IX Curso de Formación de Usuarios

Como todos los años, el Archivo Real y General de Navarra ha organizado una nueva edición del Curso de Formación de Usuarios, cuyos objetivos son:

  • Difundir el patrimonio conservado en el archivo.
  • Explicar los servicios que presta.
  • Informar de las distintas posibilidades de investigación que ofrece.
  • Adiestrar en el uso de sus instrumentos de descripción.

Tendrá lugar los días 11, 13 y 15 de marzo, de 9 a 11 h. Ya está abierto el plazo de inscripción, el cual termina el 5 de marzo a las 14:30. Las solicitudes de inscripción deberán presentarse en la recepción del archivo, en horario de apertura de la sala de consulta, o por correo electrónico (archivogeneral@navarra.es). Hay 18 plazas y se adjudicarán por sorteo. La inscripción es gratuita.

Para más información, adjuntamos el díptico con el programa y la hoja de inscripción:

IX Curso de Formación de Usuarios

Más Cartografía e Iconografía Online

Plano de Urdazubi / Urdax en 1858

El Archivo Real y General de Navarra ha incorporado al buscador web Archivo Abierto del portal institucional nuevos ejemplares de su colección de cartografía e iconografía histórica de Navarra. Se trata de 45 piezas de mapas, planos, vistas y estampas que se suman a una colección de 780 documentos figurativos.

Todos ellos han sido descritos, restaurados y digitalizados para ponerlos a disposición de la ciudadanía. Su publicación en Archivo Abierto permite la consulta directa de las descripciones, así como la visualización de todas las imágenes y su descarga gratuita.

Nuevos ejemplares

Una parte de estos 45 nuevos ejemplares han sido localizados durante las tareas de organización y ordenación de expedientes y documentos del Archivo de Navarra. Con su publicación en Archivo Abierto finaliza un meticuloso proceso que se inició a raíz de su identificación y continuó con las tareas de descripción, restauración y digitalización de cada uno de ellos.

En su mayor parte son piezas datadas entre los siglos XIX y XX, puesto que los documentos más antiguos ya habían sido objeto de catalogación en años anteriores.

Entre las nuevas incorporaciones se encuentran varios proyectos que fueron impulsados y financiados por la Diputación Provincial de Navarra, como el trazado de la carretera a Francia en el término de Urdazubi / Urdax en 1858, diseñado por Pedro de Ansoleaga, el ramal de subida a los baños viejos de Fitero en 1867, o el proyecto de reparación de la cárcel de Aoiz / Agoitz tras haber sufrido un incendio, datado en 1876.

De la misma diputación también destacan dos mapas de Navarra. El primero de ellos, de las entidades locales de Navarra procedente del Servicio de Riqueza Territorial y Tributos Patrimoniales del Gobierno de Navarra. El ejemplar, manuscrito, pudo realizarse en 1936, justo antes del estallido de la Guerra Civil Española, y cuenta con un escudo de Navarra coloreado que después de la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando había quedado oculto por un nuevo escudo de Navarra laureado en blanco y negro.

También existen ejemplares que hasta la fecha no formaban parte de los fondos del Archivo Real y General de Navarra. Es el caso de un grabado de 1813 adquirido en 2018, titulado “Plan de Pampelune relatif a la defénse de cette place par les français”, realizado por Ambroise Tardieu, y que representa el plano de la ciudad de Pamplona / Iruña con sus fortificaciones y alrededores y los planos esquemáticos de las poblaciones cercanas Burlada / Burlata, Villava / Atarrabia o Huarte / Uharte. En dicho plano se señala la posición del ala derecha del ejército inglés durante el sitio a la ciudad, que supuso el fin de la ocupación francesa y por tanto de la Guerra de la Independencia.

Sin embargo, la mayor parte de los documentos figurativos que han sido objeto de publicación en Archivo Abierto proceden de la reciente donación de bienes que ha realizado la “Fundación Iráizoz-Astiz Hermanos” del archivo familiar procedente de Casa Osambela, de Uitzi. Un conjunto que incluye 15 mapas y planos y 11 estampas devocionales de dicha familia. Entre los primeros destaca un Mapa Geográfico-Estadístico-Escolar de 1888, que recoge el número de escuelas existentes en los pueblos de los distintos partidos judiciales de Navarra, con indicación del sueldo de los respectivos maestros. Sobresale igualmente un Mapa mundi en dos hemisferios, datado en 1883, vinculado seguramente a las escuelas para niños y para niñas de Uitzi, que habían sido fundadas en 1877 por José Mariano de Iriarte y Osambela, miembro destacado de la mencionada familia Iráizoz Astiz.

La colección

La colección de cartografía e iconografía histórica del Archivo de Navarra es única en su género debido a que está formada por documentos, en su mayoría manuscritos, de los que solamente se conoce un ejemplar y que fueron realizados entre los siglos XVI y XX. Por lo general, las piezas proceden de antiguos expedientes, procesos judiciales y escrituras notariales, entre cuyas hojas se escondían ocultos, así como de nuevos fondos documentales de reciente incorporación. Estos documentos, gracias a su originalidad y a su carácter único, constituyen un testimonio excepcional para el estudio de la historia de Navarra y, en particular, de la historia local, dado que permiten conocer con sumo detalle la plasmación gráfica de inmuebles, fincas o caminos en muchos casos hoy desaparecidos.

(Noticia de Actualidad del Portal Web del Gobierno de Navarra)

50 Años de Fontes Linguae Vasconum

Diplomas de 1957 otorgados a niños y niñas navarras por la Diputación Foral de Navarra por saber vascuence.

Una exposición, organizada por la Dirección General de Cultura, servirá para explicar el contexto cultural en el que surgió la revista científica Fontes Linguae Vasconum: studia et documenta, hace 50 años, además de mostrar dónde reside el valor de cada documento antiguo para la investigación lingüística y filológica. La muestra fue presentada el pasado viernes, 15 de febrero, por la consejera de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera, en el Archivo Real y General de Navarra, en cuya cripta podrá visitarse hasta el 31 de marzo, y forma parte de los actos conmemorativos del 50 aniversario de la publicación, en los que colabora Euskarabidea / Insituto Navarro del Euskera.

La exposición está integrada por algunos de los documentos antiguos más importantes en lengua vasca y sobre la lengua vasca, conservados en su mayoría en fondos navarros. Todos los documentos expuestos son originales, no hay reproducciones, lo que la convierte en una colección sin precedentes de la lengua vasca.

El horario de visita es de lunes a domingo, de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas.

Contenido de la exposición

La muestra se divide en siete bloques:

– Nace Fontes Linguae Vasconum: este apartado muestra el contexto cultural y político en que la diputación creaba la sección de Fomento del Vascuence, las publicaciones, cómo se examinó y premió a más de 6.000 niños y niñas en los años 50 y 60 por saber euskera, y otras actividades. Se muestran los diplomas entregados y numerosas fotografías de las fiestas organizadas a tal efecto.

– Los textos más antiguos: siendo la mayoría de textos vascos posteriores a la Edad Media, en este apartado se incluye una selección de algunos de los textos medievales, entre los que caben destacar las cartas de Zalba y Martín de San Martín, o el pequeño Pater Noster.

– Las variedades extintas: este apartado contiene textos escritos en variedades y dialectos del euskera ya desaparecidos. Hay textos en roncalés y algunos escritos en la variedad cercana a Pamplona / Iruña, como el único ejemplar conocido de la doctrina de Juan de Beriáin, nacido en Uterga.- Un euskera especialmente rico e interesante: esta sección muestra documentos cuyo euskera es especialmente valioso para la investigación, por su riqueza o peculiaridad. Incluye grandes obras clásicas como Gero de Axular, o el Testamentu Berria de Leizarraga, junto a pequeños fragmentos entresacados de procesos judiciales en castellano, cercanos al habla popular del siglo XVI.

– El euskera escrito más allá de la religión: aunque los textos en euskera son principalmente religiosos, este apartado recoge otro tipo de textos administrativos, correspondencia, o el manuscrito de Lazarraga, escrito en un euskera alavés de los siglos XVI y XVII. También incluye el epitafio de Amendux.

– La reflexión sobre la lengua: esta sección muestra el interés que el euskera ha despertado en Europa en los siglos pasados, a través de los trabajos de diversos investigadores antiguos. Incluye, por ejemplo, el Diccionario Trilingüe del padre Larramendi: una obra de gran influencia en los escritores en lengua vasca posteriores.

– La Filología Vasca: esta última sección está dedicada al desarrollo que la lingüística y la filología vasca ha experimentado en las últimas décadas, a través de trabajos más recientes.La exposición se completa con una producción musical basada en el citado texto de Amendux, un comerciante pamplonés del siglo XVI, de familia acomodada.

Cabe recordar que el primer número de la revista vio la luz en 1969, con el fin de dar a conocer las últimas investigaciones en torno a la lengua vasca, así como facilitar a personal investigador el acceso a los textos antiguos en esta lengua, diseminados en archivos y colecciones privadas. Cincuenta años más tarde, la revista continúa su andadura sin interrupción, y se sitúa entre las publicaciones de referencia en lingüística vasca.

(Noticia de Actualidad en el Portal Web del Gobierno de Navarra)

En 2018, Cifras de Récord

El Archivo Real y General de Navarra recibió un total de 24.823 visitas en 2018, la cifra más elevada contabilizada desde que se vienen realizando este tipo de estadísticas. Dentro de estas cifras destaca especialmente el incremento que han experimentado las consultas de documentación, que convierten a la dotación cultural en uno de los archivos históricos de referencia del país.

Además, hay que destacar que por primera vez en su larga trayectoria, el centro superó durante el año pasado las 7.000 sesiones presenciales destinadas a la consulta de documentación, que se realizan tanto en su sala de consulta como en la sala de lectura de su biblioteca, en una tendencia que no ha parado de crecer desde que en el año 2004 se reabrieron las nuevas instalaciones en su remodelada sede del Palacio Real de Pamplona / Iruña.

En sus sesiones de trabajo, la ciudadanía consultó un total de 22.657 unidades de archivo, lo que marca un nuevo récord en este ámbito. Entre los fondos documentales más consultados destacan las 8.725 consultas de procesos judiciales procedentes del Consejo Real y de la Corte Mayor, es decir, los tribunales privativos del reino de Navarra durante la Edad Moderna. A continuación, se sitúan las 8.660 consultas sobre protocolos notariales datados entre el siglo XV y 1917. Tanto éstos como los procesos judiciales atraen la mayor parte de las consultas debido a que constituyen una de las principales fuentes documentales para el estudio de la historia local y familiar.

Respecto a las consultas presenciales, realizadas sobre documentos que se encuentran digitalizados, en 2018 también se constató un notable ascenso hasta las 13.030 visualizaciones de imágenes. De todas ellas destacan las 5.526 consultas realizadas sobre la documentación medieval de la Cámara de Comptos. Igualmente notable ha sido el incremento en la consulta de fotografías históricas digitalizadas que forman parte de la Fototeca de Navarra.

Exposiciones

En 2018 el Archivo Real y General de Navarra celebró dos exposiciones temporales. La primera titulada Pablo Sarasate y Alberto Huarte. Testimonios de una amistad, sobre la documentación entregada en donación por la familia Huarte, y la segunda, sobre La Baja Navarra. Un territorio singular. Junto a ellas se celebraron un total de nueve microexposiciones que giraron en torno a distintos aspectos conmemorativos de la historia de Navarra, como las dedicadas a La Gamazada, a Isidoro Fagoaga, al Fútbol en Navarra o a las fotografías de José Velasco. Todas estas exposiciones atrajeron el interés de un total de 15.877 personas.

La programación expositiva estuvo acompañada de ciclos de conferencias, visitas guiadas y talleres prácticos con documentación que congregaron a un total de 1.903 personas. De todas las actividades destaca el ciclo Octubre Archimusical, en el que varios expertos disertaron sobre aspectos vinculados a los fondos musicales custodiados en el Archivo Real y General de Navarra. Un ciclo que finalizó con un concierto para voz y piano sobre repertorio musical de compositores navarros.

Nuevos fondos recibidos

El año 2018 también fue pródigo en donaciones de archivos particulares realizadas por personas interesadas en garantizar su conservación y su difusión.

De todas las donaciones, destaca por su volumen la de la biblioteca, archivo y fototeca de la familia “Iraizoz Astiz”, procedente de Uitzi, así como la documentación y colección musical de la familia Huarte, muy conocida en Pamplona gracias al Colegio Huarte, que durante décadas contribuyó al enriquecimiento cultural y a la formación intelectual de miles de pamplonesas y pamploneses. Esta última donación está incluida en el ámbito del programa de Archivo de la Música y de las Artes Escénicas, como también la donación de la documentación de Isidoro Fagoaga, uno de los grandes tenores navarros de la primera mitad del siglo XX.

Por su parte, en el programa Fototeca de Navarra se incorporaron las fotografías del oftalmólogo Carlos Amat. Cabe destacar igualmente la donación de las bibliotecas de investigadores como Manuel Ortuño y Maite Pascual.

Todos estos ingresos y donaciones de archivos, colecciones, fotografías y bibliotecas particulares, hasta un total de 30, consolidan la principal misión del Archivo Real y General de Navarra en la custodia del patrimonio documental de Navarra y su liderazgo en la divulgación histórica.

Más consultas en la web

El Gobierno de Navarra cuenta con un recurso web, denominado Archivo Abierto, en el que pueden buscarse miles de documentos digitalizados de descarga y visualización gratuita. Se trata de fichas descriptivas relativas a procesos judiciales de los tribunales de justicia del reino de Navarra de los siglos XVI y XVII, documentación cartográfica histórica, documentación de Juan Rena del siglo XVI, fichas de combatientes navarros durante la Guerra Civil y sentencias de responsabilidades políticas durante la Guerra Civil y la posguerra.

Durante 2018 las consultas a este buscador web se mantuvieron en unas cifras elevadas, con la visualización de 321.495 páginas, lo que confirma que Archivo Abierto se mantiene como el primer recurso online para la investigación histórica de Navarra.

El Archivo Real y General de Navarra es de acceso libre y gratuito para toda la ciudadanía y ofrece los servicios de consulta y reprografía de documentación, en horario de lunes a viernes de 8:30h a 14:30h y los miércoles de 8:30h a 18:00h. Además, tanto en la galería de la planta baja, como en la sala protogótica, se celebran regularmente exposiciones de carácter documental que están abiertas todos los días de 11:00 a 14:00 h. y de 17:00 a 20:00 h. El Archivo recibe regularmente archivos de particulares para su conservación.

Quienes deseen entregar sus documentos en donación pueden contactar con el personal técnico a través del teléfono 848 42 46 20.

(Noticia de Actualidad del Portal Web del Gobierno de Navarra)

Convenio de Colaboración con el Nuevo Casino Principal de Pamplona

Fotografía de Julio Altadill datada hacia 1891, procedente del Fondo de la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Navarra, conservado en el AGN-NEAN.

El Archivo Real y General de Navarra impulsará la difusión del patrimonio documental y bibliográfico del Nuevo Casino Principal de Pamplona, de acuerdo con un convenio de colaboración firmado entre la Dirección General de Cultura y la presidencia de la entidad. El Archivo de Navarra recibe de este modo un nuevo respaldo a su liderazgo como institución de referencia para la conservación, difusión y puesta en valor del patrimonio documental de Navarra.

El Nuevo Casino ha querido completar el acuerdo mediante la entrega al Archivo de Navarra de un ejemplar facsímil del Libro del Pianista, como ejemplo de la riqueza patrimonial que atesora su biblioteca histórica.

Contenido del convenio

El convenio contempla el acceso telemático al catálogo de la biblioteca histórica del Nuevo Casino por parte de las personas usuarias del Archivo de Navarra, así como la entrega de un ejemplar de cada publicación que realice sobre sus fondos documentales y bibliográficos, para su integración en la biblioteca especializada del Archivo. Además, en la medida que el estado de organización y descripción archivística de los fondos documentales conservados en el archivo histórico del Nuevo Casino lo permita, esta institución facilitará al Archivo de Navarra un inventario de los documentos que lo integran, cuya información se incluirá en el Censo de Archivos de Navarra.

El convenio abre además la colaboración a otras iniciativas de difusión del patrimonio documental, en especial conferencias, interpretaciones musicales y publicaciones.

Importancia de la biblioteca histórica

El Nuevo Casino abrió sus puertas en 1856 en la misma Plaza del Castillo, junto al Teatro Principal y el Palacio de Diputación, hasta pasar en 1887 a su sede actual. En él se cultivaron actividades con una firme impronta cultural, que fue referente en la Pamplona de la época para expresiones de pintura, música y literatura.

El interés de los socios por conocer los principales sucesos de la época explica que desde un inicio el Nuevo Casino se dotara de una importante colección de periódicos nacionales y extranjeros, de los que afluían veinte títulos diarios. Más tarde llegarían las revistas y coleccionables, seguidos de enciclopedias y diccionarios, todo ello de gran valor para la investigación sobre la época, además de joyas de la literatura española y universal, entre las que destaca una primera edición tipográfica de El Quijote. Los títulos de las revistas incluyen La Ilustración Española y Americana, La Ilustración Nacional, Gaceta Ilustrada, La España Moderna, Revue Des Deux Mondes, Mercure de France, Paris Match, Figaro Illustré, L’Illustration, Journal Universel, Le Genie Civil, La Esfera, The Studio, The Illustrated London News o L’Illustrazione Italiana.

La colección de la biblioteca está formada por aproximadamente cuatro mil ejemplares.

El Libro del Pianista

Desde la fundación del Casino la música sonaba a diario en el Salón de la Música con un protagonista: el piano.

El primer piano fue adquirido en Inglaterra por catorce mil reales de vellón a los siete años de la fundación. Se nombra entonces como primer pianista a Lucio García. A los dos años se convoca una oposición con una asignación económica de cinco mil reales al año y una renta de cuatro reales de vellón diarios a partir de su jubilación. Resultó nombrado Carmelo Calvo, quien se mantuvo en activo hasta 1882. El responsable del cuidado del piano era Joaquín Maya.

En 1906 se adquiere un nuevo piano en París, por consejo de Emilio Arrieta, por un importe de 5.500 pesetas: un Gran Erard, de gran cola con materiales nobles, caoba y palo santo, aún hoy en activo. Una nueva oposición otorga el puesto a Santos Laspiur, alumno de Gorriti, gran pianista y musicólogo, quien es asimismo uno de los protagonistas del Libro del Pianista.

El libro, pieza magnífica, cuyo facsímil ha sido donado al Archivo de Navarra, contiene el Reglamento del pianista, las actas de sesiones de la Junta Directiva, una sucesión de inventarios de las óperas y piezas de música recibidas por el pianista como responsable de su custodia en el archivo, bien para piano solo, armonio solo o piano y armonio y sus correspondientes recibos firmados por los diferentes pianistas. Un documento exento cierra el volumen: el anuncio de la vacante y el programa de ejercicios de fecha 15 de abril de 1890.

(Noticia de Actualidad del Portal Web del Gobierno de Navarra)

Donación del Fondo Documental de la Familia Iráizoz Astiz

El Archivo Real y General de Navarra ha recibido en donación el archivo y la biblioteca de los Iraizoz Astiz, familia procedente de Casa Osambela, de Uitzi. El fondo ha sido entregado por la Fundación Iráizoz-Astiz Hermanos, entidad constituida por el último miembro de esta familia, José Ignacio Iráizoz Astiz, fallecido en 2016.

Está compuesto por 31 cajas, 26 mapas, planos y estampas, 1.027 fotografías, 55 partituras, 27 discos, un conjunto de libros formado por 3.084 ejemplares, y también incluye un piano datado a finales del siglo XIX. Junto a ello, una importante colección de piezas de carácter etnográfico también ha sido entregada al Museo Etnológico Julio Caro Baroja, donde se está procediendo a su inventario.

El registro de nacimientos de Uitzi

Durante el proceso de catalogación del fondo documental se identificó un pequeño volumen que contenía un registro de nacimientos de la localidad de Uitzi con inscripciones datadas entre 1841 y 1859. Se trata de documentación municipal que antecede en 30 años a la creación del Registro Civil, que como es sabido se produjo en 1871. Al tratarse de un documento de carácter municipal, se consideró mas apropiado extraer dicho registro de la donación al Archivo Real y General de Navarra y ofrecerlo al archivo municipal del Ayuntamiento de Larraun, de donde procedía en origen.

Por ese motivo, el pasado jueves, 7 de febrero, se llevó a cabo un acto de entrega del registro de nacimientos de Uitzi para su conservación en el mencionado archivo municipal. En la entrega participaron Anastasio Herrero Casas y Miguel Ángel Navarro Oteiza, presidente y secretario de la Fundación Iráizoz-Astiz Hermanos, respectivamente, y por su parte recibieron el documento José Javier Barberena, alcalde de Larraun, y Ana Alduntzin, secretaria municipal. Previamente, el documento había sido digitalizado y podrá consultarse de manera virtual en los equipos informáticos de la sala de consulta del Archivo Real y General de Navarra.

El archivo familiar

La documentación entregada en donación corresponde a la generada por la familia Iráizoz Astiz y sus antepasados, los Iriarte y los Osambela, como propietarios de la casa Osambela de Uitzi. La mayor parte de la misma está datada entre los siglos XIX y XX ofrece información sobre los Iriarte, Astiz e Iráizoz.

Existe documentación sobre las propiedades y bienes inmuebles de la familia, como los bienes de Uitzi, las propiedades de Urroz Villa y de Pamplona, que incluye libros de cuentas, recibos y facturas, documentación relativa a fundaciones, capellanías y donaciones. Las transmisiones ocupan un número importante de documentos, con numerosas copias de escrituras notariales, herencias y testamentarías.

En el ámbito de la documentación de filiación existen partidas de nacimiento, matrimonio y defunción. También se conserva documentación judicial, títulos universitarios y documentos de carácter intelectual y espiritual. Constituye un capítulo importante la documentación relativa a la fundación y funcionamiento de las escuelas para niños y para niñas de Uitzi.

En cuanto a la correspondencia, por su volumen destaca especialmente la recibida por Fidel Astiz Iriarte durante la primera mitad del siglo XX. Junto a ello destaca la fototeca familiar, que comprende materiales fortográficos como una cámara para placas de vidrio con sus chasis y objetivos y un millar de fotografías, incluidos los negativos en placa de vidrio y nitrato, positivos de dichas fotografías y una colección de postales de temática familiar, retratos, viajes, caza y equitación.

El archivo familiar también contiene un interesante conjunto de mapas y planos relativos a la localidad de Uitzi y a otras zonas de Navarra, así como una singular colección de estampas de carácter religioso y devocional.

Desde el punto de vista musical el archivo también contiene una colección de discos de pizarra y de partituras, principalmente para su interpretación en el piano conservado en la casa Osambela de Uitzi y que pudo haber adquirido Domingo Luis de Iriarte Muguiro para su hermana Micaela Francisca. El piano, de la casa J. Günther de Bruselas, también forma parte de la donación.

Por último, la Fundación ha entregado la biblioteca familiar, formada por 3.084 volúmenes, datados entre el siglo XVI y el siglo XX, especialmente de las centurias XIX y XX, con monografías, folletos y otros ejemplares y materiales impresos dedicados a temáticas como derecho, medicina, religión y espiritualidad, educación, lengua vasca o música con el común denominador de Navarra, incluida una singular colección de publicaciones periódicas.

Este importante conjunto de documentos y libros que integran el fondo Familia Iráizoz Astiz se encuentra a disposición de todas las personas interesadas en conocer la trayectoria histórica de esta familia navarra.

Casa Osambela

La casa Osambela, de Uitzi, ha conocido varias generaciones de una misma familia cuyos propietarios ostentaron apellidos como Osambela, Iriarte, Astiz y finalmente Iráizoz. El dato más antiguo conocido de la ascendencia de esta familia data de finales del siglo XVI, con Martín Arano de Osambela, cuyo apellido se mantuvo vinculado a casa Osambela hasta mediados del siglo XVII. En ese momento, a raíz del matrimonio de María Eulalia de Osambela con Juan Pablo de Iriarte se introdujo este último como apellido principal.

La descendencia masculina garantizó la permanencia del apellido Iriarte hasta el siglo XIX. Hijos, nietos y bisnietos del mencionado matrimonio figuran como comerciantes en Cádiz, como Juan José Iriarte Osambela (fallecido en Madrid en 1823) o José Mariano de Iriarte Osambela (fallecido en Cádiz en 1880). El primero era hijo de Juan Pablo Iriarte, procedente de casa Miguelenea, de la localidad de Alli, y de María Eulalia de Osambela. El segundo fundó una escuela para niños y otra para niñas en su localidad natal de Uitzi, por escritura datada en Cádiz el 22 de febrero de 1877, con objeto de favorecer la instrucción elemental, religiosa y literaria de sus convecinos.

Además de dotar a dichas escuelas de un soberbio edificio, actualmente de titularidad municipal y que todavía se alza en la plaza del frontón, José Mariano de Iriarte Osambela dispuso que el Patronato lo ejerciese aquel de sus parientes que ostentara la propiedad de casa Osambela, como así ha sido hasta finales del siglo XX.

En 1875, Micaela Francisca de Iriarte Muguiro contrajo matrimonio con Zacarías Astiz Juanmartiñena (1852-1943), abogado, natural de Lecumberri y uno de los principales empresarios de Navarra. Fue fundador de La Papelera Vasco-Navarra y uno de los catorce socios fundadores de La Vasconia, que nació en 1901 como sociedad de seguros contra incendios y se convirtió en uno de los principales bancos navarros, del que llegó a ser vicepresidente. También fue socio fundador de Diario de Navarra en 1903, así como uno de los promotores de La Conciliación, Sociedad Católica Protectora y socio de la Biblioteca Católico-Propagandística.

La propia Micaela Francisca resultó heredera tanto de su tío José Mariano de Iriarte Osambela, fallecido en Cádiz, como de su tía María Martina de Iriarte Osambela, viuda de José Ramón Iturria Larraz, de Urroz Villa, lo que supuso la incorporación de los bienes de Urroz a la hacienda familiar.

Heredero de dicho matrimonio fue Fidel Astiz Iriarte (1881-1958) abogado, de condición soltero, que en 1941 fue designado vicepresidente del Tribunal Tutelar de Menores de Pamplona. Su hermana María Vicenta Astiz Iriarte (1878-1957), se casó en 1919 con José Francisco Iráizoz Gastesi, licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto en 1895 y que, al igual que su suegro, fue también socio fundador de Diario de Navarra. Los hijos de ambos, José Ignacio Iráizoz Astiz (1920-2016) y María del Carmen Iráizoz Astiz (1919-2011), son los últimos propietarios de casa Osambela, teniendo en cuenta que esta última había sido nombrada hija adoptiva de su tío Fidel Astiz Iriarte.

En cuanto a la rama de los Iráizoz, José Francisco de Iráizoz Gastesi había nacido en 1873 en San José de los Ramos, Cuba, y tuvo como hermanos a Martín Iráizoz, jesuita, sor María Luisa Gonzaga Iráizoz, sor Mariana de Jesús también llamada Sor Mariana Berkmans, sor Josefina y Francisca Iráizoz.

(Noticia de Actualidad del Portal Web del Gobierno de Navarra)