BOLETINES DE NOVEDADES

BoletinesHoy publicamos los boletines de novedades correspondientes al mes de enero. Esperamos que os sean de utilidad.

Novedades enero 2016

Boletín sumarios 2016-1

EN FEBRERO, EL LIBRO DE FUEGOS

Libros de Fuegos de Navarra de 1366 y 1428

Libros de Fuegos de Navarra de 1366 y 1428

En la Cuenqua de Pomplona: Elcart, Oteyça, Aynazcar, Bayllarin, Berrio de Suso, Ayçoain, Berrio de la Plana, Sanssoaynn …” Así hasta 887 núcleos de población de las merindades de Pamplona, Sangüesa, Estella y Tudela, con la relación completa de nombres de los cabezas de familia de cada uno de los hogares censados del reino. Estos datos proceden de uno de los documentos más singulares que custodia el Archivo de Navarra: el Libro de Fuegos de 1366, una fuente demográfica de primer orden para conocer el número concreto de hogares existentes en el reino de Navarra en plena Edad Media, y que fue elaborado hace exactamente 650 años. En coincidencia con dicha efeméride, el Archivo de Navarra ha querido dedicar la segunda de sus microxposiciones a dar a conocer tan excepcional pieza.

Los libros de fuegos son compilaciones de listados de hogares de un territorio determinado. En realidad fueron confeccionados para servir de instrumento de recaudación fiscal, dado que el hogar, entendido como unidad familiar e identificado por su cabeza de familia, constituía la base de la imposición tributaria directa. Pese a este carácter originariamente fiscal, los libros de fuegos proporcionan hoy en día una abundante información con relación a la demografía, la onomástica, la estructura socioeconómica o en incluso la genealogía de la población del territorio al que se refieren, lo que los convierte en fuentes históricas de primer orden.

De entre los distintos libros de fuegos conservados en el Archivo de Navarra, el confeccionado en 1366 ocupa un lugar especial tanto por haberse conservado casi completo, como por su temprana fecha de elaboración, de la que este año se cumple el 650 aniversario.

Fue Carlos II de Navarra quien ordenó su elaboración, una decisión que se enmarca en las dificultades políticas y financieras vividas por este monarca a consecuencia de la derrota sufrida en sus ambiciones políticas al trono francés, así como de su consiguiente involucramiento en la guerra civil castellana entre Pedro I y Enrique II de Trastámara. Estas dificultades llevaron a Carlos II a solicitar y obtener de los Estados del Reino la aprobación de un impuesto extraordinario o ayuda de 40.000 florines, que debían pagar sus súbditos a razón de 2 florines y medio por cada fuego u hogar existente en el reino.

Gracias al Cartulario de Carlos II conservado en el Archivo de Navarra conocemos que, a efectos de llevar a cabo con garantías y efectividad la recaudación de los 40.000 florines, el 3 de abril de 1366 se cursaron varias órdenes a distintos oficiales reales a fin de que se elaborasen relaciones de todos los fuegos del reino. Los diferentes listados preparados de acuerdo a dichas órdenes dieron origen al Libro de Fuegos que, en esta oportunidad, y junto al mencionado Cartulario de Carlos II, se expone al público.

El Libro de Fuegos de 1366 es un códice manuscrito en papel, con escritura gótica cursiva, que contiene los fuegos u hogares de todo el reino, a excepción de las tierras de Ultrapuertos, agrupados en las cuatro merindades por entonces existentes: Pamplona, Sangüesa, Estella y Tudela. Aunque la tasa asignada a cada fuego fue de dos florines y medio, la población se dividió en cuatro grados, de manera que se pagaron cuatro, tres, dos o un florín.

No sería hasta más de medio siglo después, el bienio 1427-1428, cuando la Corona vio de nuevo la necesidad de realizar otro recuento de fuegos. En este caso, y a diferencia de 1366, la elaboración fue más exhaustiva y se confeccionó un libro de fuegos para cada merindad, aunque en este caso, desgraciadamente sólo han llegado hasta nuestros días los correspondientes a las merindades de Estella, Pamplona y Sangüesa.

Duración de la exposición:

25 de enero – 28 de febrero

Horario de visita:

Lunes a viernes, de 8:30 h. a 14:30 h.

Fines de semana y festivos, de 11:00 h. a 14:00 h.

 

EL ARCHIVO DE NAVARRA COMPLETA SU CARTOGRAFÍA HISTÓRICA ON LINE

Cartografía AGN Salón del Trono del Palacio de Navarra2

Salón del Trono del Palacio de Navarra. Lado norte, techo y entarimando.

El Archivo Real y General de Navarra ha publicado en el buscador web “Archivo Abierto” del portal institucional del Gobierno de Navarra (www.archivoabierto.navarra.es) nuevos ejemplares de su colección de cartografía histórica de Navarra. En concreto, a lo largo de este último año se han incorporado 30 nuevos ejemplares, de manera que la colección pasa a estar integrada por un total de 740 documentos figurativos.

La colección de cartografía histórica del Archivo de Navarra es una de las más importantes en su género y está formada por documentos manuscritos e impresos datados entre los siglos XVI y XX. En concreto, los ejemplares ahora incorporados proceden de antiguos expedientes y escrituras entre cuyas hojas se escondían ocultos y en cuya identificación ha sido imprescindible la colaboración de los investigadores del Archivo. Estos documentos, gracias a su originalidad y carácter único, constituyen un testimonio excepcional para el estudio de múltiples aspectos de la historia de Navarra y en particular de la historia local, dado que permiten conocer con sumo detalle la plasmación gráfica de inmuebles, fincas o caminos en muchos casos hoy desaparecidos.

Artillería, transporte y obras

Del conjunto ahora incorporado destacan varios diseños procedentes del fondo Regimiento de Artillería de Pamplona, datados en los siglos XVIII y XIX, durante el último período de actividad de la Real Fábrica de Municiones de Orbaizeta: se trata de dibujos y grabados de artillería, cañones y cureñas, así como planos de la propias instalaciones de la Fábrica de Armas.

Otra parte importante de los nuevos ejemplares procede del fondo Diputación Foral y Provincial de Navarra, donde estaban asociados generalmente a expedientes de obras. Uno de estos casos es el proyecto de tranvía para el servicio de estaciones y mercados de la ciudad de Pamplona, datado en 1884, del que se han conservado los planos del trazado de la vía, los perfiles del recorrido y detalles de la vía y vagones. Se trataba de un tranvía de tracción animal, aunque el proyecto luego fue modificado para incorporar primero el vapor y luego la electricidad, aunque finalmente no se llevó a cabo.

Otros documentos procedentes del mismo fondo son los diseños del Salón del Trono del Palacio de Navarra, realizados en 1861 por los hermanos Aniceto y Casildo Lagarde, bajo diseño del arquitecto Maximiano Hijón, y que reflejan con absoluta minuciosidad los detalles de las paredes, techo y entarimado del salón de actos públicos del edificio más emblemático de Navarra.

Colección abierta y accesible

Todos los ejemplares que integran la colección de documentos figurativos del Archivo Real y General de Navarra han sido descritos, restaurados y digitalizados para ponerlos a disposición de todos los interesados. Su publicación en el buscador web Archivo Abierto www.archivoabierto.navarra.es permite la consulta directa de las descripciones así como la visualización de todas las imágenes, con el objetivo de acercar los fondos documentales del Archivo a los ciudadanos.

MICROEXPOSICIONES EN EL ARCHIVO

Microexposición convenio económicoEl Archivo Real y General de Navarra finaliza el año 2015 con el inicio de una nueva actividad divulgativa, las microexposiciones. Se trata de exposiciones de pequeño formato y duración que se desarrollarán en la galería de la planta baja del Archivo. Hasta el momento, el Archivo de Navarra ha venido organizando importantes exposiciones temporales, de acceso libre y gratuito, que seguirán celebrándose en la sala habitual. Pero, desde ahora, junto a ellas convivirán estas nuevas microexposiciones, cuya finalidad es habilitar un segundo espacio expositivo, la galería de la planta baja, que permita dar a conocer aspectos puntuales relacionados con la actualidad informativa o histórica de Navarra.

En enero, el Convenio Económico

La primera de estas microexposiciones conmemora el 25º Aniversario del Convenio Económico entre el Estado y la Comunidad Foral de Navarra. Como es sabido, el Convenio Económico es el acuerdo entre la administración de la Comunidad Foral de Navarra y la central para establecer, de una parte, la aportación al sostenimiento de las cargas generales del Estado, y de otra para armonizar el régimen fiscal privativo navarro con el general de España. Su contenido es inalterable por las partes y sólo puede ser modificado por acuerdo.

El actual Convenio Económico se aprobó por Ley 28/1990 de 26 de diciembre de 1990. Aprovechando esta circunstancia, el Archivo Real y General de Navarra recordará el peculiar y singular régimen de la Comunidad Foral de Navarra en el conjunto del sistema autonómico, y concretamente su fundamento histórico. Para ello mostrará los principales hitos en la evolución histórica del Convenio Económico, desde la Ley Paccionada de 1841 hasta los convenios aprobados a lo largo del siglo XX, incluido el actualmente vigente.

Evolución histórica del Convenio Económico

El origen del Convenio Económico se encuentra en Ley de Modificación de Fueros de 1841, conocida como Ley Paccionada. En ella se establecieron distintas disposiciones que conforman el germen material del Convenio: las aduanas se trasladaron a los Pirineos, el gobierno central pasó a controlar la venta de tabaco, la libertad de comercio de sal quedó abolida para establecer estanco, que se cedió a Navarra, y se estableció la exención de uso de papel sellado y el estanco para pólvora y azufre. La contribución directa se cifró en 1.800.000 reales de vellón, menos 300.000 por gastos de recaudación y quiebra que se encomendaba a la Diputación, más una contribución variable por culto y clero.

A partir de entonces, el donativo foral adquirió carácter obligatorio y de cálculo objetivo. Sin embargo, el reconocimiento de las competencias de Navarra y del carácter pactado de la aportación fue paulatino por parte del poder central. El principal escollo se produjo en el último tercio del siglo XIX, tras el final de la segunda Guerra Carlista, con la ofensiva antiforal del gobierno de Antonio Cánovas del Castillo, que intentó que Navarra contribuyera a las cargas públicas igual que el resto de las provincias españolas. La Diputación Foral y Provincial de Navarra, opuesta a ello, tuvo que ceder a la revisión de la aportación, en el denominado Convenio de Tejada-Valdosera de 1877. Entonces la aportación se fijó en 8.000.000 de reales, es decir, 2.000.000 de pesetas, unificando todas las contribuciones, la directa y la variable. Esta revisión no modificó los planes centralistas: los presupuestos del estado de 1893 volvieron a intentar establecer la uniformidad fiscal. El proyecto gubernamental provocó una fuerte reacción institucional y popular en Navarra, movimiento conocido como la Gamazada. Finalmente no se llevó a cabo la pretensión del gobierno de España.

Después de cincuenta años sin modificaciones, en 1927 se aprobó un nuevo Convenio Económico, que fue decisivo en el reconocimiento del régimen foral en cuanto a la autonomía tributaria, a la bilateralidad de sus relaciones con el Estado y a la consolidación de la institución. La aportación pasó a 6.000.000 de pesetas, y se establecieron normas armonizadoras con el régimen fiscal estatal en varias figuras impositivas. Se puede decir que es el primer Convenio Económico con las características que lo definen actualmente.

En 1941, la situación creada por la Guerra Civil y la reforma tributaria de Larraz de 1940, obligaron a armonizar la normativa fiscal e incrementar la aportación a 21.000.000 de pesetas.

La posterior adaptación del Convenio se produjo con el Decreto Ley 16/1969, que reforzó el régimen privativo foral, adaptándolo a las reformas fiscales de 1957 y 1964. Introdujo la novedad de cambiar la cuantía única de la aportación económica para establecer otra variable, integrada por un cupo fijo de 230 millones de pesetas y conceptos actualizables: una compensación por la atribución a la Diputación de los rendimientos del Impuesto General sobre el Tráfico de las Empresas, Impuesto de Lujo y Especiales, y una compensación por la desgravación fiscal a las exportaciones que realizaba el Estado a empresas establecidas y que tributaran en Navarra.

Por último, el Convenio actualmente vigente se aprobó el 26 de diciembre de 1990 mediante la Ley 28/1990, consecuencia de varios factores como la aplicación del artículo 45 de la LORAFNA, en consonancia con la Constitución Española que ampara y respeta los derechos históricos de Navarra, y la necesaria armonización con las reformas fiscales españolas. Este convenio ha sido objeto de modificaciones en 1998, 2003, 2007 y 2011.

Duración de la exposición:

23 de diciembre de 2015 – 23 de enero de 2016

Horario de visita:

Lunes a viernes, de 8:30 h. a 14:30 h.

Fines de semana y festivos, de 11:00 h. a 14:00 h.

LOS NÚMEROS DE 2015

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney tiene un aforo de 2.700 plazas. Este blog ha sido visto cerca de 11.000 veces en 2015. Si fuera un concierto en la Sydney Opera House, se necesitarían alrededor de 4 representaciones con entradas agotadas para que todos asistieran.

¡Muchísimas gracias a todos los que lo habéis hecho posible!

Haz click para ver el informe completo.

 

BOLETINES DE NOVEDADES

23 diciembre 2015 Deja un comentario

Paisaje nevadoTerminamos el año con la publicación de los últimos boletines de la biblioteca, los correspondientes a diciembre. Con ellos nos despedimos hasta el 2016.

Novedades diciembre 2015

Boletín sumarios 2015-11

¡FELIZ NAVIDAD! EGU BERRI ON!

23 diciembre 2015 Deja un comentario

Arbol navideño 2015_1¡De nuevo ha llegado la Navidad a la biblioteca! Hemos montado nuestro ya tradicional árbol bibliográfico y aprovechamos esta circunstancia para felicitar las fiestas, tanto a nuestros compañeros y compañeras de trabajo, como a cuantas personas hacen uso de nuestro servicio. Agradecemos a todos ellos su colaboración y asistencia, sin las cuales nos sería imposible crecer año tras año. Queremos dar las gracias especialmente a quienes nos regalan sus publicaciones de manera desinteresada, contribuyendo a enriquecer nuestra colección. ¡Muchas gracias a todos!

Aprovechamos la ocasión para recordar a todo aquél que tenga pensado visitarnos durante estas fechas, que los días 24 y 31 de diciembre el archivo reduce el horario de atención al público y se adelanta la hora de cierre a las 12:45 h.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 92 seguidores