamentos, memorias (1933-1991), programas de mano (1940-1991), inventario del archivo musical y fotocopias de partituras. Asimismo el depósito incluye la colección de imágenes, integrada por retratos, fotografías, diapositivas y negativos (1904-1991), planos, concurso de Canto Julián Gayarre, publicaciones conmemorativas de otras instituciones, dossieres de prensa, agendas, libros y revistas, documentos sueltos e impresos.

El depósito incluye asimismo el pendón de la Sociedad.

Acuerdos contemplados en el convenio de depósito

Una vez que concluyan las labores archivísticas de tratamiento técnico de los documentos constitutivos del depósito, la documentación estará a disposición de cuantas personas se interesen por conocer la historia de la sociedad, en conformidad con los términos acordados en el convenio de depósito, entre los que destacan los siguientes:

– El Archivo de Navarra garantizará su correcta custodia y protección, y en todas las iniciativas de difusión señalará que los bienes proceden del Fondo Sociedad de Conciertos Santa Cecilia, haciendo constar la autoría que en cada caso corresponda.

– La cesión se hace por un plazo de diez años, prorrogándose automáticamente por nuevos períodos de diez años, salvo que alguna de las partes manifieste su voluntad en contrario con una antelación de seis meses. Se abre asimismo la posibilidad de una donación.

– La documentación estará descrita con la precisión suficiente para que pueda ser accesible a la investigación y susceptible de difusión.

– Anualmente se aprobará por ambas partes un plan de trabajo, que incluirá las tareas a realizar sobre dicha documentación.

– El Archivo Real y General de Navarra abordará un proyecto de digitalización del archivo depositado, que se pondrá a disposición de las personas interesadas en su investigación a través de la consulta pública, tanto presencial como en Internet. La sociedad recibirá una copia digital en alta resolución de las imágenes resultantes.

– Ambas entidades colaborarán en actividades de difusión y puesta en valor de los fondos musicales, a realizar en el Archivo Real y General de Navarra.

La orquesta en activo más antigua de España

La denominada Sociedad de Conciertos y Socorros Mutuos “Santa Cecilia” de Pamplona fue fundada en 1879, por lo que es la más antigua de las agrupaciones orquestales existentes a día de hoy en España.

En su creación influyó el afán de Pablo Sarasate por contar con una orquesta en Pamplona. Su Reglamento de 1883 señalaba que “el objeto de esta sociedad es el de elevar el arte musical a la mayor altura posible, y el filantrópico de socorrerse los asociados mutuamente en sus enfermedades o con ocasión de ellas”, bien entendido que sus setenta “socios” eran exclusivamente los instrumentistas de la orquesta.

Su primer director fue Joaquín Maya, entonces director asimismo de la Academia de Música de Pamplona, al que sucedieron figuras de la talla de Larregla, Saco del Valle y Saint Saëns.

La orquesta intervenía en los conciertos de las fiestas de julio acompañando a Sarasate y también en cuantos actos oficiales o religiosos se celebrasen en la ciudad. A la muerte del músico en 1908, la orquesta entra en declive hasta su renacimiento en 1932, con motivo de un homenaje al profesor de la Academia de Música, Felipe Aramendía.

Personalidades sobresalientes dirigieron la orquesta, como Luis Morondo entre 1945 y 1960.

Sometida a los altibajos propios de una institución más que centenaria, en muchos casos vinculados a la sucesión de acontecimientos políticos y sociales, en la continuidad de la sociedad hasta nuestros días influyó notablemente la voluntad del Ayuntamiento de Pamplona, la Diputación de Navarra y las cajas de ahorros de Navarra y Municipal de Pamplona, definida fundamentalmente a comienzos de la década de 1970 en subvencionar su actividad con la celebración de conciertos mensuales y su participación en los actos más sobresalientes de la ciudad, entre los que destacan la festividad de Santa Cecilia, las vísperas de San Fermín o el responso a Sarasate el día de Todos los Santos.

En 2016, su valiosa colección de partituras pasa a integrarse en la Orquesta Sinfónica de Navarra, si bien la sociedad conserva en su poder su archivo institucional no propiamente musical, que constituye el fondo documental objeto de depósito en el Archivo de Navarra.

(Noticia del Portal Web de Cultura Navarra)

Boletines de Novedades

Hoy publicamos los boletines, de novedades y de sumarios, de la biblioteca correspondientes al mes de marzo:

Novedades marzo 2019

Boletín sumarios 2019-3

Confiamos en que sean de utilidad para el público en general y no solo para las personas que habitualmente nos visitan.

Conferencia sobre la Reconquista de Tudela

El pasado mes de febrero se cumplieron 900 años de la conquista de Tudela y su Ribera, bajo poder musulmán hasta entonces, por parte de las tropas de Alfonso I, rey de Aragón y de Pamplona. Un proceso poco conocido, pero que es del mayor interés histórico.

Con este motivo, mañana, miércoles, 13 de marzo, a las 19:00 h., en el Archivo Real y General de Navarra, el historiador Juan José Larrea impartirá una conferencia que lleva por título “Tudela 1119: la conquista y repoblación del sur de Navarra”, la cual versará no solo sobre la conquista militar, sino también acerca del proceso social de repoblación y ocupación del territorio. Y tanto en la Ribera tudelana, como en la Erri Berri de los valles del Aragón, Arga y Ega. Resultado de ese proceso, el sur de Navarra pasó a formar parte del Reino de Pamplona.

Juan José Larrea es actualmente profesor de Historia en la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea. Es un experto en el tema. Su tesis doctoral, publicada en francés, versó precisamente sobre el poblamiento y la sociedad de Navarra de los siglos IV a XII y uno de sus últimos trabajos se ha titulado Construir un reino en la periferia de Al-Andalus: Pamplona entre los siglos VIII y X.

La asistencia es libre hasta completar aforo.

Donación de la Profesora de Danza y Coreógrafa Almudena Lobón

La bailarina, coreógrafa y profesora de danza, Almudena Lobón, ha donado recientemente al Archivo Real y General de Navarra su fondo profesional, que se integra de este modo en el patrimonio documental de danza del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra.

La documentación recibida consiste en recortes de prensa y un elevado número de DVDs, carteles, programas de mano y folletos, además de bocetos originales de escenografía correspondientes al Acto 1 de La Sylphide, obra de Concha Cilveti.

Al tratarse de una personalidad en plena actividad, la donación se articula en fases. Esta es la primera, con la que se ha creado recientemente el Fondo Almudena Lobón en el Archivo de Navarra. El resto del legado se irá incorporando progresivamente, de acuerdo con la voluntad de la donante, al compás del avance de su actividad.

En conformidad con las especificaciones del acuerdo de donación, además de velar por la conservación del legado, el Archivo de Navarra adquiere el compromiso de promover su difusión a través de actividades de mediación cultural y pedagógicas, e incentivar su estudio.

Solidez profesional al servicio de la formación de jóvenes

Almudena Lobón, titulada en Danza Clásica por el Real Conservatorio de Danza de Madrid, ha sido componente del Ballet de Cámara de Zaragoza y del Ballet Lírico Nacional. Fue alumna de la gran maestra María de Ávila, con la que aprendió una muy depurada técnica de danza clásica académica. Dicha formación se vio enriquecida con la asimilación de los códigos del estilo ruso, gracias a su estancia con la compañía del Kírov, por una parte, y de los matices típicamente norteamericanos, fruto de las enseñanzas del maestro David Howard. Más tarde, ampliaría su formación en Danza Contemporánea y Modern Jazz, entrando en contacto con estilos como Horton, Limón, Graham, Ailey o Mattox, entre otros.

En 1982, decide dedicar su experiencia a la formación de bailarines, abriendo en Pamplona su propio centro, la Escuela Profesional de Danza Almudena Lobón. Su labor pedagógica ha sido reconocida a través de los premios obtenidos por el alumnado en concursos nacionales e internacionales de danza, como el Gran Prix de Lausanne, el Gran Premio Montepríncipe, el Concurso Internacional de Danza Ciudad de Zaragoza o el Concurso Nacional de Danza de Torrelavega, entre otros. Ha sido invitada a impartir clases magistrales por varias entidades, entre ellas el Real Conservatorio de Danza de Madrid.

A lo largo de su actividad, Almudena Lobón ha puesto en escena varios ballets del Repertorio Clásico como Coppelia, La Bayadére, y El Lago de los Cisnes, Giselle, La Bella durmiente del bosque, Cinderella, Don Quijote, La Sylphide, todos ellos en su versión completa.

Entre sus trabajos coreográficos sobresalen piezas para conciertos de Año Nuevo en el Teatro Gayarre de Pamplona y en el Baluarte, con orquestas en directo, montajes para óperas y zarzuelas (Rigoletto, El asombro de Damasco, Los Pescadores de Perlas, etc.) y para los conciertos pedagógicos de la Quincena Musical de San Sebastián (junto a OPUS III Percussion Ensamble, en el Kursaal).

Como complemento a la formación académica, Almudena Lobón crea en 1999 el Joven Ballet de Almudena Lobón, pensado como “laboratorio de prácticas” para su alumnado. En 2004 la compañía se profesionaliza dando vida a ALDANZA, Almudena Lobón Cía. de Danza, que se desenvuelve entre danza clásica, neoclásica y contemporánea.

En 2013 es llamada a participar en el proyecto Imposible Danza, formación que reúne a antiguos bailarines de la Compañía Nacional de Danza.

(Noticia de Actualidad del Portal Web del Gobierno de Navarra)

Donación de la Actriz Aurora Moneo

La actriz y directora teatral tudelana Aurora Moneo ha donado recientemente al Archivo Real y General de Navarra su fondo profesional, que pasará a formar parte del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra.

Al tratarse de una personalidad en plena actividad, la donación se articula en fases. La primera, con la que se ha creado recientemente el Fondo Aurora Moneo en el Archivo de Navarra, ha consistido en la donación de una muestra significativa de su trayectoria profesional como actriz y de sus facetas como directora teatral y docente. El resto del legado se irá incorporando conforme a la voluntad de la donante, al compás de la evolución de su actividad.

En concreto, la documentación recibida consta de recortes de prensa relativos a representaciones del Teatro Estable de Navarra y Festivales de Olite, así como de diversas producciones y entrevistas, una colección de fotografías, programas de teatro y libretos, entre los que se incluyen los correspondientes a Esperando al zurdo (contiene el programa, apuntes y documentos de creación), Orquesta de señoritas, Peribáñez y el Comendador de Ocaña, La dama no es para la hoguera, Por delante y por detrás, La comedia de las sardinas, La bruja, Cuatro mujeres, Proceso por la sombra de un burro, Katiuska o La generala (tanto el libreto escénico como el libreto musical).

En conformidad con las especificaciones del acuerdo de donación, además de velar por su conservación y tratamiento técnico del legado, el Archivo de Navarra adquiere el compromiso de promover su difusión, a través de actividades de mediación cultural y pedagógicas, e incentivar la investigación científica.

Una personalidad apasionada por la interpretación

La afición de Aurora Moneo por el teatro viene de su madre, quien fuera gran amante del cine y del teatro a la vez que magnífica recitadora. Inicia su actividad en el teatro a los catorce años en un grupo aficionado. A los dieciocho se establece en Pamplona donde participa en la creación de un grupo de teatro en el barrio de la Txantrea, con obras de Martínez Mediero y otros autores de marcado compromiso social. En 1977 participa en la fundación del Teatro Estable de Navarra, cuyos integrantes reciben clases de expresión corporal e interpretación por parte de profesorado destacado como Carlos Creus, Paca Ojea o Juan Pastor. Dos años más tarde tiene lugar el estreno del primer montaje del TEN, Esperando al Zurdo, de Clifford Odets.

A partir de ese momento Aurora Moneo ya no abandonará las tablas, primero combinando su actividad teatral con su trabajo como administrativa durante doce años para, posteriormente, dedicarse en exclusiva a su vocación como actriz, profesora de interpretación y directora en la Escuela Navarra de Teatro, desde 1985 hasta el 2012, donde coordinó el programa de coeducación y expresión dramática.

Hasta el momento ha participado en una treintena de montajes dirigidos por personalidades como Valentín Redín, Carlos Creus, Ignacio Aranaz, Juan Pastor, José Lainez, Pedro Miguel Martínez, Ricardo Romanos, Gyula Urban, Ález Ruiz Pastor, Francisco López, Miguel Narros, Emilia Ecay, Alexander Herold, Carol Verano, Arístides Vargas, Charo Francés, Pablo Salaberri y Alfredo Sanzol. La mayor parte de las representaciones han tenido lugar en el Teatro Gayarre.

En 2014 estrenó su creación Desmedidas, que aborda los temas de la violencia y la belleza.

(Noticia de Actualidad del Portal Web del Gobierno de Navarra)

175º Aniversario de los Nacimientos de Sarasate y Gayarre

Este año 2019 se cumplen 175 años del nacimiento de los dos músicos navarros más universales, Pablo Sarasate y Julián Gayarre. Por ese motivo, el Archivo Real y General de Navarra dedica su microexposición de marzo a recordar dicha efeméride con la exhibición de algunos de los documentos que custodia sobre estas personalidades.

La microexposición es una pequeña muestra de acceso libre y gratuito, en la que se podrán contemplar dos partituras del primero y fotografías del monumento a Julián Gayarre.

La muestra permanecerá abierta durante el mes de marzo en la galería baja del Archivo de Navarra todos los días, de 10:00 h. a 14:00 h. y de 17:00 h. a 20:00 h.

Monumento a Gayarre en Pamplona

Dos figuras irrepetibles

La casualidad quiso que dos de los mayores talentos artísticos nacidos en Navarra vinieran al mundo en el mismo año. El 10 de marzo de 1844 nació en Pamplona el violinista y compositor Pablo Sarasate y apenas dos meses antes, el 8 de enero, había nacido en la localidad de Roncal el tenor Julián Gayarre. El renombre alcanzado por las figuras de Sarasate y Gayarre traspasó ampliamente las fronteras de Navarra logrando un destacado prestigio nacional e internacional.

Las vidas de Sarasate y Gayarre, además de la del año nacimiento, también compartieron otras similitudes. Una de ellas es la de que ambos fueron becados por la Diputación Foral y Provincial de Navarra para que ampliasen sus estudios en el extranjero, en Milán en el caso de Gayarre y en París en el de Sarasate. Así, se exhibe en primer lugar una carta remitida a Yanguas y Miranda, secretario de la Diputación, por el encargado de acompañar y tramitar los gastos de los jóvenes becados en París en la que se alude como uno de ellos al “joven Martín Sarasate”, puesto que el nombre completo y verdadero del violinista era Martín Melitón Pablo de Sarasate y Navascués. Precisamente, Sarasate dedicaría años después a la Diputación la obra titulada Navarra que se convertiría en una de las más conocidas y populares y cuya partitura también se expone al público en esta micromuestra.

Pablo Sarasate

Además de la mencionada partitura Navarra, el Archivo Real y General de Navarra exhibe en la microexposición la partitura de otra obra titulada Los Pájaros de Chile, que compuso a raíz de un viaje al país iberoamericano y que, después de ser estrenada en la ciudad chilena de Valparaíso en 1871, permaneció desaparecida durante más de un siglo. Hace apenas una década, en el año 2009, la partitura fue redescubierta en México y adquirida por el Gobierno de Navarra, que publicó para la ocasión un facsímil de la partitura en edición crítica de Ramón Sobrino y Ara Malikian, y que incluye la interpretación de la obra en CD. Durante estos últimos años, esta partitura ha formado parte de la exposición permanente del Palacio del Condestable dedicada al violinista, pero desde el año pasado 2018 ha vuelto a custodiarse en el Archivo Real y General de Navarra.

La micromuestra también incluye otros documentos que reflejan la fortaleza de los vínculos de Pablo Sarasate con Pamplona, ciudad a la que viajaba constantemente, incluso una vez consagrado como compositor y violinista de prestigio, y en la que promovió y apoyó distintas iniciativas a favor del arte musical. Un ejemplo es el vistoso diploma entregado al ganador del Concurso Internacional de Orfeones y de Bandas que se celebró en Pamplona en los Sanfermines de 1894 y cuyo jurado fue presidido por Pablo Sarasate, tal y como figura en la firma manuscrita. Las delicadas ilustraciones del diploma incluyen retratos de varias figuras navarras vinculadas a la música, como el propio Sarasate y Gayarre, quien había fallecido apenas 4 años antes.

Julián Gayarre

En efecto, la carrera musical de Julián Gayarre se había truncado repentinamente, pese a lo cual, su fama se extendió más allá de su vida. Su temprana y trágica muerte, acaecida en 1890, pocos días después de sufrir un desvanecimiento cuando interpretaba en Madrid la ópera Los Pescadores de Perlas, fue seguida por distintas muestras de homenaje tanto en su localidad natal como en otras ciudades. Como es sabido, en 1901 se instaló en el cementerio de Roncal / Erronkari el excepcional conjunto escultórico del prestigioso artista valenciano Mariano Benlliure. En el caso de Pamplona, desde 1903 el hasta entonces Teatro Principal pasó a llamarse Teatro Gayarre. Pero no fue hasta finales de la década de 1940 cuando la Diputación Foral y Provincial de Navarra promovió la construcción de un monumento a Gayarre en Pamplona / Iruña a cuya financiación contribuyó de forma destacada la Junta General del Valle de Roncal. De este modo, el nuevo proyecto escultórico vino a saldar una deuda de la ciudad con el tenor. El proyecto, coronado por la estatua de Gayarre, se encargó a Víctor Eusa, en tanto que la parte escultórica corrió a cargo de Fructuoso Orduna. Aunque inicialmente se había previsto su instalación en la Plaza Merindades, fue en el Parque de la Taconera donde finalmente fue inaugurado en 1950. Varias fotografías y postales de la construcción e inauguración del mismo se han reunido para esta microexposición.

El mismo año de 1950 la Diputación adquirió la laringe embalsamada de Gayarre que había sido extraída del cadáver del tenor por el personal médico que le atendió. Durante décadas, dicho órgano estuvo custodiado por el Archivo Real y General de Navarra en su antigua sede, expuesto en una de las vitrinas de la cámara acorazada. En el año 2009 se cedió a la Fundación Julián Gayarre para ser exhibida en la Casa Museo Julián Gayarre de Roncal junto con el resto del legado del tenor roncalés. Una fotografía de la famosa laringe embalsamada de Gayarre se ha incluido en este micromuestra, junto con otras fotografías con las que el Archivo Real y General de Navarra ha querido conmemorar la singular coincidencia del nacimiento de los dos ilustres músicos navarros, hace ahora 175 años.

(Noticia de Actualidad del Portal Web del Gobierno de Navarra)

Donación del Compositor Koldo Pastor

El compositor Koldo Pastor (Pamplona, 1947) ha donado recientemente su fondo personal al Archivo Real y General de Navarra, que pasará así a formar parte del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra, donde será objeto de estudio y de iniciativas de difusión y puesta en valor.

Debido a que Koldo Pastor es un compositor en plena actividad de creación, la fórmula escogida para la donación consiste en su articulación en fases. En concreto, esta primera donación consiste en una muestra significativa de su obra musical, que incluye partituras originales en papel y en formato digital, sobre las que se ha creado el Fondo Koldo Pastor.

La parte restante de su legado llegará al Archivo en sucesivas entregas, conforme a la voluntad del compositor y en tanto persista su actividad creadora.

El fondo donado

La documentación constitutiva del legado de Koldo Pastor que se ha incorporado al Archivo de Navarra, con la que arranca el Fondo que lleva su nombre, consiste en las partituras originales en papel de las creaciones Kantatzera nuazu y Ametsean, así como partituras en formato digital de las siguientes obras: Obertura sinfónica nº 1, Iru txantxak, Scherzo & Ragtime, Ama begira zazu, Amorosa, Aurora de San Fermín, Cinco bagatelas, Basajaunaren azken kantua, Baso alaia, Concierto para violonchelo y orquesta, Concierto para guitarra y orquesta, Concierto para saxo y banda, El rapto de Europa. Creta. Op. 6, Tríptico para Demetrio Romano, Denboraren zaurian, Eguzkilore, Elegía a Sarasate, Gaueko suite, Gizon bainiz, Gorritik betzerak, Lizarrako irudiak, Tarantela, Paisajes cretenses Op. 13, Pater dimitte Op. 16, Requiem por un extraño, Rondó fugado, Sax quartet nº1, Sinfonía nº 1 para banda, Sinfonietta concertante Op. 9, Sonata para flauta y piano Op. 14, Sonata para saxofón alto y piano, Tres pequeñas piezas (Canción, Mutildantza y Zortziko), Variaciones sobre un tema de Prokofiev, Suite nº1 para banda. Neguko bidaia (Viaje de invierno) y Zazpiaren zazpi Op. 3.

Completan la donación inicial el texto mecanografiado de la obra El método Martenot aplicado a la enseñanza de la Armonía (1994) y los tres CD Don Fernando. In memoriam Fernando Remacha (2018), Iruñeako Taldea-Musikagileak / Grupo de Pamplona – compositores (1996) y Sanférmico (1998).

En conformidad con las especificaciones del acuerdo de donación, junto con la responsabilidad de garantizar la conservación del legado, el Archivo de Navarra adquiere el compromiso de promover, tanto su difusión, a través de actividades de mediación cultural y pedagógicas, como la investigación científica.

Un músico apasionado por la composición y la docencia

Koldo Karmelo Pastor Arriazu nació en Pamplona el 1 de enero de 1947. Inició su aprendizaje musical en el Conservatorio Pablo Sarasate, si bien finalizó los estudios de Contrapunto y Fuga en el Conservatorio Superior de San Sebastián (Donostia) y los de Armonía y Composición, Pedagogía musical y Dirección Coral en el Conservatorio Superior de Zaragoza. De forma complementaria a su formación académica, desarrolló estudios de composición y sociología de la música con personalidades de la talla de Agustín González Acilu y Ramón Barce.

Músico de rica personalidad, Koldo Pastor ha sido fundador y director del Conjunto de Cámara Paulino Otamendi de Los Amigos del Arte de Pamplona, director del Orfeón Pamplonés, director de la Agrupación Coral de Cámara de Pamplona y director del Coro de Voces Graves de Pamplona. Ha ofrecido numerosos conciertos con diversas agrupaciones instrumentales como la Banda de Música La Pamplonesa, Orquesta Sinfónica de Navarra, Orquesta y Banda del Conservatorio Pablo Sarasate o grupos de cámara, así como también ciclos de conciertos escolares patrocinados por el Gobierno de Navarra y diversas instituciones privadas.

Como fundador e integrante de Iruñeako Taldea (Grupo de Pamplona), Koldo Pastor participó en la organización de diversos ciclos de conciertos y conferencias para la difusión de la música del siglo XX, entre los que destacan las Jornadas de Nueva Música Vasca celebradas en San Sebastián con carácter anual entre 1987 y 1991.

Con una dilatada actividad docente, Koldo Pastor ha ejercido durante diez años como profesor en el Conservatorio Pablo Sarasate de Pamplona en la especialidad de Orquesta y como director de la banda y orquesta sinfónica de dicho centro. Al mismo tiempo, ha impartido numerosos cursos tanto de Informática musical y Pedagogía de la Armonía como de Dirección Coral y Conjunto Instrumental organizados por el Gobierno de Navarra y diversos centros de enseñanza.

La obra de Koldo Pastor está integrada por creaciones de diversos estilos y formatos que incluyen el concierto, la música de cámara, las obras corales, la música para banda, la música de ballet y la música para cine, entre otras, que ha sido estrenada e interpretada por formaciones como La Pamplonesa o la Orquesta Sinfónica de Navarra, así como diversos coros, solistas y conjuntos de cámara. Su creación ha sido difundida en diferentes medios de radio y televisión, siendo objeto de publicación por parte de destacadas editoriales musicales, como Real Musical y CM Ediciones, y de edición en varias producciones discográficas.

En la revisión de la trayectoria profesional de Koldo Pastor merece una mención singular su trabajo “El método Martenot aplicado a la enseñanza de la armonía”, obra especializada en pedagogía musical publicada por la Sociedad de Estudios Vascos Eusko Ikaskuntza (1994) y la revista de pedagogía musical “OP.XXI (1997)”.

(Noticia de Cultura Navarra)