Calendario y Recorrido de “Navarrorum”

La exposición “Navarrorum. Dos mil años de documentos navarros sobre el euskera” recorrerá, durante el año 2018, ocho localidades navarras: Aoiz-Agoitz, Auritz/Burguete, Olite-Erriberri, Viana, Baztan, Puente la Reina-Gares, Sangüesa/Zangoza y Altsasu/Alsasua. Hasta el pasado domingo, ha podido ser visitada en Roncal/Erronkari y también está previsto, que viaje a otros lugares como Oñati, a solicitud del ayuntamiento de la localidad. El calendario no está cerrado, dado que otros ayuntamientos navarros han mostrado interés en acoger esta exposición.

“Navarrorum. Dos mil años de documentos navarros sobre el euskera” es una exposición sobre esta lengua con el denominador común de su “navarridad”. Recoge documentos que se refieren a Navarra, están escritos en Navarra o son obra de navarros. Por otra parte, muestra cómo esta comunidad ha cobrado especial importancia en el mundo de la lengua vasca. “De aquí proceden las primeras palabras en euskera escritas al sur de los Pirineos. Así, a lo largo de la historia, ha sido la esencia cultural y eje dinamizador del mundo de esta lengua a los dos lados de los Pirineos”, según se recoge en la información de la exposición. La muestra ha permanecido en el Archivo Real y General de Navarra del 21 de septiembre hasta finales de enero de 2018.

El calendario provisional, promovido por Euskarabidea es el siguiente:

– Roncal-Erronkari: hasta el día 8 de abril

– Aoiz-Agoitz: del 13 de abril hasta el 1 de mayo

– Auritz/Burguete: del 5 de mayo hasta el 20 de mayo

– Oñati (Gipuzkoa): del 23 de mayo al 3 de junio

– Olite-Erriberri: del 8 de junio al 24 de junio

– Viana: del 17 de agosto al 9 de septiembre

– Baztan: del 6 de octubre al 21 de octubre

– Puente la Reina-Gares del 23 de octubre al 7 de noviembre

– Sangüesa/Zangoza: del 10 de noviembre al 25 de noviembre

– Altsasu/Alsasua: del 1 de diciembre al 23 de diciembre

Esta itinerancia ha venido marcada por el éxito de su estancia en Pamplona, en donde atrajo a más de 6.000 visitantes, un 10% de los cuales provenían de fuera del Estado, de países como Corea o Estados Unidos, y cuya exhibición tuvo que ampliarse un mes más. Cabe destacar que las conferencias que se ofrecieron, complementando la muestra, registraron un lleno absoluto.

También ha tenido una gran repercusión en los medios de comunicación, en las redes sociales y una gran proyección interior y también exterior, para lo que se desarrolló todo el material en cuatro idiomas (euskera, castellano, francés e inglés).

La muestra ya fue concebida como proyecto itinerante con la intención de que primero viaje por Navarra y después se traslade a otras comunidades.

Catálogo de las obras

Gran parte de los documentos que se exhiben en esta muestra procede del propio Archivo Real y General de Navarra, así como de otros centros documentales dependientes del Gobierno de Navarra –como el Museo de Navarra o la Biblioteca de Navarra– y otras entidades de la comunidad como la Biblioteca de Capuchinos, Biblioteca de la Universidad de Navarra, Archivo de la Catedral de Pamplona, Archivo Diocesano de Pamplona, Casa-Museo de Gayarre, la fundación Caja Navarra o el Archivo Municipal de Pamplona. Asimismo, se exhiben piezas procedentes de centros archivísticos de Madrid, Santiago de Compostela, Bilbao, París (Francia), Oxford (Reino Unido), Chicago (USA) y Tombouctou (Mali).

Esta muestra pretende facilitar una explicación histórica para contextualizar la situación actual de esta lengua. Se trata, sobre todo, de resaltar su valor cultural. En este sentido, Navarrorum también pretende realizar un reconocimiento público al euskera como patrimonio cultural, y poner en valor su conservación y promoción.

La exposición está organizada por el Servicio de Archivos y Patrimonio Documental y ha contado con la colaboración de Euskarabidea, que ha realizado los contenidos audiovisuales, con el objetivo de garantizar la conservación del material documental más allá de la duración de la muestra. De esta manera, se incide en la difusión del patrimonio cultural de Navarra, uno de los cometidos fundamentales de la Dirección General de Cultura.

(Noticia del Portal Web del Gobierno de Navarra)

Programa de Formación para Artistas de la Danza

El recién creado Archivo de la Música y las Artes Escénicas de Navarra, impulsado por la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana y concebido como proyecto dentro del Archivo Real y General de Navarra, se está perfilando como un nuevo espacio donde la creación de las artes efímeras va a encontrar un lugar en el que depositar, consevar y poner en valor sus trazos y documentos.

Con la intención de sensibilizar, informar, acercar y promover la práctica de la formación de fondos documentales personales a lo largo de su trayectoria profesional entre las y los artistas de artes escénicas, el Archivo de la Música y las Artes Escénicas de Navarra propone el programa de formación “Documentando Procesos de Creación”.

Dicho programa consta de un total de 4 encuentros a lo largo de 2018, con diferentes temáticas que inciten a:

• Conocer el Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra.

• Aprender metodologías de documentación de procesos de creación.

• Crear documentos propios.

• Compartir con otras y otros artistas las propuestas de documentación.

Adjuntamos el programa detallado con las fechas y lugares de los eventos:

PROGRAMA FORMACIÓN AMyAEN

Más información: archivomusica@navarra.es.

125º Aniversario de la Gamazada

Con motivo del 125 aniversario del inicio de los acontecimientos históricos conocidos como La Gamazada, el Archivo Real y General de Navarra organiza, dentro de su programa de exposiciones mensuales, una muestra de pequeño formato de documentos relativos a aquellos hechos.

Entre ellos destaca una reproducción de las páginas que forman parte del Libro de Honor de los Navarros -con los nombres y apellidos de las personas firmantes de la protesta- disponible igualmente en la Biblioteca Digital Navarra, y que puede contemplarse en un monitor instalado al inicio de la exposición.

También se exponen una serie de fotografías que muestran los trabajos de construcción del Monumento a los Fueros durante las movilizaciones, que han sido cedidas por el Archivo Municipal de Pamplona y ponen el broche a esta exposición conmemorativa.

La muestra “125 Años de La Gamazada” puede ser visitada durante los meses de abril y mayo en la galería baja del Archivo Real y General de Navarra, en horario de 9:00h a 15:00 h y de 17:00h a 20:00h de lunes a viernes, y también los fines de semana y festivos, de 10:00h a 14:00h y de 17:00h a 20:00h.

La Gamazada

Corría el mes de mayo de 1893 cuando comenzó en las Cortes la tramitación del proyecto de ley de presupuestos generales del Estado para el año económico 1893-1894, presentado por el ministro de Hacienda, Germán Gamazo y Calvo. El proyecto contenía una referencia específica a Navarra de gran trascendencia, puesto que su artículo 17 ordenaba al Gobierno que, haciendo uso de la autorización que quince años antes le había conferido la Ley de presupuestos para el año económico 1877-1878, extendiese a Navarra todos aquellos impuestos que ya se exigían en las demás provincias españolas.

El contenido de dicho artículo 17 suponía un choque directo con el régimen fiscal particular que había establecido para Navarra la Ley de 16 de agosto de 1841, la conocida como Ley Paccionada. Por ello, la noticia causó un enorme impacto en la Diputación, más aún cuando los diputados navarros en Cortes confirmaron telegráficamente a la corporación foral el contenido del artículo 17. El recorrido documental de la exposición arranca precisamente con ese telegrama y otros documentos relativos a las primeras gestiones de la Diputación sobre este asunto.

En paralelo a esa primera respuesta institucional, en una Navarra esencialmente agraria que en 1893 atravesaba una difícil situación económica a causa de una prolongada sequía, durante los meses de mayo y junio las manifestaciones de protesta y muestras de rechazo a los planes del Gobierno se extendieron rápidamente por toda Navarra. Incluso, el sargento López Zabalegui, del destacamento militar del Fuerte Infanta Isabel, situado entre Obanos y Puente La Reina, llegó a sublevarse al mando de una pequeña partida al grito de “Vivan los Fueros”. Estas movilizaciones de protesta alcanzaron su cénit en una masiva manifestación celebrada el 4 de junio de 1893 en Pamplona bajo el lema de Paz y Fueros.

Aunque la Ley de presupuestos fue finalmente aprobada en agosto de 1893, el artículo referente a Navarra fue modificado en el sentido de prever que la modificación fiscal se llevaría a la práctica de forma concertada con la Diputación. A tal fin, en febrero de 1894 el Gobierno convocó a la Diputación a Madrid para negociar, pero en dicha cita la corporación foral se negó a aceptar un incremento de la cuantía a pagar por Navarra. La despedida a los diputados forales en su marcha a Madrid y el recibimiento en Castejón del tren que los traía de regreso de la capital dieron lugar a una segunda ola de enormes movilizaciones y muestras de apoyo y felicitación a la corporación foral, algunas de las cuales, junto a otras de las efectuadas en 1893, pueden ser también contempladas en la exposición.

El 12 de marzo de 1894, Germán Gamazo, cuyos planes de reforma hacendística ya habían provocado también una importante contestación popular en otros puntos de España, fue destituido como ministro de Hacienda. Finalmente, el gobierno del presidente Sagasta, acuciado por otros problemas, terminaría abandonando la pretensión de modificación del régimen fiscal de Navarra, poniendo punto final a los acontecimientos posteriormente conocidos como La Gamazada cuya efeméride conmemora esta exposición.

La protesta foral de navarra. El libro de honor de los navarros

Ya en 1893, la extensión popular que alcanzaron las movilizaciones de protesta contra los planes del ministro Gamazo decidió a la Diputación a organizar una recogida de firmas que en pocos días alcanzó más de 100.000 adhesiones. Las firmas serían remitidas a la reina María Cristina de Habsburgo, regente en ese momento a causa de la minoría de edad de su hijo el príncipe Alfonso, como Protesta Foral de Navarra.

A iniciativa del vecino de Muruzábal, Esteban Pérez de Tafalla, los nombres y apellidos de las personas firmantes de la protesta, junto con la exposición con la que las firmas habían sido remitidas a la Reina, fueron impresas en un volumen que recibió el sobrenombre de Libro de Honor de los Navarros, y que ocupa un lugar destacado en la exposición.

El Monumento a los Fueros

Al calor de las movilizaciones de 1893, una comisión promotora lanzó la propuesta de erigir en Pamplona un monumento a los Fueros encargando el diseño del monumento al arquitecto Manuel Martínez de Ubago. Queriendo perpetuar el carácter de las propias movilizaciones, se decidió que las obras del monumento fueran financiadas por una suscripción popular, fijándose la cantidad máxima que una persona podría aportar en 25 pesetas y la mínima en 25 céntimos.

Sin embargo, una vez destituido Germán Gamazo como ministro de Hacienda y una vez eliminada la amenaza de extensión a Navarra de los impuestos vigentes en el resto de las provincias, el interés por la obra se desvaneció rápidamente y la suscripción popular no obtuvo la recaudación esperada. Como consecuencia, el proyecto tuvo que ser redimensionado y no sería hasta 1903, una década más tarde del inicio de los acontecimientos que habían originado su construcción, cuando finalmente el monumento fuera completado en el que ha sido su emplazamiento desde entonces, el Paseo Sarasate de Pamplona, frente a la fachada principal del Palacio de Navarra.

(Noticia procedente del Portal Web del Gobierno de Navarra)