COMIENZAN LOS TALLERES CON DOCUMENTOS DE LA CONQUISTA

Actividades AGN abril-junio 2016El Archivo Real y General de Navarra inicia mañana miércoles, el primero de los dos talleres organizados para dar a todas las personas interesadas la oportunidad de acceder directamente a las fuentes originales de conocimiento de la conquista de Navarra.

Esta propuesta se enmarca dentro del ciclo de actividades programadas con relación a la exposición temporal “El Ocaso de los Reyes. 1516”, que exhibe actualmente el Archivo en este año en el que se conmemora el quinto centenario de acontecimientos decisivos para la historia de Navarra, como la muerte de los reyes Fernando el Católico y Juan de Albret, el segundo intento de recuperación del reino, el derribo de los conjuntos amurallados o la construcción de las nuevas fortificaciones.

Con objeto de otorgar mayor protagonismo a los documentos originales de la conquista, se han preparado estas dos sesiones impartidas por archiveros especialistas en la época:

18 de mayo: Documentos para el estudio de la conquista de Navarra, por Peio Monteano Sorbet, técnico superior del Archivo Real y General de Navarra

25 de mayo: Documentación de Juan Rena para el estudio de la conquista de Navarra, por Mercedes Chocarro Huesa, técnico de archivos de la empresa Scriptum.

Ambos talleres tendrán una duración aproximada de una hora y se celebrarán en la sala de la tercera planta del Archivo, a las 17:00 h.

La entrada es gratuita hasta completar el aforo.

Reserva de plaza anticipada en el teléfono 848 42 46 67.

(Noticia publicada en el Portal Web del Gobierno de Navarra)

SESIÓN FORMATIVA SOBRE LA LEY DE MECENAZGO CULTURAL

MECNAEl próximo jueves, 12 de mayo, tendrá lugar en el Archivo Real y General de Navarra una sesión formativa de dos horas sobre la Ley del Mecenazgo Cultural. Ha sido organizada por la Dirección General de Cultura y está dirigida a responsables de entidades culturales sin ánimo de lucro y artistas interesados en obtener el sello MECNA, que les permitiría acceder a financiación para sus proyectos artísticos y culturales a través de la ley del Mecenazgo de Navarra.

La jornada será impartida por Juan Carlos Orenes y Mª Camino Barcenilla en horario de 10:00 a 12:00 y se destinará a explicar los objetivos y ámbito de aplicación de la Ley de Mecenazgo Cultural, qué personas pueden ser beneficiarias, el procedimiento para obtener la declaración de interés social de un proyecto o actividad cultural, las vías para ser mecenas y las modalidades del mecenazgo, así como las obligaciones de las personas beneficiarias.

Va dirigido a profesionales del cine, las artes audiovisuales, las artes escénicas, las artes visuales, la edición literaria, la difusión y promoción del patrimonio y cualesquiera otras de entidades artísticas y culturales sin ánimo de lucro, entidades locales, universidades y todas aquellas organizaciones que puedan ser objeto de la Ley de Mecenazgo Cultural de Navarra.

Para participar, es necesario inscribirse previamente.

Folleto informativo sobre Mecenazgo Cultural Navarra

Categorías:General Etiquetas: , ,

CUÉNTANOS TU HISTORIA, 3ª EDICIÓN

Cuéntanos tu historia3El Archivo Real y General de Navarra ha preparado una nueva edición de la actividad de formación titulada “Cuéntanos tu Historia”, que pretende ser útil a todos los investigadores que están llevando a cabo una investigación con los documentos de nuestro archivo y a quienes estén pensando en llevarla a cabo en un futuro.

Durante los viernes 13, 20 y 27 de este mes de mayo, a las 11 de la mañana, en la Sala de la Planta Tercera, tres de nuestros investigadores habituales nos van a contar su experiencia y nos hablarán de los temas sobre los que están investigando, de su formación, de los motivos de su investigación, del camino que han seguido o por el que los documentos les han llevado y, finalmente, sobre las principales conclusiones a las que han llegado. Y, cómo no, también acerca de si están pensando en su difusión o publicación.

Las exposiciones tendrán un formato a medio camino entre charla y entrevista, con una duración aproximada de 45 minutos, y van a tratar de problemas e inquietudes comunes a otros muchos investigadores.

Las charlas programadas en esta ocasión son las siguientes:

13 de mayo: El Santuario de Muskilda (Otsagabia), por Jone Villanueva.

20 de mayo: Historia local de Arizaleta, por Gonzalo Arrarás.

27 de mayo: Tabar: su historia en la web, por María Jesús Arocena.

¡Os esperamos!

LA EXPULSIÓN DE LOS MUDÉJARES DEL REINO DE NAVARRA (1516)

Préstamo de mudéjares de Borja, 1399

Préstamo de mudéjares de Borja, 1399

Las villas navarras de Ablitas, Arguedas, Barillas, Cadreita, Cascante, Cintruénigo, Corella, Cortes, Fontellas, Monteagudo, Murchante, Murillo de las Limas, Pedriz, Ribaforada, Tudela, Urzante, Valtierra y Vierlas acogieron en sus seno comunidades musulmanas durante la Edad Media. Una presencia de ocho siglos, que acabaría bruscamente en mayo de 1516, cuando se aplicó en Navarra una real cédula, expedida el 12 de febrero de 1502 por los Reyes Católicos, que ordenaba la expulsión de todos aquellos mudéjares que no se convirtieran al cristianismo.

Con motivo del quinto centenario de esta expulsión, el Archivo Real y General de Navarra ha dedicado su microexposición del mes de mayo a exponer documentos vinculados a dicho acontecimiento y al legado mudéjar.

Las aljamas musulmanas

Como es sabido, se utiliza el término mudéjar para denominar a los musulmanes que continuaron viviendo según sus costumbres y religión en los reinos cristianos de la Península Ibérica una vez producida la reconquista de los territorios en los que vivían. En el caso de Navarra, las comunidades mudéjares, también llamadas aljamas o morerías, estuvieron circunscritas a la Ribera tudelana donde llegaron a constituir en algunos momentos de la Baja Edad Media alrededor de un 20% de la población.

Encuadradas en un reino plenamente cristiano, estas comunidades se comportaron como colectividades segregadas que lucharon por conservar sus rasgos identitarios, especialmente su religión, su lengua y su escritura. Salvo la morería de Tudela, la más destacada del reino y con una importante presencia de artesanos de alta cualificación, el resto de los mudéjares navarros vivieron en un entorno eminentemente rural, como campesinos modestos especializados en cultivos de regadío y plantas textiles.

Se conservan muy pocos testimonios documentales específicamente mudéjares, que por otro lado resultan especialmente representativos de las tradiciones y de la vida cotidiana en el seno de estas comunidades. Debido a su excepcionalidad, el Archivo exhibe en esta muestra un documento fechado en 1399 (año 801 de la Hégira) que recoge la formalización de un préstamo de 332 florines de oro concedido por un prestamista judío llamado Astruc Al Sibili a varios mudéjares de Borja. El documento está escrito con alifato, el alfabeto árabe, cuyo uso, junto con el de la lengua árabe, fue también un rasgo distintivo de la población mudéjar que se suman al propiamente religioso de su fe islámica.

La expulsión de los mudéjares

La real cédula de expulsión promulgada en 1502 por los Reyes Católicos fue extendida por Carlos I al Reino de Navarra en 1516 y a la Corona de Aragón en 1525. En el caso de los mudéjares navarros, ante la dicotomía expulsión o conversión, la mayor parte optó por abandonar el Reino en un éxodo que, ante el ejemplo de lo que había sucedido en Castilla 14 años antes, se había iniciado ya incluso antes de 1516. De todas formas, los contrarios a la conversión tuvieron la oportunidad de establecerse en Aragón, donde pudieron permanecer hasta que en 1525 se decretó la expulsión en dichos reinos. En cualquier caso, se tiene constancia de mudéjares de Tudela que embarcaron en Valencia hacia el Magreb.

Dado que no se ha conservado la provisión de Carlos I de 1516, el Archivo de Navarra ha expuesto, como fuente directa de la expulsión, un documento que recoge el contrato por el que los mudéjares de la villa de Cortes vendieron sus casas y demás bienes antes de abandonar Navarra, un documento fechado el 1 de mayo de 1516, hace ahora exactamente quinientos años.

Por otro lado, los mudéjares que optaron por la conversión pasaron a ser desde entonces conocidos como moriscos y durante el siglo XVI tuvieron que afrontar una difícil situación derivada de una creciente hostilidad política. Como muestra de ello, también se expone un proceso judicial en el que Adán Eldoro y Juan de Cortes, dos moriscos de Ablitas, obtuvieron amparo en 1531 frente a las pretensiones de usurpar sus bienes que intentaba llevar a cabo Antonio Enríquez de Navarra, señor de Ablitas, el cual, según contiene el relato de súplica de los moriscos, “va de cada día amenazando a los suplicantes deziendo que los ha de hazer alancear y dar de palos”.

Esta microexposición, de acceso libre y gratuito, permanecerá abierta durante el mes de mayo en la galería baja del Archivo Real y General de Navarra.

Horarios de visita:

De lunes a viernes: de 8:30 h. a 14:30 h. y de 17:00 h. a 19:00 h.

Fines de semana y festivos de 11:00 h. a 14:00 h.

(Noticia extraída del portal del Gobierno de Navarra)

BOLETINES DE NOVEDADES

MariposaHoy publicamos los boletines de novedades incorporadas al catálogo y de sumarios de revistas recibidas en la biblioteca durante el mes de abril:

Novedades abril 2016

Boletín sumarios 2016-4

RESULTADOS DEL ESTUDIO SOBRE EL VALOR DE LAS BIBLIOTECAS EN NAVARRA

El valor de las bibliotecas

El (incalculable) valor calculable de las bibliotecas.

Después de un año de trabajo, ya son públicos los resultados del Estudio de Impacto Socioeconómico de las Bibliotecas en la Comunidad Foral de Navarra. La pretensión de este estudio fue enfocar el conjunto de bibliotecas y de servicios bibliotecarios de Navarra (bibliotecas públicas, universitarias y especializadas) para dilucidar el valor que tienen las bibliotecas para la sociedad navarra. Quienes conocemos estos espacios sabemos que hacen posible la intensa vida cultural, social e intelectual propia de las sociedades con futuro. Pero, ¿cómo demostrar el valor de las bibliotecas?, ¿cómo concretar su impacto socioeconómico?, ¿cómo cuantificar lo aparentemente incalculable?

Las instituciones contemporáneas deben participar en procesos de autorreflexión, evaluación y análisis para desarrollar con mayor eficacia los objetivos que dan sentido a dichas instituciones. Así, este estudio ha instalado en las bibliotecas una serie de espejos (desde el estadístico hasta el que refleja la opinión de los ciudadanos) que ha permitido obtener una imagen realista del sistema bibliotecario navarro, con datos que hablan del positivo impacto socioeconómico de las bibliotecas en su entorno, esto es, su capacidad para proporcionar bienestar y posibilidades de desarrollo tanto cultural como social y económico.

Datos que reflejan la vida en las bibliotecas

Este estudio ofrece, por una parte, datos estadísticos que trazan un retrato cuantitativo de la realidad bibliotecaria foral. Estos datos sitúan a Navarra entre las primeras CC.AA. no solo por sus dotaciones bibliotecarias sino, sobre todo, por los índices de uso, la proporción de habitantes que acude a ellas, las visitas que atienden o los préstamos que se realizan.

Las cifras aportadas generan asombro: 287.000 usuarios inscritos, 4,3 millones de visitas (casi unas 13.000 visitas diarias), 1,2 millones de préstamos, 9,3 millones de recursos electrónicos descargados, 17,7 millones de euros de gasto, un valor anual de 61,7 millones de euros. El informe del Estudio de Impacto Socioeconómico contextualiza estas cifras, de forma que el lector pasará del asombro a la comprensión de la realidad compleja a la que aluden los datos.

Hay cifras que, por su escala humana y su capacidad sintetizadora, resultan aún más elocuentes. El índice de retorno económico (índice ROI) expresa los beneficios económicos que genera el sistema de bibliotecas en relación a sus gastos. El ROI obtenido en este estudio indica que por cada 1 € invertido al año en las bibliotecas de Navarra, estas retornan a la sociedad entre 3,49 € y 4,66 € a través de sus servicios.

Conocer estos datos y otros muchos nos permite ver qué son, qué generan y cómo se perciben los servicios bibliotecarios, y nos da pistas sobre el mundo que habitamos, un mundo en el que, por ejemplo, las mujeres suponen el 58,9% de los usuarios de las bibliotecas. Quizá por eso biblioteca sea un sustantivo femenino…

Voces que reflejan la vida en las bibliotecas

…un sustantivo que se llena de matices cuando los ciudadanos la describen con adjetivos y adverbios: “necesaria, democratizadora, fundamental, indispensable, útil, excelente”.

Este estudio recoge las voces de más de 5.200 personas residentes en Navarra que han manifestado mediante encuestas (telefónicas y electrónicas) su percepción de las bibliotecas. La biblioteca es un servicio orientado a todos los ciudadanos (al soñador y al práctico, al estudiante y al lector, al investigador y al apasionado del punto de cruz, a aquellos, a esos y a estos) y, por ello, es el ciudadano el que mejor conoce el valor que tienen las bibliotecas.

“No puedo imaginarme mi día a día sin ellas”, dice un usuario de biblioteca pública.

“La biblioteca es imprescindible para la calidad de la enseñanza e investigación, tanto para los alumnos, como para los profesores y los investigadores”, comenta un usuario de biblioteca universitaria.

“En mi caso es imprescindible para la actualización de conocimientos para mi ejercicio profesional asistencial (Sanidad) y para proyectos profesionales no asistenciales”, asegura un usuario de biblioteca especializada.

Las voces de los ciudadanos dicen que la biblioteca es un elemento fundamental para la educación, para el ocio, para la investigación, el acceso a Internet, el estudio, la formación permanente y, por supuesto, para la lectura, esa lectura que nos constituye como individuos además de incluirnos en una cultura común y compartida.

Las voces de los ciudadanos dicen que es cierto que se cumplen las múltiples funciones culturales y sociales sin las que la biblioteca perdería sentido. En estos tiempos en los que las desigualdades amenazan con provocar un naufragio planetario, los ciudadanos destacan que las bibliotecas garantizan la igualdad de oportunidades en el acceso a la información y el conocimiento. ¿No es este el gran reto?

El impacto no ha hecho más que empezar

En la página www.elvalordelasbibliotecas.es el interesado encontrará explicaciones metodológicas, estimaciones y cálculos rigurosos, datos parciales y de conjunto y conclusiones de indudable interés. Así, profundizará en el conocimiento del ecosistema bibliotecario navarro y en el inestimable impacto que este tiene en la sociedad; conocerá los beneficios que perciben los usuarios, la valoración que hacen los ciudadanos (sean usuarios o no), el valor en términos económicos y el retorno que sus servicios aportan a la economía navarra.

El Estudio de Impacto Socioeconómico de las Bibliotecas en la Comunidad Foral de Navarra, en cuya elaboración han participado instituciones públicas y privadas, bibliotecas, empresas y profesionales, no termina su andadura con la publicación de sus resultados. El estudio comienza ahora una nueva etapa en la que será leído, analizado y aplicado. Hoy, ya publicado, se convierte en una herramienta multiusos con variados “para”:

  • para repensar qué son las bibliotecas y hacia dónde deben dirigirse en el siglo XXI;
  • para dar a conocer la envergadura de las bibliotecas entre los distintos actores culturales, políticos, sociales y económicos;
  • para que el valor de las bibliotecas (ahora sí probadamente incuestionable) se conozca y se incremente;
  • para favorecer la inversión en unas instituciones que convierten cada euro en una moneda más valiosa;
  • para tomar nota de los puntos débiles y actuar en consecuencia;
  • y, sobre todo, para que todos los actores implicados trabajen más y mejor a favor de las bibliotecas, con el mapa actualizado y una brújula fiable.

Para abordar el complejo mundo de las bibliotecas necesitamos todos los lenguajes: las metáforas y los datos. El índice ROI propone el dato: “por cada 1 € invertido al año en las bibliotecas de Navarra, estas retornan a la sociedad entre 3,49 € y 4,66 €”. Un ciudadano encuestado nos regala la metáfora:”la biblioteca es como el aire, está y respiras”. En la página www.elvalordelasbibliotecas.es tienes la oportunidad de conocer esta realidad bilingüe.

Beatriz Cantero

(Bibliotecaria de Noáin e integrante del grupo de trabajo que ha elaborado este estudio)

DONACIÓN DEL FONDO FOTOGRÁFICO DOMENCH-AZPILICUETA

Donación Fondo Fotográfico Domench-AzpilicuetaEl Archivo Real y General de Navarra ha recibido en donación un valioso conjunto formado por 90.000 diapositivas de José María Domench y Luis Azpilicueta. Se trata de fotografías realizadas por ambos autores a lo largo de su carrera profesional en el mundo editorial, entre los años 1975 y 2010, y que están dedicadas a una temática muy amplia, en su mayoría con relación a Navarra, sobre localidades, arte, naturaleza, gastronomía, artesanía, folklore y festividades.

José María Domench García (Villava, 20 de julio de 1948) y Luis Azpilicueta Sola (Pamplona, 31 de agosto de 1944) iniciaron su actividad profesional en el año 1968 en la editorial Salvat. En 1989 se desvincularon de dicha editorial e iniciaron su carrera en común, fundando ese mismo año Sahats Servicios Editoriales, para la edición de libros y folletos, y en 2000 crearon Arrako Ediciones, dedicada  a la edición de guías e itinerarios turísticos.

En su carrera profesional destacan sus colaboraciones con multitud de editoriales, como Anaya Touring, Everest, El País Aguilar o Santillana. También realizaron proyectos en colaboración con los periódicos Navarra Hoy, Diario de Noticias y muy especialmente con Diario de Navarra. También son muy conocidos sus trabajos para la Caja de Ahorros de Navarra, para la editorial Etor-Ostoa y para diversas publicaciones del Gobierno de Navarra. La gran mayoría de ellas están disponibles para su consulta en la biblioteca del archivo.

El conjunto fotográfico ha pasado a constituir un nuevo fondo documental en el Archivo Real y General de Navarra, institución que lo custodiará de ahora en adelante. La donación tiene como fin contribuir a la conservación del patrimonio documental de Navarra, promover su difusión e incentivar la investigación, de manera que se procederá al tratamiento archivístico del fondo para ponerlo a disposición de todos los ciudadanos. Para ello se iniciará un proyecto de digitalización del fondo fotográfico en sus dependencias con objeto de generar copias de consulta de alta calidad.

(Más información en el apartado de Noticias del Portal de Navarra)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores