Archivo

Archive for 17 marzo 2016

VI CURSO DE FORMACIÓN DE USUARIOS

VI Curso de Formación de Usuarios CartelYa se ha abierto el plazo de inscripción para el curso de formación de usuarios que ha organizado de nuevo el Archivo Real y General de Navarra. Tendrá lugar los días 4, 6 y 8 de abril, de 9 a 11 h. El plazo de presentación de solicitudes de inscripción termina el 30 de marzo a las 14:30 y deberán presentarse en la recepción del archivo (de lunes a viernes en horario de 8:30 a 14:30 h.) o por correo electrónico (archivogeneral@navarra.es). Hay 18 plazas y se adjudicarán por sorteo. La inscripción es gratuita.

Para más información, adjuntamos el folleto con el programa y la hoja de inscripción:

VI Curso de Formación de Usuarios

Anuncios

DOS KETUBOT RUMBO A ESTADOS UNIDOS

Ketubah de Tudela (1300)

Ketubah de Tudela (1300)

Navarra custodia en sus archivos un relevante conjunto de documentos medievales escritos en lengua y alfabeto hebreos. La pervivencia de este patrimonio, testigo valioso de la historia de las comunidades judías navarras durante la Edad Media, convierte a Navarra en uno de los territorios que más documentos medievales escritos en hebreo conserva de entre los antiguos reinos hispánicos.

El Archivo Real y General de Navarra dedica su microexposición de marzo a dos excepcionales documentos hebreos del s. XIV, que viajarán en las próximas semanas hasta el New Mexico History Museum de Santa Fe para formar parte, junto con otras piezas procedentes de los museos y archivos más importantes de España y de Europa, de una importante exposición titulada Fractured Faiths: Spanish Judaism, The Inquisition, and New World Identities, que se celebrará entre los meses de mayo y diciembre de este año. Acordado el préstamo temporal, el Archivo de Navarra ha querido aprovechar esta oportunidad para exponer a la ciudadanía ambos documentos antes de que, con las medidas de conservación y seguridad pertinentes, emprendan viaje a Santa Fe.

Se trata de dos ketubot firmados en Tudela (1300) y Milagro (1309), escritos en pergamino con alfabeto hebreo. Ketubah (en plural, ketubot) es el nombre que recibe en la tradición religiosa judía el contrato matrimonial celebrado ante testigos en el que el novio formaliza los compromisos para desposar a la novia y ésta manifiesta su consentimiento para ser su esposa, especificándose además la valoración de la dote.

La primera ketubah expuesta en esta microexposición fue suscrita el 18 de agosto del año 1300 (año 5060 según el calendario hebreo) y recoge el acuerdo matrimonial entre dos novios navarros llamados Salomón y Soli. Es especialmente valiosa, no sólo por ser la ketubah de fecha más antigua de todas las que se conservan en Navarra, sino también por la rica decoración en tinta roja que acompaña al texto en sus márgenes y en la que destacan dos figuras de aves dispuestas una a cada lado de las esquinas superiores del documento.

El segundo ejemplar de ketubah corresponde al acuerdo nupcial formalizado en Milagro, el 15 de mayo de 1309 (año 5069 del calendario hebreo). El novio contrayente se llamaba Samuel y la novia Jámila. El texto de la ketubah recoge que, de acuerdo a las fórmulas tradicionales, Samuel solicitó a Jámila: “Sé mi esposa según la ley de Moisés e Israel y yo te serviré, honraré, mantendré y sustentaré a la manera de los varones judíos que sirven, honran, mantienen y sustentan a sus mujeres fielmente”; recogiéndose a continuación que: “Y consintió esta Jámila y fue su esposa”.

La microexposición, de acceso libre y gratuito, permanecerá abierta durante el mes de marzo en la galería baja del Archivo Real y General de Navarra.

Horarios de visita:

De lunes a viernes: de 8:30 h. a 14:30 h. y de 17:00 h. a 19:00 h.

Fines de semana y festivos de 11:00 h. a 14:00 h.

(Actualidad del Portal web del Gobierno de Navarra)

1516, EL OCASO DE LOS REYES

Cuaderno de agravios de las Cortes de Navarra, 1515

Cuaderno de agravios de las Cortes de Navarra, 1515

El Archivo Real y General de Navarra inauguró ayer, 2 de marzo, su primera exposición temporal del año, dedicada a los acontecimientos ocurridos en el reino de Navarra en 1516.

500 años después y bajo el título “El Ocaso de los Reyes. 1516”, se recuerdan la muerte de los reyes Fernando el Católico, Juan III de Albret y Catalina I de Foix, el segundo intento de recuperación del reino por parte de Juan III de Albret, el derribo de las fortalezas decretado por Cisneros y la construcción de las nuevas fortificaciones.

Los testamentos originales de los monarcas

1516 fue el año en el que murieron los monarcas que habían protagonizado los acontecimientos vinculados a la conquista del reino de Navarra: Fernando el Católico falleció el 23 de enero de 1516, mientras que los reyes navarros, Juan III y Catalina I, lo hicieron el 17 de junio de 1516 y el 12 de febrero de 1517, respectivamente.

Con el fin de ilustrar estas defunciones, el Archivo de Navarra ha recibido en préstamo para esta exposición los testamentos originales otorgados por los monarcas. Desde Francia, los Archives Départamentales des Pyrénées-Atlantiques, con sede en Pau, han prestado los testamentos de Catalina I y de Juan III, el primero de ellos otorgado en Pamplona el 25 de junio de 1504 y el segundo en Monein (Bearne) el 16 de junio de 1516. Por su parte, el Archivo General de Simancas ha prestado las imágenes correspondientes al testamento de Fernando el Católico, otorgado en Madrigalejo la víspera de su muerte, el 22 de enero de 1516, y en el que declaró como herederos del reino de Navarra a su hija, Juana de Castilla, y a su nieto, Carlos de Habsburgo.

Excepto los testamentos mencionados, el resto de documentos expuestos procede del propio Archivo Real y General de Navarra. Un total de 40 documentos de los fondos “Reino” y “Cámara de Comptos”, a los que se une el fondo “Juan Rena”, que ha sido objeto de importantes trabajos de organización y catalogación en los últimos años y cuyos documentos completan la exposición.

El segundo intento de recuperación

La muerte de Fernando el Católico, el 23 de enero de 1516, abrió un período de incertidumbre en todos sus reinos. En el caso de Navarra, los reyes Juan III y Catalina I aprovecharon una ocasión irrepetible para intentar recuperar sus dominios organizando una incursión armada. Así, a mediados de marzo, un pequeño ejército formado por bearneses y navarros y capitaneado por Juan III y el mariscal Pedro de Navarra partió desde Bearne rumbo a Navarra.

Para entonces, las autoridades del reino ya habían organizado una operativa resistencia y dispuesto un ejército con efectivos castellanos y navarros que desbarató la ofensiva militar. Precisamente, algunos de los documentos expuestos en la muestra recogen información detallada de los efectivos que integraron estas tropas y de los pagos que recibieron por hacer frente a la incursión armada de Juan III de Albret.

Las fortalezas navarras

Como consecuencia del ataque, el cardenal Cisneros decretó la destrucción de determinadas fortificaciones del reino. Los derribos afectaron especialmente a los recintos amurallados de determinadas localidades navarras, como Sangüesa, Tudela, Olite, Tafalla, Estella, Falces, Peralta y Azagra, o de torres de linaje como la de los señores de Javier. Los documentos expuestos recogen minuciosamente los pagos realizados a todos los trabajadores que tomaron parte en estos derribos y que se llevaron a cabo principalmente durante el mes de mayo.

El derribo de las fortalezas tuvo su contrapunto en el importante esfuerzo constructivo impulsado por las autoridades castellanas, que dotaron al reino de Navarra de un sistema defensivo moderno y acorde a las nuevas necesidades. En este caso, la selección documental expuesta refleja los incesantes trabajos abordados en la fortificación de Pamplona con su castillo de Santiago, y en la creación de un cinturón defensivo capaz de contener los ataques exteriores con la fortificación de plazas como Amaiur, Château-Pignon, San Juan de Pie de Puerto y Lumbier.

Otros protagonistas

La exposición no ha querido olvidar otra mirada: la de los navarros que tuvieron que soportar las consecuencias de la guerra y cuyas vidas quedaron condicionadas por aquellos acontecimientos. Por ese motivo se han incorporado documentos, como recuentos coetáneos de población, relaciones nobiliarias o testimonios de las indemnizaciones que abonaron las autoridades para resarcir a muchos vecinos de los daños ocasionados por la guerra, por los movimientos de tropas y por la construcción de las fortalezas.

También se ha querido destacar a los personajes nobiliarios más sobresalientes del momento. Por un lado a Luis de Beaumont, conde de Lerín y condestable de Navarra, principal aliado de Fernando el Católico, del que se exponen dos magníficos documentos en pergamino con sello pendiente, uno de ellos su propio testamento. Y por otro lado a Pedro de Navarra, mariscal del reino y fiel a Juan III y a Catalina I, que precisamente fue hecho prisionero en la campaña de 1516 y encerrado en el castillo de Atienza y posteriormente en el de Simancas hasta su fallecimiento en 1522. Para recordarle la exposición ha reunido un notable conjunto de piezas arqueológicas, inéditas hasta la fecha, procedentes de las excavaciones realizadas por el Gobierno de Navarra en 2010 en la iglesia de San Pedro de la Rúa de Estella. En concreto, se han habilitado dos vitrinas que albergan una espada del siglo XVIII y diversos objetos del siglo XVI hallados en la Cripta de los Mariscales de San Pedro de la Rúa en la que descansan los restos de Pedro de Navarra y de todo su linaje.

La exposición “El Ocaso de los Reyes. 1516” es de acceso libre y gratuito y estará abierta en la Sala de Exposiciones del Archivo Real y General de Navarra desde el 2 de marzo hasta el 30 de junio de 2016.

Horario de apertura:

lunes a viernes: de 10 a 14 y de 17 a 19 horas

fines de semana y festivos: de 11 a 14 horas.

Los fines de semana se ha preparado un sistema de visitas guiadas gratuitas para grupos, en castellano y euskera, a las 12:00 h, previa reserva de plaza en el teléfono 848 42 46 67. Asimismo se está organizando un ciclo de talleres documentales y otro de conferencias que tendrán lugar en los meses de mayo y junio, respectivamente.

(Noticia del portal web del Gobierno de Navarra)