INAUGURACIÓN DEL MONOLITO DE HOMENAJE AL REINO DE NAVARRA

Dantzaris de DugunaEl pasado sábado, día 3 de diciembre, la Presidenta Uxue Barkos y las consejeras y consejeros del Gobierno de Navarra, así como las principales autoridades de la Comunidad Foral, participaron en el acto de inauguración de un monolito situado ante el Archivo Real y General de Navarra, con el que se rinde homenaje de reconocimiento al Reino de Navarra como raíz de la Navarra actual. Numerosas personas acudieron a presenciar la ceremonia, que formaba parte del programa de actos del Día de Navarra 2016.

Abrió el acto la música de la Banda de Gaiteros Txantreako Gaiteroak, que continuó con la actuación de 31 dantzaris de las cinco merindades y de la Baja Navarra y de una banda de txistularis. Tras el ondeo de la bandera de Navarra tuvo lugar la inauguración del monolito por parte de la Presidenta Uxue Barkos, que posteriormente realizó una ofrenda floral junto a la presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez, y los alcaldes de las localidades cabeceras de merindad: Pamplona, Tudela, Estella, Sangüesa y Olite. La ceremonia finalizó con la interpretación del Himno de Navarra-Marcha para la entrada del Reyno.

Monolito con AutoridadesEl diseño del monolito se debe al Servicio de Patrimonio Histórico del Departamento de Cultura, es obra del arquitecto Aitor Ramírez Rico y ha sido realizado por Canterías Jaurrieta, de Olite. Es una pieza de piedra calcarenita, similar a la piedra de la fachada del Archivo, de planta cuadrada de 60 cm. de lado, con una altura máxima en la cara posterior de 200 cm. y mínima en la cara frontal de 150 cm. El motivo central del monolito es una representación del escudo de Navarra que figura en el Libro de Armería del Reino del año 1575, custodiado en el Archivo Real y General.

También incluye un texto que dice: “En este simbólico lugar, junto a los muros del que fuera palacio de los reyes de Navarra en Pamplona, hoy Archivo Real y General que conserva la rica documentación del pasado, evocamos la historia viva de un pueblo abierto, dinámico y plural y rendimos homenaje a quienes forjaron y mantuvieron, a lo largo de los siglos, el Reino de Navarra. 3 de diciembre de 2016, Día de Navarra”, “Leku sinboliko honetan, Nafarroako Erregeek Iruñean izaten zuten jauregiko hormen ondoan, gaur Errege Artxibo Nagusia baita, non iraganeko dokumentazio aberatsa gorderik baitago, herri ireki, dinamiko eta anitz baten historia bizia ekarri nahi dugu gogora, Nafarroako Erreinua menderik mende mamitu eta bizirik atxiki zutenei omenaldi eginez. 2016ko abenduaren 3an, Nafarroaren Eguna”. Los textos figuran, asimismo, en inglés y en francés.

La colocación del monolito ante el que fue el Palacio Real de Pamplona, denominado también Palacio de San Pedro o Palacio de la Navarrería, se debe a la vinculación del edificio con los orígenes del Reino. Data de finales del reinado de Sancho VI el Sabio (1154-1194) y su edificación concuerda con la reestructuración del reino para adquirir proyección externa al introducir la nueva intitulación de Rex Navarrae frente a la anterior de Pampilonensium Rex, y con el interés por crear un centro de poder en el corazón del dominio, reforzando así la línea de consolidación de las capitales, característica de la Europa del siglo XII.

El edificio está situado en un emplazamiento estratégico, sobre la terraza asomada al río Arga donde se extendió la primera población pamplonesa, conocida durante la Edad Media como ciudad de la Navarrería. El palacio tenía una triple función: manifestación de poder, residencia del monarca y administración del reino. A lo largo de los siglos el edificio ha tenido distintos fines representativos y hoy, tras una espectacular restauración dirigida por Rafael Moneo, alberga los fondos del Archivo Real y General de Navarra.

(Noticia del Portal web del Gobierno de Navarra)

CENTENARIO DE LA MUERTE DEL ARQUITECTO FLORENCIO ANSOLEAGA

Fachada del antiguo Archivo General de NavarraCon motivo del centenario de la muerte del arquitecto Florencio Ansoleaga, el Archivo de Navarra dedicará la microexposición del mes de diciembre a recordar su figura y legado. Su nombre está vinculado al Archivo de Navarra por haber sido autor del diseño del edificio que acogió su sede durante más de un siglo de su existencia, entre 1898 y 2004, y que todavía se yergue tras los jardines del Palacio de Navarra, en la Avenida de San Ignacio.

Arquitecto provincial

El desempeño por Florencio Ansoleaga de múltiples cargos en la administración provincial, así como su participación en la vida cultural de la Navarra de fines de siglo XIX y principios del XX, ha hecho que el Archivo de Navarra conserve múltiples documentos sobre su trayectoria profesional.

En primer lugar, la microexposición muestra la notificación de su nombramiento en 1877 como arquitecto provincial por la Diputación Foral y Provincial de Navarra. A la notificación acompañaba otro documento, que también se expone, en el que se detallan las obligaciones que conllevaba el cargo de arquitecto provincial, subrayando como función más característica la redacción de los proyectos para edificios provinciales o, en su caso, de los pliegos de condiciones necesarios.

Como arquitecto provincial también le correspondía proponer las mejoras necesarias para la conservación y reforma de los edificios públicos. Como ejemplo de ello, la microexposición alberga también un interesante ejemplo de publicidad comercial del siglo XIX. Se trata de un curioso catálogo en lengua inglesa de molinos de viento elevadores de agua, que la empresa británica John Warner & Sons le remitió en 1880 en el marco de las gestiones para la propuesta de adquisición de un molino con el que elevar agua de pozo en el antiguo Hospital Civil de Pamplona, situado en la actual sede del Museo de Navarra.

Sin embargo, de todas las obras que realizó como arquitecto provincial, la más destacada fue el proyecto de Museo y Archivo Provincial, firmado en 1887 y concebido como un edificio independiente en el jardín del Palacio de Navarra.

Florencio Ansoleaga siguió en esta obra un estilo ecléctico y al mismo tiempo inspirado en la arquitectura clasicista, al que incorporó un programa iconográfico dedicado a la historia de Navarra. Dicho proyecto, del que se expone el alzado de la fachada, sería ejecutado pocos años después, con algunas modificaciones y con su destino ya reservado exclusivamente para Archivo de Navarra, institución de la que fue sede entre 1898 y 2004.

Florencio Ansoleaga

Florencio Ansoleaga y Elizondo nació en Pamplona en 1846. Siguió la estela profesional de su padre y cursó estudios de arquitectura. Fue nombrado arquitecto provincial y arquitecto diocesano. Demostró su interés por las cuestiones históricas, artísticas y arqueológicas en el seno de la Asociación Éuskara de Navarra y en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la que fue académico correspondiente desde 1877. Así mismo, ejerció la vicepresidencia de la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Navarra, desde la que promovió en 1910 la instalación de un primer museo navarro de arqueología en la sede de la antigua Cámara de Comptos.

A raíz de su nombramiento como arquitecto provincial recorrió Navarra como responsable de las obras promovidas por la Diputación. También trabajó para el Ayuntamiento de Pamplona y fue arquitecto diocesano. En este último ámbito realizó sus obras más conocidas en Pamplona, especialmente los conventos de nueva planta que construyó, como el de las Siervas de María, el de las Hermanitas de los Pobres o el colegio de las Ursulinas, la restauración de los atrios de San Nicolás y San Saturnino y las fachadas de las iglesias de San Agustín y San Lorenzo.

El 21 de diciembre de 1916 fallecía después de una vida dedicada a la arquitectura, a la restauración de edificios históricos y a la investigación.

La microexposición, de acceso libre y gratuito, permanecerá abierta durante el mes de diciembre en la galería baja del Archivo Real y General de Navarra. Los horarios de visita son:

De lunes a viernes: de 8:30 h. a 14:30 h. y de 17:00 h. a 20:00 h.

Miércoles: de 8:30 h. a 20:00 h.

Fines de semana y festivos: de 11:00 h. a 14:00 h.

(Noticia del Portal web del Gobierno de Navarra)

BOLETÍN DE NOVEDADES

Rosa con libroHoy publicamos el último boletín de novedades de la biblioteca, que recoge los títulos incorporados al catálogo durante el mes de noviembre:

Novedades Noviembre 2016

ARCHIVOS EN LA SOCIEDAD DE LA TRANSPARENCIA

21 noviembre 2016 Deja un comentario

Fachada principal AGNLos próximos días 24 y 25 de noviembre tendrá lugar en el Salón de Actos del Archivo Real y General de Navarra las primeras jornadas que organiza la Asociación de Archiveros de Navarra con la colaboración del Servicio de Archivos y Patrimonio Documental, bajo el título “La información y los archivos en la sociedad de la transparencia”.

En este encuentro, personalidades de los ámbitos de la judicatura, la magistratura, la política, la universidad y la administración de la Comunidad Foral acercarán a los asistentes las luces y las sombras, los retos y las oportunidades que la transparencia proyecta sobre la ciudadanía en un marco de modernidad en su relación con las diferentes instancias del poder: ejecutivo, legislativo y judicial.

A lo largo de dos días intervendrán María Paz Benito, jueza decana de Pamplona; Francisco Fernández Cuesta, de la Red de Transparencia y Acceso a la Información; Miguel Ángel Blanes, defensor del pueblo de la Comunidad Valenciana; Esperanza Zambrano, subdirectora general de Reclamaciones, del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno; Daniel de Ocaña, archivero jefe del Tribunal Constitucional; Guzmán Garmendia, parlamentario foral y miembro del Consejo de Transparencia de Navarra; Itziar Ayerdi, directora del Servicio de Gobierno Abierto del Gobierno de Navarra, y Severiano Fernández, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Cádiz. Una mesa redonda pondrá punto final a las jornadas.

A través de esta acción formativa se pretende debatir y analizar cuáles podrían ser las claves para regular toda la serie de cuestiones que afloran en una aproximación al derecho de acceso y deben ser abordadas al margen de sus especificidades: su naturaleza, objeto, titularidad, sujetos, límites, procedimientos, garantías o mecanismos destinados a garantizar la efectividad del derecho.

Duración:

10 horas

Precio:

90 €
Miembros Asociación Navarra de Archiveros: Gratuito
Miembros otras Asociaciones de Archiveros y Parados: 45 €

(Más información en la página de la Asociación de Archiveros de Navarra)

AUDICIÓN COMENTADA DE JESÚS GARCÍA LEOZ

21 noviembre 2016 Deja un comentario

Jesús García LeozEl Archivo Real y General de Navarra ha organizado para este miércoles, 23 de noviembre, una audición comentada con música del olitense Jesús García Leoz, prolífico compositor de música de cine. El evento, de carácter gratuito, tendrá lugar en el Salón de Actos del Archivo de Navarra (Planta Baja, calle Dos de Mayo, a las 19:00 h.).

Con el título Jesús García Leoz: música para antes y después de una guerra, se recorrerán los principales hitos biográficos del compositor a través de un formato en el que tendrá especial protagonismo la música en directo. Se interpretarán canciones para voz y piano compuestas por Jesús García Leoz entre 1934 y 1952 sobre textos de Juan Ramón Jiménez, Rafael Alberti y Antonio Machado, además de otros ejemplos de música incidental. También se podrá escuchar la Sonatina para piano y la Pieza de concierto del film El abanderado.

Este acto se enmarca dentro de las actividades programadas con relación a la exposición temporal El Rastro Documental de una Guerra. Documentos de la Guerra Civil en el Archivo de Navarra, y pretende aunar música y archivo a través de la explicación e interpretación de una selección de las partituras más emblemáticas compuestas por el maestro olitense en los años inmediatamente anteriores a la Guerra Civil y durante la posguerra, durante la que desarrolló la mayor parte de su obra.

Fondo musical García Leoz

El Archivo de Navarra custodia desde 1996 el fondo musical Jesús García Leoz, que ingresó por convenio de donación suscrito con su hijo José Luis García Leoz.

Jesús García Leoz (Olite, 1904 – Madrid, 1953) fue músico y compositor. Con diecisiete años emigró a Argentina y unos años más tarde regresó a España para cumplir el servicio militar. Se formó en Madrid con maestros como Joaquín Turina, que lo consideró su discípulo predilecto. Muy significado políticamente, durante la Guerra Civil, integró la Alianza de Intelectuales Antifascistas, pero finalizada la contienda renunció a su ideario político.

Vivió en Madrid donde alcanzó un gran prestigio como compositor, ganando en dos ocasiones el Premio Nacional de Música de España. Desarrolló durante ese periodo la mayor parte de su producción musical, componiendo numerosas partituras, entre las que destacan bandas sonoras como Bienvenido Mr. Marshal, o las compuestas para teatro lírico, música para concierto –Tríptico– o música de cámara y orquesta –Sinfonía en La bemol mayor–.

Los intérpretes

La audición musical comentada se iniciará con una conferencia impartida por Laura Celaya Álvarez, doctora en Historia por la Universidad Pública de Navarra con una tesis titulada Vida y obra de Jesús García Leoz (1904-1953), quien también es titulada superior en Acordeón por el Conservatorio Jesús Guridi de Vitoria, diplomada en Educación Musical por la Universidad Pública de Navarra y Máster en Investigación del Desarrollo de las Capacidades Musicales por la misma universidad.

La interpretación musical correrá a cargo del pianista Rinaldo Zhok, natural de Trieste (Italia), diplomado en el Conservatorio “Giuseppe Tartini” de Trieste, en la cátedra de Clara Lenuzza, y con formación en la Accademia Nazionale di Santa Cecilia en Roma,

Por su parte, de la parte vocal se ocupará Raquel Fernández Razquin, soprano natural de Pamplona (Navarra), graduada en Pedagogía y especialista en rehabilitación y perfeccionamiento de la voz profesional hablada y cantada en el Instituto de las Ciencias del Hombre y Universidad de Alcalá.

(Agenda Cultural del Gobierno de Navarra)

TALLERES SOBRE FUENTES DOCUMENTALES PARA EL ESTUDIO DE LA GUERRA CIVIL

El rastro documental de una guerra: documentos de la Guerra Civil en el Archivo de NavarraEl Archivo Real y General de Navarra inicia este miércoles, 9 de noviembre, el primero de dos talleres organizados para dar a todas las personas interesadas la oportunidad de acceder directamente a las fuentes originales de conocimiento de la Guerra Civil en Navarra. En ellos se ubicará estos documentos en su contexto histórico y se explicará la importancia que poseen para la investigación histórica y para desentrañar los hechos ocurridos durante dicho conflicto. La segunda de las sesiones tendrá lugar el siguiente miércoles, 16 de noviembre. Ambos talleres tendrán una duración aproximada de una hora y se celebrarán en el Archivo de Navarra, a las 17:00 h. La entrada es gratuita hasta completar el aforo, previa inscripción en el teléfono 848 42 46 67.

Esta propuesta se enmarca dentro del ciclo de actividades programadas con relación a la exposición temporal “El Rastro Documental de una Guerra. Documentos sobre la Guerra Civil en el Archivo de Navarra”, que se exhibe actualmente en el Archivo. Una exposición organizada precisamente para dar a conocer a la ciudadanía nuevos documentos sobre dicho período que han sido objeto de tratamiento archivístico.

Con objeto de otorgar mayor protagonismo a los documentos originales de la Guerra Civil, se han preparado estas dos sesiones que impartirán archiveros especialistas en la época. Para ello se han seleccionado los dos conjuntos documentales más significativos para el conocimiento de la Guerra Civil de cuantos se custodian en el Archivo de Navarra, como son la documentación administrativa y la documentación judicial. El primero de los talleres, con el título “La documentación administrativa sobre la Guerra Civil en el Archivo de Navarra”, correrá a cargo de Diego Val Arnedo, técnico superior de archivos del Archivo Real y General de Navarra. La segunda sesión lleva por título “La documentación judicial sobre la Guerra Civil en el Archivo de Navarra”, y está prevista para el miércoles 16 de noviembre, a cargo de Iñaki Montoya Ortigosa, director del Archivo General de la Universidad Pública de Navarra.

Muchos de los documentos que serán presentados en los talleres forman parte de series documentales que también figuran en algunas de las vitrinas de la exposición sobre la Guerra Civil. Algunos de ellos, además, debido a su importancia, han sido recientemente publicados en el buscador web Archivo Abierto, desde donde pueden consultarse libremente y, en su caso, descargarse. Concretamente, las series documentales que han sido publicadas en Internet son las fichas de combatientes navarros en la Guerra Civil por el Bando Sublevado y las sentencias del Tribunal Regional de Responsabilidades Políticas de Navarra.

Exposición con documentos sobre la Guerra Civil en Navarra

Continúa abierta la exposición “El Rastro Documental de una Guerra. Documentos sobre la Guerra Civil en el Archivo de Navarra” de acceso libre y gratuito, en la Sala de Exposiciones del Archivo Real y General de Navarra hasta el 8 de enero de 2017. El horario de visita es de lunes a viernes de 10:00 h. a 14:00 h. y de 17:00 h. a 20:00 h., y los fines de semana y festivos de 11:00 h. a 14:00 h.

Además, todos los sábados y domingos, a las 12:00 h., se realizan visitas guiadas de carácter gratuito, en castellano y en euskera, para las cuáles resulta imprescindible reservar plaza en el teléfono 848 42 46 67.

(Noticia del Portal web del Gobierno de Navarra)

180º ANIVERSARIO DEL ARCHIVO DE NAVARRA

Archivo Real y General de NavarraEl Archivo de Navarra cumple 180 años desde su nacimiento en 1836. Un aniversario que ha querido recordar dedicando a dicha efeméride su microexposición del mes de noviembre. El centro exhibirá para ello varios documentos relacionados con esos 180 años de historia.

Archivo de la Diputación Provincial: un archivo de archivos

El origen del Archivo de Navarra se sitúa en 1836, en el contexto de la Primera Guerra Carlista y del restablecimiento de la Constitución de Cádiz. Su nacimiento fue consecuencia directa de la supresión de las instituciones de gobierno y administración del reino de Navarra. Se creó como archivo de la recién creada Diputación Provincial, pero con una nota distintiva: con objeto de salvaguardar los importantes documentos conservados de la historia de Navarra, distintas disposiciones pusieron al archivo de la Cámara de Comptos bajo la custodia de la Diputación Provincial. A esto se suma que la Diputación ya conservaba el archivo de las antiguas Cortes y Diputación del Reino y que el archivo de la extinguida Cámara de Comptos contenía el primitivo archivo real de la monarquía navarra. En esa reunión de archivos se encuentra por tanto el origen del Archivo de Navarra. Precisamente esa condición de “archivo de archivos” que posee justifica las distintas denominaciones que ha recibido la institución durante toda su trayectoria. Desde “Archivo de Comptos”, como se le denominaba en alusión al fondo custodiado más significativo, a las de “Archivo Provincial” o “Archivo de Navarra” o la más conocida y popularizada de “Archivo General de Navarra”. Hoy su nombre oficial es “Archivo Real y General de Navarra”, denominación que hunde sus raíces en el primer tercio del siglo XX y que recoge con mayor propiedad que el resto el carácter dual y variado de los fondos custodiados.

La microexposición que ahora se inaugura se abre con el acta del pleno de la Diputación Provincial correspondiente a la sesión del 23 de diciembre de 1836, acta en la que se recoge que dos diputados de la corporación daban cuenta de haber recibido de manos de Miguel José de Borda, ministro jubilado de la extinguida Cámara de Comptos, las llaves del archivo de la suprimida institución.

180 años de crecimiento

Durante estos 180 años de historia, el Archivo de Navarra no ha parado de crecer en todos ámbitos que le caracterizan. Desde el punto de vista de los fondos documentales custodiados, estos se han incrementado desde los dos fondos iniciales –los ya mencionados del Reino y Comptos– a los 450 fondos y colecciones que custodia actualmente. Fondos que son de carácter administrativo, judicial, notarial, eclesiástico, personal y familiar, entre otros. Las tipologías documentales también son muy amplias, como ocurre con los pergaminos más antiguos, la documentación en papel o los ejemplares de carácter figurativo y fotográfico de las centurias más recientes.

El cambio más reconocible en estos 180 años seguramente sea la modernización de sus instalaciones. Pocos años después de su nacimiento la Diputación Provincial se instaló en el Palacio de Navarra que había sido terminado en 1851, donde el Archivo de Navarra ocupó estancias en la segunda planta del edificio. Sin embargo, en unas décadas se hizo patente la necesidad de habilitarle una nueva sede. Por ese motivo, se encargó al arquitecto Florencio Ansoleaga un primer proyecto de edificio que redactó en 1887 y al que corresponde el alzado de la fachada que integra también la microexposición.

Dicho proyecto, con algunas modificaciones, se acabaría materializando en la construcción del edificio de los jardines del Palacio de Navarra, que albergó la sede del Archivo durante más de un siglo, desde 1898 hasta 2004. En esta última fecha, como es sabido, el Archivo de Navarra se trasladó a su actual sede en el Palacio Real de Pamplona, una vez Rafael Moneo hubo finalizado la profunda y acertada rehabilitación del edificio.

Una renovada carta de servicios

La transformación también ha sido muy acusada en lo relativo a los servicios ofrecidos. El Archivo de Navarra no se abrió a la consulta pública hasta el año 1881, todavía con unas condiciones de acceso muy restrictivas. Las novedades más sustanciales en cuanto a los servicios técnicos se produjeron a mediados del siglo XX con José Ramón Castro, durante cuya dirección se habilitó una nueva Sala de Consulta en el antiguo archivo y se abrieron un laboratorio de restauración y un laboratorio de fotografía, servicios pioneros en su época y que todavía hoy siguen marcando la actividad del centro, si bien hoy en unas condiciones sustancialmente mejoradas.

Una de las señales más precisas para conocer el impacto del Archivo de Navarra entre la comunidad científica y el conjunto de la sociedad ha sido el incremento del número de investigadores y estudiosos. El hecho de custodiar fondos tan valiosos como el de la Cámara de Comptos hizo que el Archivo de Navarra atrajera desde muy pronto el interés de investigadores tanto nacionales como extranjeros. Como ejemplo, en la microexposición se exhibe una petición de 1886 formulada por el agente consular francés en Pamplona en la que se solicita autorización para que un alumno de la célebre École Nationale des Chartes de París pudiera consultar el Archivo.

Este interés investigador creció sustancialmente en décadas posteriores. Así lo atestiguan los datos contenidos en otro documento presente en la muestra, una estadística del mes de enero de 1949 que recoge 65 visitantes y refleja cómo los libros de fuegos medievales fueron el conjunto documental más consultado en dicho mes.

El Archivo en la actualidad

En la actualidad acuden una media de 550 investigadores mensuales a la sala de consulta y biblioteca. Estas cifras, que no paran de incrementarse año a año, revelan el interés creciente de los ciudadanos por el conocimiento de su historia, principalmente local y familiar.

Con objeto de mejorar la consulta y las facilidades de acceso, el pasado mes de septiembre el Archivo de Navarra amplió el horario de apertura de la Sala de consulta a las tardes de los miércoles. De este modo, en la actualidad los horarios de acceso son: lunes, martes, jueves y viernes de 8:30 a 14:30 y los miércoles de 8:30 a 18:00 h. La Biblioteca y Hemeroteca mantienen el horario de lunes a viernes, de 8:30 a 14:30 h. Precisamente el número de investigadores y de documentos consultados, tanto presencialmente como a través de la aplicación web Archivo Abierto, están batiendo récords y suponen para el Archivo de Navarra el principal motivo de orgullo.

La microexposición, de acceso libre y gratuito, permanecerá abierta durante el mes de noviembre en la galería baja del Archivo Real y General de Navarra. Los horarios de visita son:

De lunes a viernes: de 8:30 h. a 14:30 h. y de 17:00 h. a 20:00 h.

Miércoles: de 8:30 h. a 20:00 h.

Fines de semana y festivos: de 11:00 h. a 14:00 h.

(Noticia del Portal Web del Gobierno de Navarra)