Archivo

Archive for 12 diciembre 2016

LAS MUJERES NAVARRAS DURANTE LA GUERRA CIVIL

12 diciembre 2016 Deja un comentario

El rastro documental de una guerra: documentos de la Guerra Civil en el Archivo de NavarraEl Archivo Real y General de Navarra ha organizado para este martes y miércoles, días 13 y 14 de diciembre, un ciclo de conferencias titulado Las mujeres navarras durante la Guerra Civil. Esta propuesta se enmarca dentro del ciclo de actividades programadas con motivo de la exposición temporal que, con el título El Rastro Documental de una Guerra. Documentos sobre la Guerra Civil en el Archivo de Navarra, se exhibe actualmente en la Sala de Exposiciones del propio Archivo, hasta el 8 de enero de 2017. Con ella se pretende trasladar un relato más próximo a las vivencias de quienes fueron protagonistas de la Guerra Civil, en este caso a través de la mirada de las mujeres navarras. Se trata de un relato para el cual resulta necesaria, no solamente la documentación institucional custodiada en los archivos públicos, sino otro tipo de fuentes, como son los testimonios orales y la documentación conservada en archivos particulares.

Las dos conferencias correrán a cargo de dos acreditados especialistas en el estudio de la mujer:

  • Martes 13 de diciembre: “Mujeres carlistas en la guerra civil: las margaritas”, por Pablo Larraz Andía.
  • Miércoles 14 de diciembre: “Humilladas, asesinadas y reeducadas. Mujeres represaliadas por el franquismo”, por Gemma Piérola Narvarte.

Ambas charlas se impartirán a las 19:00 h. en el Salón de Actos del Archivo Real y General de Navarra.

La entrada es gratuita hasta completar aforo.

Anuncios

INAUGURACIÓN DEL MONOLITO DE HOMENAJE AL REINO DE NAVARRA

Dantzaris de DugunaEl pasado sábado, día 3 de diciembre, la Presidenta Uxue Barkos y las consejeras y consejeros del Gobierno de Navarra, así como las principales autoridades de la Comunidad Foral, participaron en el acto de inauguración de un monolito situado ante el Archivo Real y General de Navarra, con el que se rinde homenaje de reconocimiento al Reino de Navarra como raíz de la Navarra actual. Numerosas personas acudieron a presenciar la ceremonia, que formaba parte del programa de actos del Día de Navarra 2016.

Abrió el acto la música de la Banda de Gaiteros Txantreako Gaiteroak, que continuó con la actuación de 31 dantzaris de las cinco merindades y de la Baja Navarra y de una banda de txistularis. Tras el ondeo de la bandera de Navarra tuvo lugar la inauguración del monolito por parte de la Presidenta Uxue Barkos, que posteriormente realizó una ofrenda floral junto a la presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez, y los alcaldes de las localidades cabeceras de merindad: Pamplona, Tudela, Estella, Sangüesa y Olite. La ceremonia finalizó con la interpretación del Himno de Navarra-Marcha para la entrada del Reyno.

Monolito con AutoridadesEl diseño del monolito se debe al Servicio de Patrimonio Histórico del Departamento de Cultura, es obra del arquitecto Aitor Ramírez Rico y ha sido realizado por Canterías Jaurrieta, de Olite. Es una pieza de piedra calcarenita, similar a la piedra de la fachada del Archivo, de planta cuadrada de 60 cm. de lado, con una altura máxima en la cara posterior de 200 cm. y mínima en la cara frontal de 150 cm. El motivo central del monolito es una representación del escudo de Navarra que figura en el Libro de Armería del Reino del año 1575, custodiado en el Archivo Real y General.

También incluye un texto que dice: “En este simbólico lugar, junto a los muros del que fuera palacio de los reyes de Navarra en Pamplona, hoy Archivo Real y General que conserva la rica documentación del pasado, evocamos la historia viva de un pueblo abierto, dinámico y plural y rendimos homenaje a quienes forjaron y mantuvieron, a lo largo de los siglos, el Reino de Navarra. 3 de diciembre de 2016, Día de Navarra”, “Leku sinboliko honetan, Nafarroako Erregeek Iruñean izaten zuten jauregiko hormen ondoan, gaur Errege Artxibo Nagusia baita, non iraganeko dokumentazio aberatsa gorderik baitago, herri ireki, dinamiko eta anitz baten historia bizia ekarri nahi dugu gogora, Nafarroako Erreinua menderik mende mamitu eta bizirik atxiki zutenei omenaldi eginez. 2016ko abenduaren 3an, Nafarroaren Eguna”. Los textos figuran, asimismo, en inglés y en francés.

La colocación del monolito ante el que fue el Palacio Real de Pamplona, denominado también Palacio de San Pedro o Palacio de la Navarrería, se debe a la vinculación del edificio con los orígenes del Reino. Data de finales del reinado de Sancho VI el Sabio (1154-1194) y su edificación concuerda con la reestructuración del reino para adquirir proyección externa al introducir la nueva intitulación de Rex Navarrae frente a la anterior de Pampilonensium Rex, y con el interés por crear un centro de poder en el corazón del dominio, reforzando así la línea de consolidación de las capitales, característica de la Europa del siglo XII.

El edificio está situado en un emplazamiento estratégico, sobre la terraza asomada al río Arga donde se extendió la primera población pamplonesa, conocida durante la Edad Media como ciudad de la Navarrería. El palacio tenía una triple función: manifestación de poder, residencia del monarca y administración del reino. A lo largo de los siglos el edificio ha tenido distintos fines representativos y hoy, tras una espectacular restauración dirigida por Rafael Moneo, alberga los fondos del Archivo Real y General de Navarra.

(Noticia del Portal web del Gobierno de Navarra)

CENTENARIO DE LA MUERTE DEL ARQUITECTO FLORENCIO ANSOLEAGA

Fachada del antiguo Archivo General de NavarraCon motivo del centenario de la muerte del arquitecto Florencio Ansoleaga, el Archivo de Navarra dedicará la microexposición del mes de diciembre a recordar su figura y legado. Su nombre está vinculado al Archivo de Navarra por haber sido autor del diseño del edificio que acogió su sede durante más de un siglo de su existencia, entre 1898 y 2004, y que todavía se yergue tras los jardines del Palacio de Navarra, en la Avenida de San Ignacio.

Arquitecto provincial

El desempeño por Florencio Ansoleaga de múltiples cargos en la administración provincial, así como su participación en la vida cultural de la Navarra de fines de siglo XIX y principios del XX, ha hecho que el Archivo de Navarra conserve múltiples documentos sobre su trayectoria profesional.

En primer lugar, la microexposición muestra la notificación de su nombramiento en 1877 como arquitecto provincial por la Diputación Foral y Provincial de Navarra. A la notificación acompañaba otro documento, que también se expone, en el que se detallan las obligaciones que conllevaba el cargo de arquitecto provincial, subrayando como función más característica la redacción de los proyectos para edificios provinciales o, en su caso, de los pliegos de condiciones necesarios.

Como arquitecto provincial también le correspondía proponer las mejoras necesarias para la conservación y reforma de los edificios públicos. Como ejemplo de ello, la microexposición alberga también un interesante ejemplo de publicidad comercial del siglo XIX. Se trata de un curioso catálogo en lengua inglesa de molinos de viento elevadores de agua, que la empresa británica John Warner & Sons le remitió en 1880 en el marco de las gestiones para la propuesta de adquisición de un molino con el que elevar agua de pozo en el antiguo Hospital Civil de Pamplona, situado en la actual sede del Museo de Navarra.

Sin embargo, de todas las obras que realizó como arquitecto provincial, la más destacada fue el proyecto de Museo y Archivo Provincial, firmado en 1887 y concebido como un edificio independiente en el jardín del Palacio de Navarra.

Florencio Ansoleaga siguió en esta obra un estilo ecléctico y al mismo tiempo inspirado en la arquitectura clasicista, al que incorporó un programa iconográfico dedicado a la historia de Navarra. Dicho proyecto, del que se expone el alzado de la fachada, sería ejecutado pocos años después, con algunas modificaciones y con su destino ya reservado exclusivamente para Archivo de Navarra, institución de la que fue sede entre 1898 y 2004.

Florencio Ansoleaga

Florencio Ansoleaga y Elizondo nació en Pamplona en 1846. Siguió la estela profesional de su padre y cursó estudios de arquitectura. Fue nombrado arquitecto provincial y arquitecto diocesano. Demostró su interés por las cuestiones históricas, artísticas y arqueológicas en el seno de la Asociación Éuskara de Navarra y en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la que fue académico correspondiente desde 1877. Así mismo, ejerció la vicepresidencia de la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Navarra, desde la que promovió en 1910 la instalación de un primer museo navarro de arqueología en la sede de la antigua Cámara de Comptos.

A raíz de su nombramiento como arquitecto provincial recorrió Navarra como responsable de las obras promovidas por la Diputación. También trabajó para el Ayuntamiento de Pamplona y fue arquitecto diocesano. En este último ámbito realizó sus obras más conocidas en Pamplona, especialmente los conventos de nueva planta que construyó, como el de las Siervas de María, el de las Hermanitas de los Pobres o el colegio de las Ursulinas, la restauración de los atrios de San Nicolás y San Saturnino y las fachadas de las iglesias de San Agustín y San Lorenzo.

El 21 de diciembre de 1916 fallecía después de una vida dedicada a la arquitectura, a la restauración de edificios históricos y a la investigación.

La microexposición, de acceso libre y gratuito, permanecerá abierta durante el mes de diciembre en la galería baja del Archivo Real y General de Navarra. Los horarios de visita son:

De lunes a viernes: de 8:30 h. a 14:30 h. y de 17:00 h. a 20:00 h.

Miércoles: de 8:30 h. a 20:00 h.

Fines de semana y festivos: de 11:00 h. a 14:00 h.

(Noticia del Portal web del Gobierno de Navarra)

BOLETÍN DE NOVEDADES

Rosa con libroHoy publicamos el último boletín de novedades de la biblioteca, que recoge los títulos incorporados al catálogo durante el mes de noviembre:

Novedades Noviembre 2016